Viernes, 19 de febrero de 2010

El club aguarda el regreso de Morris

El Racing aguarda con impaciencia el regreso de Nasief Morris y, sobre todo, las explicaciones del jugador sobre el sainete del visado que le ha retenido en Sudáfrica desde que fuera allá a disfrutar de la Navidad. Está previsto que el central llegue hoy a Santander, aunque su conversación pendiente con el presidente, Francisco Pernía, tendrá que esperar hasta el próximo lunes, ya que este último marcha a Barcelona, donde el equipo debe hacer frente mañana a su compromiso en el Camp Nou.

Aunque Pernía no oculta su enojo al hablar del tema, se muestra lo suficientemente prudente como para escuchar la versión del jugador sobre el lío del visado -llegó a Santander con uno de turista y hasta ahora no se pudo hacer con el de trabajo, circunstancia que le retuvo en su país- y, sobre todo, la opinión del entrenador.

Tendrá que ser Miguel Ángel Portugal quien compruebe en qué estado de forma llega Morris y si merece la pena que se reintegre en el equipo. Después de dos meses de 'vacaciones', y aunque ha seguido un curso de preparación a distancia, el Racing no puede permitirse esperar mucho más hasta que esté a punto para jugar. Por el contrario, la sensación de inseguridad que ha transmitido la defensa en los últimos encuentros obliga al técnico a reflexionar a fondo antes de desechar cualquier posible refuerzo de la línea.

«Lo más importante es enterarnos de qué ha pasado, que nos lo cuente. Mientras ha estado allí hemos hablado a salto de mata. ahora podremos analizar con él la solución hasta el final de la temporada», dijo Pernía. «La opinión del entrenador va a pesar mucho. Si va a necesitar mes y medio para coger la forma necesaria y quedan dos meses de Liga... Morris ha dilapidado media temporada».

Un partido complicado

Por otro lado, y en lo que se refiere a la actividad del equipo, éste siguió ayer preparando su complicada visita al Barça. Christian Fernández, lateral izquierdo, declaró tras la sesión de entrenamiento que «siempre gusta jugar contra equipos de la talla del Barcelona», aunque también reconoció que, por la forma de jugar del conjunto blaugrana, es un «partido ingrato».

El defensa cántabro explicó que, ante el Barcelona, «es el día que más corres y el que menos tienes el balón». «Si ellos tienen el 70 por ciento de la posesión y luego recuperan el balón en tu campo no te dejan salir, porque esa es una de sus virtudes», añadió.

Fue precisamente el defensa quien dio el susto del día al sufrir una elongación en el ligamento lateral interno de su rodilla izquierda en una entrada a Toni Moral. «Ha sido un lance fortuito del juego, tengo la rodilla inflamada pero creo que no voy a tener problemas para jugar, si el entrenador lo considera oportuno, en el Nou Camp».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 15:35 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario