Domingo, 23 de mayo de 2010

Portigal 'Nunca es buena la crispaci?n'

Con la salvación conseguida y la temporada acabada llega la hora de los análisis. Y Miguel Ángel Portugal hizo el suyo para EL DIARIO MONTAÑÉS. Desde el balance general de la campaña pasada, al diseño de la próxima, pasando por un repaso a algunos de los componentes de la plantilla. Todos los aspectos fueron repasados por el técnico, que el próximo año estará de nuevo al frente del equipo santanderino.

-Llegaste al Racing con un equipo ya hecho y ese tipo de comienzos nunca son fáciles, sin tener lo que quizá hubieras elegido al principio de la temporada.

-Cuando llegas a un equipo aceptas la planificación que se haya hecho porque de lo contrario no llegarías. Lo que se ha hecho lo das por bueno, aunque eso no quiere decir que esas sean tus ideas. Cuando con el análisis de donde vas, como el que se ha hecho, ves que tienes posibilidades de sacar adelante el tema, te decides. Pero lo ideal es comenzar una temporada con una planificación acorde a tus ideas.

-¿Influyó el hecho de que ya estuvieras aquí para haber vuelto?

-El conocimiento del entorno al que iba a venir fue para mi algo definitivo. Había bastante gente de la que yo había entrenado, había bastante gente con la que había trabajado y el conocer el entorno siempre hace todo más fácil que cuando vas a un sitio que ya ha empezado la temporada, que ya tiene una planificación y no conoces a nadie. Fue decisivo que yo conociera el entorno de mi etapa anterior.

-Me gustaría que hicieras una valoración general de la temporada.

-Creo que al final, cuando se hace la planificación, se piensa en la permanencia como primer objetivo y se ha conseguido, aunque de la manera en que se ha conseguido. Desde mi llegada hay tres etapas bastante claras. La primera bastante buena, tanto en Liga como en Copa. Una segunda etapa que es bastante mala, que es el mes de febrero, en el que no ganamos a nadie, quizá como consecuencia de los momentos eufóricos que vivimos en la Copa. Pasó algo que no es raro que ocurra en equipos pequeños. Y una tercera etapa que es la del final, cuando nos vemos con una plantilla de la que por desgracia se caen jugadores importantes y nos metemos en una dificultad que teníamos que saber solventar y gracias a Dios se pudo solventar en el último partido.

-Ha habido muchas críticas, tanto de los medios de comunicación como del público, y ese no es un ambiente nada cómodo para trabajar. ¿Cómo lo has llevado?

-Cuando llegué la primera vez también sufrí algo parecido y las experiencias te sirven para saber cómo actuar. Te tienes que abstraer de todo, dedicarte a tu trabajo, saber que tienes que cumplir un objetivo y dedicarte a ello. Una vez que consigues el objetivo, quedarte satisfecho y nada más. Si te crispas y entras en otras situaciones o en otros discursos creo que te lleva a la inquietud y al nerviosismo y eso para los entrenadores no es bueno.

-¿Te encuentras con ánimos para afrontar una nueva temporada?

-Ahora los ánimos están mucho mejor porque estoy más tranquilo y ahora la planificación... como diría el otro, si te equivocas con una planificación, que sea con la tuya. Eso es lo que te anima y más ilusionado me tiene. Vamos a hacer una planificación con mis ideas, no quiere decir que la otra fuera ni buena ni mala, sólo diferente. Ahora quiero que la planificación sea acorde a lo que quiero que sea el equipo.

-Por lo que dices, se va a contar con tu opinión. Vas a ser pieza fundamental en los fichajes, en las altas, en las bajas...

-He hablado con el presidente y todo está claro. Vamos a desarrollar lo que queremos que sea el equipo para el año que viene y a ver si tenemos la fortuna de poder hacerlo, porque a veces conseguir lo que se quiere no es fácil, pero vamos a ver. Creo que el próximo año podremos hacer una buena campaña con unas ideas que son, por ejemplo, buscar que en nuestra casa, que ha sido nuestro hándicap este año, seamos fueres y que sea difícil que nos ganen, que no pase lo de este año, que parecía que todos los equipos venían a sacar tajada. Hay que conseguir que venir aquí sea muy difícil para todos los equipos.

-¿Sabes la razón por la que la temporada ha sido tan mala en casa?

-La verdad es que quizá está en el diseño de la propia plantilla. En algunos casos, las plantillas están más diseñadas para jugar a la contra que para jugar con la creación y la elaboración del juego. Los equipos de nuestro nivel, en casa, cuando quieres elaborar, porque el público así lo demanda, no hemos tenido las piezas necesarias para elaborar ese tipo de juego y, sin embargo, eres mucho más hábil cuando juegas a la contra, con más espacios. Esa puede ser una de las causas. Otra puede ser que no se empezó bien y cuando es así, cuesta mucho rectificar y cada vez que pasa un partido y no ganas, es una losa que se te pone encima y es muy difícil quitarla. Cualquier contratiempo te cae encima como un muro... y nos ha pasado. Aquí, cualquier contratiempo hacía que nos viéramos impotentes, incapaces de remontar, y eso que hemos sido de los equipos que más veces hemos remontado... pero casi todo fuera de casa.

-¿Qué te parece el fenómeno Canales?

-Lo que tenía claro es que Canales nos iba a aportar calidad. Yo conocía al jugador y sabía que su frescura y su calidad nos podía venir muy bien. Lo que sí nos ha sorprendido a todos ha sido el 'boom' que ha habido en torno a Sergio. El chaval ha estado fenomenal, porque ha sabido resolverlo de una manera positiva siempre, pese a todo lo que puede suponer para un chaval de 18 años. Ha sido inteligente, muy natural, y lo ha absorbido todo. Sobre su fichaje por el Real Madrid... es un jugador que tiene talento, que tiene esa capacidad de embelesar de su juego, lo que no sé es si en el Madrid, a pesar de su juventud, le podrá pasar algo parecido a lo que le ocurrió aquí con nosotros.

-En algunos partidos, Canales, quizá por guión del equipo, ha tenido que jugar en la izquierda.

-La ubicación de Sergio casi siempre te lleva a desplazar a un delantero y si quieres jugar con dos arriba le tienes que escorar a la izquierda, pero no como jugador de banda, sino para que parta desde la banda para buscar la media punta. Sólo es un punto de partida. Y las veces que ha estado ahí no lo ha hecho mal, aunque creo que donde más cómodo está es como segundo delantero o como media punta. Pero a veces los guiones de los partidos te llevan a hacer eso y la verdad es que no lo ha hecho mal.

-Este año me han llamado la atención los cambios en la portería entre Toño y Coltorti.

-Son muy buenos porteros y la portería está muy bien guardada, incluso cuando ha jugado Mario Fernández también ha estado bien y por eso va a estar con nosotros como tercer portero. Ojalá en todos los puestos tuviéramos los problemas que tenemos en la portería. Han estado muy bien y a ver si en las demás líneas nos pasa igual.

-La cantera. ¿Haces un seguimiento personal de la cantera o te pasan informes? Van a subir algunos jugadores, lo que parece indicar que se cuenta con ella.

-Aquí, por historia, la cantera ha tenido una relevancia muy grande y nosotros vamos a seguir con ella. Me gusta estar en contacto con los jugadores de la cantera, porque quiero que no se sientan muy lejanos del primer equipo, que no vean mucha distancia. De hecho trato de acortar esa distancia y que se sientan un poco con nosotros. Por ejemplo, todo los meses solemos hacer un partido los lunes en el que la gente que no ha participado en el partido del domingo se enfrenta a una selección de jóvenes y vamos así introduciendo a todos a lo que es la competición con al elite, para que se vean cercanos. Queremos que se vean cercanos. A la gente que lleva la base también les conozco de la etapa anterior.

-¿Qué puestos necesita reforzar para la temporada que viene?

-Habrá que reforzar todas las líneas, porque es que nos quedan muy pocos futbolistas. Tenemos 13 o 14 jugadores ahora mismo. La defensa, en la que vamos a ver qué pasa con Henrique. La media. Los exteriores, porque Serrano hasta el mes de noviembre o diciembre posiblemente no pueda estar. Y arriba me gustaría tener dos jugadores más.

-¿Algún organizador para el centro del campo?

-Sí. Alguien con un sentido táctico y de la organización que sume más, que sea un refuerzo de verdad, que los demás puedan competir con él y que él tenga ese carácter que siempre se exige en un equipo como el Racing.

-Antes se valoraba más tener un once fijo, pero ahora se da más importancia a la competencia.

-Es importante que haya competencia, porque si no la hay y hay ausencias, es mucho más difícil competir. Hay dos competencias que debe asumir el jugador. Competir para ganarse el puesto y competir para ganar. Y hay que buscar ese tipo de jugador que compita con sus compañeros para ganarse un puesto y que compita con el rival.

-¿Llegaste a pensar en algún momento que el equipo podría acabar en Segunda o eso lo tuviste siempre un poco lejano?

-No. Pensé que íbamos a lograr la permanencia cuando logramos los 35 puntos contra el Espanyol. En ese momento, dije ya está, lo tenemos ahí, vamos a conseguirlo faltando tres o cuatro jornadas. Pero claro, cada vez que pasaba una de ellas y no lo conseguíamos, teníamos oportunidad de lograrlo y no lo hacíamos, y veíamos pasar esa oportunidad... y llegaba la próxima y tampoco. En ese momento el equipo si pudo sentirse agobiado y quizá estaba un poco más nervioso de lo que había estado durante toda la temporada. Lo que sí sabía es que teníamos gente que en los momentos difíciles podía responder, y lo hicieron.

-¿Dónde te sientes más cómodo, en el banquillo o en la dirección deportiva?

-Más cómodo en la dirección deportiva, pero me gusta más entrenar. Planificar, entrenar, programar, hablar con el jugador, dialogar, hacer crecer a un equipo, que coja un estilo de juego... eso es muy bonito, aunque también tiene que cuando no lo logras te llevas tus decepciones, pero la recompensa es alta cuando se logran los objetivos y a veces vale la pena estar ahí. Sabes que cuando llegas, por ejemplo, al Racing, vas a ganar 12 partidos al año y el resto van a ser disgustos y para eso debes estar preparado y para eso nos preparamos.

-¿Tienes fecha de caducidad como entrenador?

-Ese momento irá llegando. Pasó como futbolista y como entrenador pasará algo parecido. No puedo decir cuándo, porque todavía no ha llegado ese momento, pero pasará.

-Pero por el momento no tiene planes o plazos.

-El factor motivación influye mucho en todas esas direcciones. Cuando eres jugador lo vas dejando porque llegas a una etapa en la que ya no estás motivado para seguir en el fútbol de elite porque ya no te responde tu físico. Y si nos ha llegado como jugadores creo que sabremos discernir cuando nos llegue el momento como entrenador.

-¿Cómo intentas motivar al jugador? ¿Cómo intentas que lleguen al cien por cien a los partidos?

-Normalmente solemos hacer mucha motivación en base a lo bueno que se haya hecho en los partidos que han pasado, corregimos errores, pero también hacemos mucho hincapié en aquello que se ha hecho bien para que tengan la motivación necesaria. Antes de los partidos estudias detenidamente al rival, lo enfocas, y luego vuelves a lo que tienes que hacer. Me gusta, antes de salir al campo, dar una charla de diez o quince minutos para recordar lo que tenemos que hacer y reavivar el espíritu, la motivación... lo que buscamos siempre en el jugador. Las cosas típicas que se dicen, lo de la garra, la lucha, nuestras armas... eso es lo que al jugador antes de saltar más le llega. Me gusta ver a los jugadores en el vestuario concentrados, metidos en lo que van a hacer, no charlando u otras cosas. Me gusta que estén visualizando el partido antes de jugarlo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 12:18 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario