Mi?rcoles, 17 de febrero de 2010

Henrique regresa para devolver la consistencia

Hace apenas tres meses, el rendimiento de Henrique Adriano Buss en el Racing era considerado como una broma o utilizado como chascarrillo habitual en cualquier conversación futbolística. 'Este viene a llevárselo', 'menudo ojo el del Barça..., pero si ni siquiera han puesto una cláusula para que no juegue contra ellos...', y un sinfín de menosprecios hacia el juego del central brasileño, que no se había adaptado al fútbol español, al idioma, ni a la vida en Santander.

Pero con la llegada de Portugal todo cambió. El burgalés le otorgó toda la confianza del mundo y le situó junto a Torrejón; apostó por Henrique y a Miguel Ángel le salió la jugada redonda, casi perfecta.

Números. Porque con el carioca sobre el césped, el Racing ha ganado en consistencia, solidez y seguridad en defensa. Antes de su viaje a Brasil, enlazó nueve partidos completos mostrando lo mejor de sí. Es más, cuando Henrique no está jugando, el Racing no ha ganado ni un partido en la presente Liga; tres derrotas y un empate en la era Mandiá: Getafe (1-4), Valencia (0-1), Zaragoza (2-2), Athletic (0-2); y dos derrotas con Portugal en el banquillo: Deportivo (0-1) y Málaga (0-3).

Henrique sabe que el Racing ha sufrido en su ausencia. Desde Brasil (donde ha nacido en perfecto estado su primera hija) ha seguido los dos partidos que el Racing jugó contra Atlético y Málaga; siente no haber podido ayudar pero era consciente de que su deber era el de estar junto a su mujer. Al principio Portugal sólo le iba a dejar viajar tras jugar la vuelta de la Copa, pero valorando la carga de partidos que llevaba acumulados y que psicológicamente su mente estaba en Brasil, el técnico optó por dejarle partir antes de tiempo. Pero lo bueno para él y el Racing es que sí estará listo ante el Barça, su mejor escaparate.
A entrenarse nada más aterrizar

Henrique no perdió un instante para volver a entrenarse en La Albericia. A pesar de que Pau Albertí le diseñó un plan específico de trabajo a realizar durante su estancia en Brasil, el central se fue a las instalaciones racinguistas nada más poner pie a tierra. Todo para que Portugal pueda contar con él en el Camp Nou este sábado. La jornada de Henrique ha sido maratoniana: Viaje a primera hora desde Brasil a Madrid, para enlazar un vuelo desde Barajas rumbo a Santander a las 16:00 horas. A su llegada a Parayas (17:10 horas) reconoció a AS la fatiga que arrastraba pero, lógicamente, lo daba todo por bueno ante la felicidad de haber vivido el nacimiento de su hija.
Con Torrejón es la pareja más estable del equipo


La absurda política de rotaciones de Mandiá le mantuvo en la grada varios encuentros y, al principio, la llegada de Portugal tampoco fue buena. Jugó 29 minutos en el Bernabéu por lesión y ante el Depor volvió a la suplencia. Desde primeros de diciembre es fijo en las convocatorias y ha sido con Torrejón la pareja más estable y rentable de centrales. Junto al catalán ha jugado 10 partidos; se han ganado cinco, empatado tres y perdido dos.

También jugó junto a Morris cuatro partidos (un triunfo, una derrota y dos empates). Al lado de Moratón disputó dos encuentros (coincidieron en el triunfo de Málaga y en el empate con Getafe).

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 18:15 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario