Domingo, 14 de febrero de 2010

El Racing sabr? el 9 de agosto si cuenta con la cesi?n de Canales

El nueve de agosto. Esta es la fecha límite del Real Madrid para decidir si cede o no a Canales al Racing. Así lo aseguraron ayer el presidente de la entidad verdiblanca, Francisco Pernía, y el padre y representante del jugador, Ángel Canales, que comparecieron para explicar los entresijos del fichaje del joven futbolista por el club blanco.

Pernía aseguró que durante la negociación fue una prioridad suya el establecer una fecha límite para que el Real Madrid se pronunciara sobre si iba a contar con Canales para la próxima temporada o, por contra, iba a permitir su cesión al Racing, único club al que, por contrato, podría ir el futbolista santanderino en caso de que la entidad blanca decidiera que continuara con su proceso de formación en otra parta. En el supuesto de que el club blanco decidiera seguir con el jugador santanderino en sus filas, debería indemnizar al Racing con un millón de euros más. Al final, ambas partes decidieron que la fecha límite para decidir el futuro inmediato del jugador fuera el 9 de agosto, lo que permitiría a Canales realizar parte de la pretemporada con el conjunto santanderino.

Respecto a la cesión o no del futbolista, Ángel Canales hizo hincapié en la importancia que tendrá la decisión que en su momento tome su hijo, que, como él, es partidario de jugar el próximo año en las filas del conjunto santanderino. «Sergio tendrá mucho que decir en este aspecto», aseguró su padre, que insistió una vez más en la necesidad que su hijo tiene de contar con minutos de juego para seguir progresando: «Necesita tiempo para aprender todavía muchas cosas y el Racing es la opción y lo natural es que el año que viene continúe aquí».

El dinero

También analizaron Pernía y Canales algunas de las condiciones del contrato que unirá al joven jugador con el Madrid durante las próximas seis temporadas, en las que percibirá una cifra próxima a los nueve millones de euros. Pernía indicó que a las cantidades pactadas en el contrato (cinco millones de euros) habrá que añadir otros conceptos que se determinarán dependiendo de variables como el número de partidos que juegue el futbolista, los títulos que consiga y, también, de otros concepto relacionados con la profesión de Canales en el club blanco, a lo que añadió que «el Racing ha sabido en todo momento lo que tenía entre las manos», en respuesta a las críticas que acusan al club santanderino de no haber sacado todo el rendimiento económico posible a la operación. «Estamos satisfechos porque hemos defendido primero, los intereses deportivos y luego los económicos, pues somos una empresa», señaló Pernía, que dejó claro que desde cualquier situación de partida, la negociación hubiese sido muy similar, ya que cualquier confrontación hubiera terminado en los juzgados, con una percepción económica similar para el Racing pero eso sí, quedando automáticamente descartada cualquier opción de seguir con el jugador en el equipo. Es decir, el Racing podía haber ejercido su derecho de prórroga por dos años o meter al jugador en la lista de compensación, pero desde el inicio se prefirió el diálogo, pues el objetivo era, sobre todo, seguir contando con el futbolista.

Tampoco hubiera sido el panorama muy diferente si se le hubiese renovado hace un año o seis meses al jugador, puesto que se le hubiera puesto un salario normal y una cláusula alta, asunto que hubiera terminado igualmente en los juzgados para que el juez fijase la cantidad a percibir por el Racing al considerarse que no existe relación de equilibrio entre lo que hubiera cobrado el jugador y su cláusula.

En cualquier caso, Pernía y Canales se mostraron muy satisfechos tanto por haber conseguido firmar el contrato con el Real Madrid, como por la forma en que se han desarrollado las negociaciones. «Hemos ido de la mano las dos partes y ha discurrido todo con normalidad», aseguraba el mandatario del conjunto santanderino, que reconoció que desde el principio, el Racing renunció a hacer valer los derechos que tenía para que el futbolista continuara en el club una temporada más, aunque dejó claro que «una cosa es que desde el primer día llegáramos a un acuerdo para no hacer valer nuestros derechos y otra diferente es que no los tuviéramos». Por su parte, Ángel Canales, que considera acertado haber estado metido en la negociación para el traspaso de su hijo desde el principio -«padre, representante... he intentado ser un poco de todo y todo lo que he hecho lo volvería a repetir»-, indicó que en todo el proceso «no ha habido roces, sólo las discrepancias normales cuando cada parte defiende una postura en la negociación».

Ángel Canales explicó además cómo ha vivido su hijo todo el proceso de negociación desarrollado durante los últimos meses. «Hemos escuchado a los diferentes clubes europeos, pero Sergio quería quedarse en España y el Real Madrid le tiraba mucho», destacó el padre del nuevo futbolista blanco, que añadió que cuando su hijo decidió aceptar la oferta del equipo del Bernabéu «olvidó el resto de ofertas».

«Estamos convencidos de que había que coger este tren», señaló Canales que recalcó que en todo este proceso había hecho «lo que había que hacer» y que en ningún momento «había subastado a Sergio, únicamente he estado con todos los clubes que se querían reunir conmigo y yo los he escuchado». Por último, Ángel Canales se mostró sorprendido por la progresión que ha tenido su hijo. «En unos pocos partidos ha salido con los goles y con todo eso, pero el Sergio real es el del partido de Pamplona, es donde mejor se le vio jugar, con su fútbol, sus pases...»

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 12:57 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario