Mi?rcoles, 19 de mayo de 2010

El Racing no aprueba

El mal juego, la pésima trayectoria en El Sardinero, los excesivos problemas que al final ha pasado para salvar la categoría y el bajo rendimiento de algunos de sus fichajes, hacen que el Racing cierre la temporada con un suspenso. La mencionada permanencia y la fulgurante aparición de un jugador como Sergio Canales son, prácticamente, las únicas notas positivas de una temporada para olvidar. Este es el resumen que se puede hacer de los análisis realizados por diez personas vinculadas de una u otra manera al club santanderino.

Uno de los aspectos determinantes a la hora de calificar al equipo de Miguel Ángel Portugal es el relativo al juego exhibido por el equipo. Salvo algunos encuentros jugados lejos de El Sardinero, el fútbol del Racing en la presente campaña ha sido más bien pobre. Esta circunstancia ha sido un verdadero lastre que ha repercutido directamente en el rendimiento ofrecido por el equipo y, también, en la valoración que se puede hacer de la temporada. Apenas las primeras jornadas de Portugal al frente de la plantilla se salvan de la 'quema'. En el resto de encuentros, el rendimiento ha estado muy por debajo de lo que cabría esperar.

Otro aspecto que ha tenido una especial relevancia en la temporada del conjunto santanderino es el relativo a sus actuaciones como local. Prácticamente todas y cada una de las tardes en que el equipo ha actuado en El Sardinero, los aficionados se han ido a casa con el amargo sabor de un juego más que pobre y, lo que es peor, casi siempre contrariados por los malos resultados. Esta circunstancia ha encrespado los ánimos de una afición acostumbrada a sufrir con su equipo, pero que en esta ocasión ha terminado harta de derrotas, de partidos aburridos y de decepciones demasiado frecuentes.

Pese a que el nivel del equipo no ha sido del todo satisfactorio, la valoración que se puede hacer cambia de forma considerable dependiendo de qué línea se analice. Por ejemplo, si se habla de la portería, la nota supera con claridad el aprobado, es más, ronda el notable. Tanto Toño, que comenzó la campaña como titular, como Coltorti, sus sustituto durante un buen tramo de la temporada, han ofrecido un buen rendimiento. En términos generales, ha sido la demarcación mejor cubierta. Cierto es que han tenido algunas pifias, como puede tener cualquier otro jugador, pero no lo es menos que han sido los salvadores del equipo en numerosas ocasiones a lo largo de todo el ejercicio.

Peor le van las cosas a los defensas y a los delanteros. Ambos son los que peores calificaciones obtienen al final del curso deportivo. Los primeros, porque apenas han ofrecido buenas sensaciones a lo largo de toda la campaña y la falta de solidez defensiva ha sido una de las tónicas del equipo y uno de los factores que más incidencia han tenido en el rendimiento final del conjunto santanderino. Por lo que respecta a los atacantes las cosas no varían mucho. En su caso, la falta de solidez se transforma en ausencia de acierto y para comprobarlo sólo hay que echar un vistazo a las cifras finales de goles. Tchité, el 'pichichi' verdiblanco este año, sólo ha sumado 11 goles en la Liga, de los cuales, cuatro los ha conseguido al transformar un penalti.

Por último, el centro del campo. Tampoco llega al aprobado, aunque lo roza. Las ausencias por lesión de algunos de sus componentes han repercutido directamente en el rendimiento ofrecido en esta demarcación.

Banquillo y directiva

Dejando a un lado la etapa de Juan Carlos Mandiá, merecedora de un suspenso claro, la actuación de Miguel Ángel Portugal se ha hecho merecedora de un aprobado. Sin demasiada holgura, pero aprobado al fin y al cabo. Y es que no hay que olvidar que se hizo cargo de un equipo hundido, fuera del descenso, pero en un estado anímico y de juego lamentable, y consiguió llevarlo hasta las semifinales de la Copa del Rey y, aunque haya sido con un sufrimiento excesivo, ha logrado la permanencia. Peor le han ido las cosas en los exámenes a Francisco Pernía y a su grupo de colaboradores. No llegan al aprobado. La política de fichajes, muchos de los cuales han ofrecido un rendimiento más que cuestionable, han sido un escollo que no han podido salvar en las calificaciones finales.

Los mejores

Quienes sí salen bien parados son futbolistas como Gonzalo Colsa, Fabio Coltorti, Toño, Pedro Munitis y, sobre todo, Sergio Canales, quizá el más destacado a lo largo de la última temporada. Su rendimiento ha estado un poco por encima del ofrecido por el resto de sus compañeros y así se lo reconocen los 'profesores'.

En resumen, el Racing no llega al aprobado al final del curso, aunque eso sí, ha habido otros que han sacado peores notas que los cántabros y eso ha servido que el conjunto santanderino pueda continuar una campaña más en Primera División, que no es poco.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:29 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario