Domingo, 21 de febrero de 2010

El Bar?a se exhibe ante el Racing, que prosigue su mala racha

Sin sobresaltos, el Barça vivió su noche más plácida en el Camp Nou en mucho tiempo. El día en el que Pep Guardiola dirigió su partido número cien con los azulgrana, su equipo goleó al Racing de Santander (4-0), en un encuentro que resolvió en la primera mitad.
Marcaron Iniesta, Henry y Márquez en el primer tiempo y el segundo tiempo sobró. A poco del final, el joven Thiago Alcántara, el hijo de Mazinho, redondeó la cuenta y se estrenó como goleador del primer equipo.

Todo fue cuesta abajo para el Barça. Ni un recuerdo para la derrota de hace una semana en el Calderón, nada de mirar hacia a la grada para ver allí sentados a Xavi, Alves, Keita, Abidal e Ibrahimovic, que se sumó a última hora a la lista de lesionados por unas molestias.

Desde que Iniesta, que hoy jugó su partido número 300 como azulgrana, en la primera llegada de los de Guardiola acertó, el partido apenas tuvo historia. Los azulgrana recuperaron a Márquez y Piqué en la defensa; Iniesta hizo de Xavi y también de Iniesta y adelante al Barça no le hizo falta ni la magia de Leo Messi.

Marcó el albaceteño en el minuto 7 y abrió la lata. Iniesta no marcaba desde aquel tanto conseguido en Stamford Bridge. No es el manchego un tipo que viva del gol, de hecho conviene con el que le pregunta que le falta marcar para ser aún más completo y hoy acertó.

Fue un error de la zaga cántabra, un servicio largo de Márquez y el balón le cayó a Iniesta dentro del área y desmarcado. Con el 1-0, en el minuto 7, el partido ya tenía otro guión.

Pitos para Canales

Probó el Barça la consistencia de la pareja Touré-Busquets en la medular, mientras que el Camp Nou vivió pendiente de Sergio Canales, de cómo se desenvuelve el futuro jugador del Real Madrid, al que los aficionados le recibieron ya como tal, con pitos, algo que se repitió cada vez que tocó el balón.

Canales vivió de dos lanzamientos de falta que sorprendieron a la defensa local, pero poco más, perdido entre la ineficacia de su equipo y la superioridad del Barça.

La primera aparición de Messi fue para que Coltorti se luciera, después de una buena combinación con Busquets; Bojan también probó la calidad del meta suizo, que no pudo hacer nada en la acción del 2-0.

Thierry Henry volvió a la delantera titular después de tres partidos ausente. El francés, intermitente, tuvo la virtud de aprovechar la primera ocasión que tuvo. Lanzó una falta, la barrera cántabra se abrió y marcó el 2-0 en el minuto 29.

Cinco minutos después, la calidad del gol de Márquez está fuera de toda duda. El mexicano, en otro lanzamiento de falta directa, colocó el balón junto al palo derecho de la meta del Racing. En 34 minutos y con 3-0, el partido ya estaba decidido.

Lo intentó el Racing y marcó Xisco en fuera de juego, pero la posesión, el juego y las ocasiones eran del Barça, hasta el punto de que Messi y Bojan tuvieron muy cerca el cuarto.

Y con placidez, los de Guardiola apuraron los minutos, pensando en el próximo compromiso europeo, el del próximo martes ante el Stuttgart en la Champions.

El único sobresalto fue el cambio de Carles Puyol, en el minuto 66. El capitán del Barça, que hoy jugó de lateral derecho, tuvo que ser sustituido por Jeffren a causa de un problema en el pómulo derecho.

A un cuarto de hora para el final, Guardiola repartió minutos entre los canteranos. Salieron Thiago y Pedro, también se fue el racinguista Canales, que pasó sin pena ni gloria en su primera noche en el Camp Nou.

En el segundo tiempo, el Barça remató sólo dos veces a puerta antes de que Thiago Alcántara acertara a seis minutos para el final. Los azulgrana ni se acordaron de la derrota ante el Atlético, de que el Madrid se había situado a dos puntos y se recuperaron a lo grande con una goleada. Volverán a dormir con cinco puntos más que el segundo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 0:40 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario