Jueves, 11 de febrero de 2010

Portugal quiere un ambiente hostil... dentro de la deportividad

Intensidad, ritmo, presión, jugadores concienciados, ilusión... estas son las palabras que más se escucharon ayer en la rueda de prensa de Portugal tras el entrenamiento que había realizado su equipo en El Sardinero. Todas ellas hacen referencia al partido que esta noche jugará el Racing con el Atlético de Madrid.

«Tenemos que afrontar el partido con mucha intensidad y con mucho ritmo desde el primer momento e intentar marcar algún gol pronto», aseguraba el técnico del conjunto cántabro, que tiene claro que conseguir dos goles antes del descanso sería «muy importante».

Para conseguirlo, «los jugadores están muy concienciados y con muchas ganas» indicó Portugal, que dice que, al margen de la conocida calidad del rival, «lo que me preocupa es el trabajo que pueda hacer mi equipo, la intensidad y el ritmo que podamos mantener, porque si salimos con la intensidad habitual podemos hacerles mucho daño».

Portugal reconoció que «en el fútbol no hay nada escrito y está lleno de sorpresas y, aunque, el resultado de la ida es malísimo, la esperanza es lo último que se pierde y estamos muy ilusionados», a lo que añadió que la afición está tan volcada con el equipo que «que nosotros tenemos que hacerle el favor de entregarnos a tope, de tener la agresividad deportiva que siempre tenemos y de intentar superarlo».

Hablando de agresividad, el técnico verdiblanco no quiso manifestarse sobre las afirmaciones de su homólogo en el Atlético, Quique Sánchez Flores, que dice esperar un ambiente hostil en El Sardinero. «Quiero que el Atlético se encuentre un ambiente muy hostil, pero dentro del terreno de juego por parte de mis jugadores, pero deportivamente», indicó Portugal, que cree que también puede resultar fundamental «no dejar al Atlético que haga su partido y hacer nosotros el nuestro. Tenemos que hacer nuestro partido y que ellos no hagan el suyo desde el primer momento. Puede ser un partido loco o controlado, pero vamos perdiendo 4-0 y hay que ir a por todas».

Las claves

Otra de las claves fundamentales para el entrenador del Racing es «la agresividad deportiva que podamos meter en los primeros minutos, esas ganas de ir a por el partido y a por los goles desde el primer momento. Los minutos iniciales tienen que ser fundamentales y hay que mentalizar al equipo para salir a por ellos».

También tuvo palabras Portugal sobre la polémica arbitral que ha rodeado los dos últimos encuentros del Racing con el conjunto colchonero. El técnico burgalés dijo que su deseo para el partido de esta noche en El Sardinero es «que el árbitro esté de puta madre, pero para los dos equipos igual», algo que parece más sencillo con Undiano Mallenco, al que calificó como «un gran árbitro»

Además, Portugal dejó claro que sus manifestaciones del pasado domingo sobre los colegiados respondían a las manifestaciones previas de Quique. «De los árbitros nunca opino, lo del otro día fue por la referencia del rival, que eso sí que molestó, porque es como meterte los dedos en el ojo y eso no me gusta».

«Los errores nosotros los hemos asumido, lo que no me gusta es que el rival no los asuma», añadió por último el técnico del conjunto cántabro, que piensa que «al final de un campeonato casi siempre hay una compensación y no hay más que objetar».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:28 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario