Mi?rcoles, 12 de mayo de 2010

Lo que la r?a de Tina Mayor separa... que el f?tbol lo una

La misiva del presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, a la afición sportinguista en busca de ayuda para el partido del domingo entre Racing de Santander y Sporting de Gijón, puede ser la premonición perfecta para un 'derbi' fraticida que a medida que pasan las horas presenta más sintomas de hermandad.

Y es que, cartas y cercanía geográfica aparte y siendo sabido por todos que el técnico del conjunto rojiblanco - los mismos colores de la bandera de Cantabria - es un montañés de pura cepa como 'Manolín' Preciado, casi el 20 por ciento del once inicial del conjunto gijonés puede ser nacido en la tierruca. Y la mala suerte ha querido que no sea el 30.

Sergio Matabuena, a quien muchos colocan la temporada que viene fuera del equipo de El Molinón, podría tener la oportunidad perfecta para despedirse de la entidad asturiana en su propia casa, contra el equipo de toda su vida y llevando la manija del juego del Sporting por última vez.

A su lado, en el centro del campo podría estar presente una de las grandes promesas de la cantera racinguista, que por el momento no ha explotado como los entendidos del balompié pronosticaban, pero que poco a poco se está abriendo un hueco en la 'Liga de las Estrellas': Cristian Portilla.

Mala suerte

La mala suerte ha querido que la meta sportinguista no pueda ser defendida por un cántabro en está última y decisiva jornada. Un inoportuno esguince de tobillo impedirá a Raúl Domínguez debutar en Primera con el Sporting en El Sardinero. Este joven de San Román de Cayón salió un día de los campos de El Pilar de Guarnizo para trasladarse a una de las canteras más prolíficas de España de la mano de Manuel Preciado.

Tras defender la portería del filial rojiblanco, Raúl pasó al banquillo del primer equipo debido a la grave lesión de Cuellar y hasta el momento ha estado a la sombra de Juan Pablo. Pero el destino quería que la última jornada, con un Sporting que ya ha asegurado su plaza para el año que viene en Primera División, se dispute en su tierra. Preciado lo tenía en cuenta e iba a confiar en el joven guardameta.

Raúl podría haber tenido la alternativa en la máxima categoría del fútbol español, aunque no sería su debut con el primer equipo en un estadio cántabro. El ex de la Cultural de Guarnizo ya disputó el encuentro amistoso de pretemporada que enfrentó a Gimnástica de Torrelavega y Sporting de Gijón en El Malecón.

El meta ha visto rotas sus ilusiones de jugar en Santander al sufrir un fuerte esguince en un tobillo, problema que venía acarreando desde hace varias semanas y que hoy miércoles se ha visto incrementado hasta el punto de que se ha tenido que retirar de los entrenamientos. Por lo tanto, tendrá que estar en El Sardinero como un espectador más.

El propio cancerbero señaló estar "fastidiado ya que tenía ilusión con ir con el Sporting a Santander, aunque el entrenador no me había dicho nada de poder debutar en El Sardinero”. Además, agregó que se siente "muy a gusto en Gijón y la gente me trata muy bien, pero ahora me siento disgustado con la lesión que he sufrido”. Su relación con los otros futbolistas cántabros de la plantilla rojiblanca es buena: “me llevo muy bien con mis otros dos compañeros de Cantabria, Matabuena y Portilla. Con éste último voy a todos los sitios, pero con Matabuena me siento bien”.

Acerca del transcendental choque entre Racing y Sporting quiere despejar dudas: “nosotros vamos a salir a por todas, no a especular, lo que ocurre es que cuando un equipo necesita los puntos normalmente acaba ganando”.

Sabor cántabro

Los racinguistas esperan cerrar la temporada con un abrazo fraternal con la afición asturiana como símbolo de la permanencia de ambos equipos en Primera División. El domingo se reunirán unos cuantos cántabros sobre el terreno de juego. Además de los dos citados por parte rojiblanca, Sergio Canales, Christian Fernández e Iván Bolado presumiblemente serán de la partida por parte del Racing y Colsa es duda debido a su esguince de rodilla. Además, desde el banquillo podrían actuar Ósmar o Edu Bedia.

Y los rumores de futbolistas que cogen la A-8 en dirección Asturias siguen candentes y un futbolista cántabro - y capitán - del Racing que se perderá este partido por sanción podría estar el año que viene también a las órdenes de Manolo Preciado... En definitiva, lo que la ría de Tina Mayor separa, que el fútbol - y la permanencia - lo una.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:33 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario