Jueves, 15 de abril de 2010

Una victoria demasiado cara

Pocas veces una victoria tan importante deja un sabor tan amargo. Los puntos, fundamentales, están muy bien. También los goles de Tchité. Pero la lesión de Pedro Munitis empañó un partido perfecto -no por el juego- para el Racing. Es una noticia mala, pésima, para el conjunto verdiblanco. Y es que puede que Pedro Munitis no esté en su mejor momento o que ya no sea el que hace algunas temporadas fichó por el Real Madrid, pero, sin embargo, para el Racing continúa siendo un futbolista fundamental y su presencia en el once de Portugal parece poco menos que imprescindible. El delantero del Pesquero cayó lesionado nada más comenzar la segunda parte en la jugada del segundo penalti y la cosa, al menos según las primeras estimaciones, parece seria. Siempre lo es cuando se habla de la rotura de un ligamento de la rodilla, porque eso es lo que parece tener el santanderino.


La tercera victoria. ¿Por fin! Han tenido que pasar muchos partidos, demasiados, para que los aficionados del Racing pudieran disfrutar de nuevo de una victoria de los suyos. Y ayer tuvieron suerte. Se reencontraron con el triunfo. Que el equipo cántabro gane en su campo empieza a convertirse en algo casi anecdótico que sus seguidores sólo pueden saborear muy de vez en cuando. Ayer lo hicieron. Están de enhorabuena.

Hasta el partido de ayer, el equipo santanderino sólo había logrado a superar en El Sardinero al Xerez y al Tenerife, dos de los peores equipos del campeonato y que, por si fuera poco, llegaron a Santander con unos números vergonzosos como visitantes.

Pues bien, tras estas dos 'machadas', los de Portugal dieron buena cuenta del Espanyol, un equipo que tenía la mente puesta en el derbi barcelonés del próximo fin de semana y que, por si fuera poco, había reservado a buena parte de sus habituales titulares para ese encuentro. Además, para completar el 'regalo', el 'periquito' es también uno de los peores conjuntos lejos de su campo. Con todos estos argumentos, la victoria del Racing parecía cantada... además de imprescindible.

Sin embargo, conseguirla no fue sencillo. En absoluto. De hecho, el Racing tuvo que recurrir una vez más -y van...- a la remontada después de que el Espanyol se adelantara en el marcador. Un gol de penalti apenas unos minutos después de que Iván Alonso adelantara a los catalanes y otro nada más comenzar la segunda parte, tras el que el Espanyol se quedó con 10 por la expulsión de Kameni, pusieron en bandeja el triunfo verdiblanco que, pese a todo, se empeñó en complicarse la vida hasta que Manuel Arana, en los últimos minutos del partido, lograra la sentencia. Había sido un sufrimiento excesivo para todas las facilidades que el rival le había dado.


Tchité ¡máximo goleador! Además de la victoria, que permite a los cántabros mirar con cierto optimismo hacia la salvación, ayer se produjo otro hecho muy poco frecuente en El Sardinero: Tchité marcó. Y lo hizo en dos ocasiones. Cierto que en ambos casos fue al transformar un penalti, pero esos goles también valen. Por cierto, ambas penas máximas estuvieron perfectamente lanzadas por el africano. Con estos dos goles, Tchité adelanta a Sergio Canales en la carrera por proclamarse máximo goleador del equipo, algo que podría parecer normal tratándose de un delantero que costó en su día más de siete millones de euros, pero que tras analizar la trayectoria del congoleño en la presente temporada parece más bien un milagro.


Puntos para la tranquilidad. Los tres puntos sumados en el encuentro de ayer permiten al Racing utilizar la calculadora con mucha mayor tranquilidad. La distancia respecto a la zona de descenso es de seis puntos, una renta corta pero suficiente como para afrontar las seis jornadas que restan con una relativa tranquilidad. Los rivales habían presionado al Racing, y éste respondió con una victoria en un partido que, como en otros muchos casos a lo largo del presente campeonato sólo puede calificarse como malo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 21:48 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario