S?bado, 15 de mayo de 2010

Portugal 'He procurado no escuchar rumores esta semana'

Da la sensación de que en el Racing todo el mundo está aguantándose la risa. Mientras por un lado se esfuerzan en buscar calificativos rimbombantes para el partido del domingo, por otro no deja de asombrar el relajo con que se está preparando la cita.

Miguel Ángel Portugal intentó vestir ayer de final de resultado incierto un encuentro en el que poco faltará para que el rival meta alevines en el once. Cuando ya había trascendido que Preciado sólo incluirá tres titulares en la alineación que presentará en El Sardinero, el técnico del Racing se esforzaba por convencer de que eso quizás complique más las cosas, por aquello de que no se sabe cómo juegan quienes nunca lo hacen. «Nosotros hemos visto partidos y estamos ahí tomando nota de todos los jugadores, todo lo que han jugado, y tener previsto quién puede jugar y nada más. También es verdad que parece ser que van a introducir cambios y vamos a ver qué equipo saca».

Aseguró, además, que se ha mantenido al margen de las habladurías relativas al pacto entre los dos contendientes. «He procurado no escuchar rumores esta semana -dijo- y he procurado no leer ni escuchar nada, porque sé que es una semana donde nos jugamos muchísimo, y no quería tener ni imprudencias, ni rumores, ni comentarios externos que pudieran influirnos».

Concentrados

No obstante, y quizás para no exagerar, el entrenador se centró ayer, en su habitual encuentro semanal con la prensa, en el compromiso y la concentración de sus hombres ante esta cita decisiva. «Sé que los jugadores están bien, están muy metidos, están muy comprometidos, y yo les veo con muchas ganas de que al fin podamos dar esta alegría a la afición porque aquí, en casa, evidentemente, no hemos hecho una buena campaña».

Añadió que todos en el Racing «somos conscientes de la responsabilidad que tenemos cada uno, y en este caso el entrenador tiene una de las máximas y está muy preocupado, pero confiado. Confiado de que puedan salir las cosas bien y que consigamos dar una alegría a la afición».

Parte de esa confianza en la capacidad del Racing de sacar el choque adelante puede provenir de la certeza de medirse, como ha reconocido en días previos, a un Sporting que ya ha logrado su objetivo en la temporada, una circunstancia que, tal y como ha explicado, puede influir enormemente en sus ganas de plantear batalla en Santander.

Sin ganas de especular sobre la actitud del Sporting que mañana visitará los Campos de Sport, el míster se refugió una y otra vez en el trabajo de preparación realizado por el Racing para lograr su objetivo: sumar los tres puntos que, si las combinaciones lo permiten, le mantendrán en Primera. «Simplemente espero que mi equipo sea capaz de superar al Sporting que venga y de ganar el partido, porque nosotros sí que tenemos una gran responsabilidad y sí que tenemos que ser conscientes de que después del domingo no hay más, y que el domingo tenemos que hacerlo y tenemos que ganar para lograr esa permanencia que todos deseamos».

Portugal ni siquiera quiso comentar la situación del resto de conjuntos que lucharán por salvarse en la última jornada de la Liga. En su opinión, «los rivales siempre son rivales, siempre son contrarios y hay que valorarles y evaluarles como tal». ¿Que si Málaga y Valladolid lo tienen peor? «No lo sé, no lo sé, no me preocupa. Yo sé que ganando tenemos muchísimas posibilidades de conseguir el objetivo y sólo me preocupa el partido mío del domingo, y nada más. Los demás, me imagino que se preocuparán de lo suyo. Yo me preocupo de lo mío y nada más».

¿Es el Sporting mejor o peor rival que otro? «No lo sé. Después de las nueve de la noche lo diré. Lo que me preocupa es que mi equipo esté bien, que mi equipo esté sereno, tranquilo, que no tenga ninguna angustia ni ningún agobio, y que pueda hacer un buen partido y poder ganar, solamente eso».

El míster concedió también protagonismo a la hinchada, capaz de desequilibrar un partido de resultado tan incierto como el de mañana. «Sabemos que vamos a tener el apoyo de la afición, que también va a ser una descarga moral y anímica importante a nuestro favor. El equipo se tiene que quitar de encima ese agobio, y sabemos que dependemos casi, casi, en una posibilidad absoluta de nosotros mismos. Haciendo bien las cosas y ganando podríamos estar otro año más en Primera División».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 13:08 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario