Domingo, 28 de febrero de 2010

La delgada l?nea roja

Racing-Almería, o lo que es lo mismo, la delgada línea roja que separa la tranquilidad del desasosiego. Tres puntos puestos en juego en El Sardinero que marcarán el futuro más inmediato del conjunto cántabro en la Liga. Un triunfo permitirá a los santanderinos burlar, casi de forma definitiva, los puestos de descenso a Segunda División; una derrota encenderá los pilotos de alarma en el equipo, en la directiva y en la afición. Miguel Ángel Portugal, encerrado en esa tranquilidad con la que mira todas las situaciones, es muy consciente de la trascendencia que tiene el partido de esta tarde (17.00 horas). «Nos jugamos muchísimo», llegó a decir el pasado viernes en una comparecencia ante la prensa en la que aprovechó, sorprendente por el momento del campeonato en que nos encontramos, para pedir el apoyo de la afición. «Debemos ir todos juntos», solicitó.

Todos coinciden: el enfrentamiento ante el Almería es clave para los intereses del Racing. Primero, porque permitiría romper la dinámica negativa que envuelve al equipo desde la eliminación copera ante el Atlético y que ha traído como resultado las dos derrotas consecutivas en el campeonato, con goleadas incluidas: 0-3 ante el Málaga hace quince días y 4-0 frente al Barcelona la semana pasada.

Segundo, porque el triunfo abriría una brecha casi definitiva sobre los puestos de descenso y posibilitaría encarar la última parte del campeonato con la calma y tranquilidad necesaria (el Racing, decimosexto en la clasificación, mira a cinco puntos de distancia el descenso).

Y tercero, porque restablecería una situación de normalidad en un entorno que aparece un tanto crispado tras los últimos fracasos deportivos y permitiría recuperar las señas de identidad de un equipo que basa todos sus éxitos en la capacidad de trabajo, la solidaridad de sus futbolistas y, sobre todo, la solvencia y eficacia defensiva.

Novedades

Ante esta situación, Portugal recurrirá a su once de gala, con la única ausencia por lesión de Marc Torrejón, para enfrentarse al Almería. Contará con los futbolistas que han estado presentes en los mejores partidos de la temporada. Y puede empezar a hacerlo por la portería. El arquero Toño superó ayer la última prueba tras el entrenamiento en La Albericia y regresó a una convocatoria en la que no entraba desde que cayó lesionado el pasado mes de diciembre. El guardameta alicantino puede recuperar hoy la titularidad en detrimento de Fabio Coltorti. Y es que todo indica que si Toño ha entrado en la convocatoria será para jugar de titular, aunque su estado físico aún genera alguna duda, no para ocupar la portería, pero sí para golpear el balón con su pierna derecha.

En la defensa, Portugal recurrirá a Oriol para suplir la baja de Torrejón. El canterano formará junto a Henrique en el centro, con los 'habituales Pinillos y Christian en los laterales.

En el centro del campo, el técnico burgalés contará con Colsa, seguro, y Diop, probablemente, además de Munitis y Serrano en las bandas. Canales y Tchité serán los dos futbolistas más adelantados.

En el Almería, Juanma Lillo pondrá en liza un once muy similar al que el pasado domingo logró los tres puntos ante el Atlético de Madrid ya que cuenta con la única ausencia del lateral izquierdo Domingo Cisma, que será baja por tener que cumplir un partido de sanción.

La otra duda del Almería estará en el pivote defensivo ya que se ha recuperado Hernán Bernardello que podría entrar en el once en lugar de Leo Borzani, quien ya ocupó esa posición ante el Atlético de Madrid.

Partido igualado

Analizando los números de uno y otro equipo, todo apunta a que el partido estará marcado por la igualdad y que se decidirá en detalles muy concretos. Objetivo, no cometer errores.

El Racing llega a este encuentro sumido en las dudas que ha generado tras perder de forma contundente ante el Málaga y el Barcelona. Toda la solvencia que el equipo demostró en el inicio del año 2010 ha desaparecido y Portugal ha trabajado durante toda la semana para volver a recuperar la seguridad defensiva y la eficacia ofensiva.

El Almería, por su parte, aparece en Santander en un buen momento. Desde la llegada del siempre carismático Lillo a su banquillo (sustituyó a Hugo Sánchez) sólo ha perdido un encuentro (ante el Sevilla, 1-0) y se presenta en El Sardinero tras firmar dos empates consecutivos, en Valladolid y Getafe.

El duelo estará dirigido por el colegiado madrileño Carlos Velasco Carballo, quien esta temporada todavía no ha pitado ningún partido al Racing.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 12:27 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario