S?bado, 20 de febrero de 2010

Paciencia y tranquilidad, claves

«Sabemos que vamos a tener enfrente a uno de los mejores equipos del mundo pero en el Camp Nou tenemos que jugar nuestras bazas para conseguir un buen resultado que pasan por imprimir ritmo, intensidad y mantener la línea positiva de los encuentros a domicilio demostrada ante el Sevilla, Sporting o Espanyol». Así de claro se manifestaba ayer Miguel Ángel Portugal, que considera que en el encuentro de esta noche será clave «tener paciencia durante y no precipitarse, pues el Barça es grande cuando juega el balón y cuando, nada más perderlo, presiona el juego del rival».

Una de las ventajas para el conjunto santanderino es la plaga de ausencias que sufre el equipo 'culé'. En este sentido, Portugal aseguró que el equipo de Guardiola «mantiene su estilo juegue quién juegue y Guardiola dispone de una plantilla con hombres de mucha calidad por lo que, hasta que no pase el encuentro, y dependiendo del brillo individual que tenga su sustituto, no podremos decir si su baja es positiva o negativa».

«Llevamos un alto número de partidos que pueden habernos afectado más psicológicamente que físicamente pues, en esta parcela, la plantilla está muy bien», reconoció el técnico verdiblanco que también analizó los goles encajados en los últimos choques, una faceta que «tenemos que corregir para mantener la solidez defensiva conseguida durante todo el mes de enero».

Momento clave

«Ha llegado la hora de la verdad. Si nos ponemos las pilas tendremos opciones, pero si fallamos en algún partido quizá no nos dará tiempo de tener la posibilidad de conquistar los dos títulos que nos quedan». Con estas palabras, pronunciadas en público a los medios de comunicación y en privado a los jugadores, Pep Guardiola reflejó la presión que siente el Barça horas antes del partido oficial número 100 del técnico en el banquillo azulgrana. Ante el Racing intentará sumar su victoria 71. Hasta ahora lleva 70, con 19 empates y 10 derrotas, unos números que le convierten en el mejor entrenador de la historia del club en el centenario inicial por delante de Helenio Herrera.

Pero Guardiola no está para efemérides. Tras la derrota en el Calderón, siente al acoso del Madrid en la clasificación e intenta motivar a sus jugadores, por lo menos a los que quedan disponibles tras las lesiones: «Tenemos un reto maravilloso: revalidar el título ante un rival tan fuerte como el Madrid. Son desafíos que si los dejamos escapar nos arrepentiremos». Y avisó sobre el Racing, que la temporada pasada arrancó un 1-1 del Camp Nou.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 16:14 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario