Lunes, 12 de abril de 2010

Toni Moral deja a Riki sin premio

Salvo milagro mayúsculo, Deportivo y Racing pueden dedicar estas siete jornadas que faltan para terminar la Liga para empezar a preparar la próxima temporada. El empate de ayer descabalga a los coruñeses de su lucha por Europa tras una nefasta racha de 2 puntos de 18 posibles. Los cántabros, después del descalabro en cadena del sábado de Tenerife, Valladolid y Xerez, porque dejan el descenso a siete puntos; una cifra que parece ya un muro insalvable para el trío de condenados.

La renuncia europea del Depor duele, sobre todo porque después de cuatro derrotas consecutivas el partido no podía ponerse más de cara. Riki, amo y señor de Riazor, sólo tardó 36 segundos en abrir la lata. Pase largo de Aranzubía, error mayúsculo de Oriol, y buena definición del madrileño. El delantero deportivista tenía la tarde y su cuenta no se incrementó por un par de paradas de Coltorti, un palo y un inexplicable gol anulado por un Mateu Lahoz que se cebó con el madrileño. El mérito de Riki, al margen de su fútbol, fue su paciencia y concentración. No es que los árbitros le hayan leído la matrícula, es que le han quitado todos los puntos del carnet a base de multas sin estar muy claro cuáles han sido sus infracciones.

Fuera del madrileño, el partido sirvió para demostrar que Deportivo y Racing no son por casualidad dos de los peores equipos de la segunda vuelta (sólo el Valladolid los empeora). Sin Canales en el campo, los recursos cántabros, y sobre todo su pegada, se minimizan. Tchité tuvo el gol, lo mismo que Munitis, pero su definición roza la ingenuidad. Más peligro tuvo Colsa al borde del descanso, pero el poste impidió el empate.

Talismán Munitis. El partido vivió en un hilo desde el segundo 36 con el gol de Riki. El Racing controlaba y daba la sensación que el Depor podía rematar la faena. Mientras, las contras iban y venían con momentos de absoluto desorden táctico. Sin ideas claras, un centro del talismán Munitis (seis partidos en Riazor con el Racing con cuatro victorias y dos empates) fue remachado por Toni Moral en el segundo palo. Fue justo, sobre todo porque Riki, el único que realmente merecía el premio, ya no estaba en el campo.
El detalle: hubo incidentes fuera de riazor

A pesar de que las federaciones de peñas de Deportivo y Racing prepararon un acto de hermanamiento, antes del partido se produjeron incidentes fuera de Riazor. El enfrentamiento entre aficionados radicales terminó con una cafetería destrozada, un herido leve y sin detenidos.

Deportivo de La Coruña: Aranzubia; Laure, Colotto, Lopo, Raúl; Juan Rodríguez, Antonio Tomás (Iván Pérez; min.64), Sergio, Guardado; Riki (Bopdipo; min.81) y Adrián (Lassad; min.67).


Racing de Santander: Coltorti; Crespo, Oriol, Torrejón, Cristian; Arana (Toni Moral; min.69), Colsa, Diop, Serrano (Bolado; min.58); Munitis y Tchité (Xisco; min.58).


Goles: 1-0; min.1, Riki. 1-1; min.84, Toni Moral.


Árbitro: Mateu Lahoz (Colegio Valenciano). Mostró amarilla a Oriol (min.91), por parte del Racing.


Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo primera jornada del campeonato nacional de Liga, disputado en el estadio de Riazor ante 16.000 espectadores.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 18:23 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario