Viernes, 14 de mayo de 2010

Cinco razones para el temor

El Sporting, por su parte, en caso de lograr los tres puntos desterraría la rumorología que durante toda esta semana se ha convertido en un terremoto con epicentro en el Molinón y punto de máximo alcance en el Sardinero, pero pasando por Llanes -bella localidad donde las haya y sede, presuntamente para algunos- dónde se cerró el resultado final del partido. La plantilla del Sporting ha preferido mantenerse al margen de la polémica. Con la salvación en el bolsillo se han centrado a lo largo de estos días en celebrarlo y en pensar en las vacaciones. El cuerpo técnico, por su parte, se ha afanado en ir confeccionando la plantilla para la próxima campaña


Cántabros en Gijón

Sergio Matabuena y Cristian Portilla son los dos cántabros que defienden la elástica del Sporting. En ambos casos su salida del Racing no fue por la puerta principal. Matabuena salió de El Sardinero de forma casi desapercibida.

Dejó el club en 2007 y consiguió el ascenso con el Sporting. Jefe del centro del Campo se ha convertido en toda una institución hasta el punto de que le bautizaron con el apodo de 'Matusso' (en alusión a Gatusso, jugador del Milán). Por su parte Cristian Portilla no terminó de cuajar en el Racing.

Manolo Preciado, entonces al frente del equipo, le hizo debutar en el partido de vuelta de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid el 12 de marzo de 2006. Luego fue cedido al Racing de Ferrol y a la Ponferradina. Terminó fichando la temporada pasada por el Sporting B. Debutó en la primera plantilla precisamente ante el Racing el pasado 24 de enero. Perdieron por 0-1.

Seguro que ambos tienen ganas de exhibirse ante su ex equipo.


Primas por ganar

Han existido siempre. Algunos bromean y dicen que son como los billetes de 500 euros. Todo el mundo los conoce pero nadie los ha visto. No son un tema tabú, aunque los jugadores sólo reconocen haber recibido primas por ganar cuando han colgado sus botas y finalizado, por tanto, su carrera deportiva. En cada vestuario hay mil anécdotas. En esto no ha tenido demasiada suerte Manolo Preciado. El entrenador de Astillero reconocía esta semana, «no haber cobrado ni una sola primera en toda su carrera deportiva». Muy mala suerte tras tantos años dedicados al fútbol.

Dicen las malas lenguas que el Sporting podría estar primado. Los jugadores sportinguistas podrían hacer su agosto particular y obtener una paga extra para las vacaciones de verano simplemente por hacer su trabajo.

Profesionalidad

Con una victoria el domingo y apelando a su profesionalidad el conjunto de Preciado desterraría toda la rumorología que se ha desatado. El Sporting está en el blanco de las miradas desde Valladolid. Desde allí sí que creen que asturianos y cántabros van de la mano en esta ocasión.

Una buen resultado para los gijoneses acabaría con todas las suspicacias. Además los profesionales del fútbol suelen apelar, en este tipo de situaciones, a la palabra profesionalidad. A nadie le gusta perder, aunque también hay que valorar que en las últimas jornadas ligueras suelen terminar ganando los equipos que más lo necesitan. Eso sí, cuando el rival que está delante no lucha por ningún objetivo. Estos parámetros se cumplen para el choque entre cántabros y asturianos.


Barral y Portugal

El jugador del Sporting se ha despachado esta semana con unas declaraciones que han hecho estallar la pólvora en Santander. «Si le hiciera a Portugal el mismo daño que me hizo a mí, el Racing bajaría a Segunda», así de claro y rotundo se mostró el delantero.

No guarda muy buenos recuerdos del técnico burgalés cuando ambos coincidieron en el Castilla. Entre otras cosas, el delantero sportinguista se queja de que Portugal le hacía calentar una vez realizado los tres cambios. No se le olvida. Se lo hizo pasar muy mal. Pablo Pinillos no quiso referirse ayer a estas declaraciones. «Son cosas de la juventud, con el tiempo se acaban aprendiendo estas cosas del fútbol», aseguró el jugador riojano. En el caso de que David Barral salga de inicio, si juega lo hará motivado. Será el enemigo deportivo número uno de los racinguistas.


Campo maldito

Tradicionalmente no se le ha dado demasiado bien El Sardinero al equipo asturiano. De las 18 ocasiones que se han enfrentado al Racing, en Primera División, el conjunto de Manolo Preciado, sólo ha conseguido la victoria en cinco ocasiones. Las estadísticas sonríen al equipo de Miguel Ángel Portugal. Además el Sporting es uno de los peores equipos a domicilio. De los 18 partidos que ha disputado, sólo ha conseguido en dos ocasiones y ha empatado en otras cinco.

Para encontrar la última victoria del Sporting en El Sardinero hay que remontarse a la temporada 86-87 cuando ganaron en Santander por 1-2. El Racing domina en estas estadísticas, así que el domingo el equipo de Manolo Preciado tiene una nueva oportunidad de reducir distancias.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 16:40 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario