Martes, 23 de febrero de 2010

Iba al Consulado y no me daban el visado; no llegaba el papel del club

Era el hombre más buscado por el racinguismo. ¿Dónde está? ¿Por qué no ha vuelto? ¿Qué ha pasado? Estaba 'desaparecido en combate'. Desde las vacaciones de Navidad... hasta que el pasado viernes regresó a Cantabria. Casi dos meses sin volver por Santander. ¿Y de quién ha sido la culpa? «Yo iba al Consulado y no me daban el visado; no llegaban los papeles que tenía que mandar el club (el Racing)». Son las palabras de Morris, sus explicaciones, sus justificaciones sobre su rocambolesca historia instantes después de completar su primera sesión de entrenamiento (en solitario, con el preparador físico) en las instalaciones de La Albericia.

«¿Pero qué es lo que ha pasado?», le cuestionó este periódico. «Yo no lo sé; acudía al Consulado y no me podían hacer la documentación. Según las explicaciones que me daban no les había llegado el papel del club», respondió el defensa para explicar la causa que le impidió regresar a Santander.

Según sus palabras, contaba con un visado de turista de tres meses. Lo normal es que para Navidad se hubiese gestionado el permiso de trabajo y residencia. El futbolista lo tenía que presentar en el Consulado para que le concedieran el visado oportuno.

No fue así. Y el propio Morris no encuentra una causa que lo justifique. Sólo sabe que ha hablado con su agente y que éste será quien hable ahora con el club para tratar de esclarecer todo lo que ha sucedido. «En todo momento ha estado en contacto con mi agente», explicó el sudafricano. «Él hablará con el club, pero no se cuando; igual hoy o mañana. Yo no hablaré con el club sobre lo sucedido, será mi agente el que lo haga. Es una situación extraña, pero ahora que ha pasado, está todo bien; sólo quiero reincorporarme al trabajo con mis compañeros», puntualizó.

Morris se mantiene en buena forma. Una vez que se conoció el problema el jugador no se quedó parado y buscó la mejor fórmula posible para mantenerse en condiciones de jugar. «No he estado parado; he estado trabajando con mi antiguo club, el Santos. Me encuentro bien y listo para jugar, pero no sé lo que va a pasar. Cuando mi agente hable con el club sabremos cual será mi futuro», insistió.

Lo que sí tiene claro Morris es que el Racing, hasta la fecha, no le ha dicho nada y que lo que el jugador quiere es quedarse en Santander. «No me han dicho nada, no sécuando se producirá la reunión entre mi agente y el club, pero lo que yo quiero es quedarme en el Racing. Me gusta este equipo y quiero quedarme», finalizó.

Mogammat Nasief Morris, jugador cedido por el Panathinaikos, no entiende lo que la ha sucedido sabe que en el Racing hay un importante cabreo por su retraso en la vuelta a la disciplina del club, pero Morris insiste en su inocencia al entender que no dependía de él la solución al caso.

Nadie sabe lo que ha podido suceder, lo que si es una realidad es que el jugador no se presentó con la documentación necesaria en el Consulado español en Ciudad del Cabo para que le tramitasen el visado de residencia y trabajo.

Catorce partidos

Morris desde que viajó a Sudáfrica se ha perdido catorce partido oficiales. Ocho de liga y seis de Copa. El último encuentro que disputó el jugador fue el celebrado el 20 de diciembre de 2009 en Villarreal que finalizó con victoria de los levantinos por 2-0.

En aquel encuentro el defensa fue sustituido en el minuto 81 de partido por Oriol. Morris ha jugado un total de 976 minutos con el Racing correspondientes a los once encuentros en los que fue alineado. Ocho de los mismos los jugó de forma completa y fue sustituido en los otros tres.

Su trayectoria en los clubes que militó con anterioridad no ha tenido capítulos como el del conjunto cántabro. Estuvo dos años en el Aris de Salonica y cuatro en el Panathinaikos. En la temporada 2008-2009 llegó cedido al Recreativo de Huelva, en cuyo club convenció con su rendimiento y era uno de los que el conjunto onubense pretendía que continuase, pero el descenso de categoría y el posterior ajuste presupuestario impidieron que se concretase la continuidad de Morris en el Recreativo.

El jugador se muestra cauto a la hora de saber cual puede ser su futuro, una vez que su agente hable con el club, él considera que no ha hecho nada malo que fue varias veces al Consulado y que no llegaba el 'papel' del club.

Lo que si tiene claro Morris es que quiere ser útil al Racing en lo que resta de temporada. Ha seguido la trayectoria del equipo desde su retiro el Ciudad del Cabo y piensa que esta ha sido muy buena.

Todo parece indicar que tal y como están las cosas, el rendimiento que están teniendo los laterales, que antes de las vacaciones había contado en las convocatorias de Miguel Ángel Portugal habiendo sido alineado en las cinco oportunidades que tuvo el técnico desde su llegada al equipo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:08 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario