Jueves, 28 de enero de 2010

El Racing barre y hace historia

El Racing de Portugal escribió ayer en Pamplona un nuevo y brillante capítulo de su particular volumen de hazañas y proezas. Y lo hizo de la forma más espectacular e inolvidable. Ganando en el Reyno con tanta solvencia como ya lo hizo en El Sardinero, barriendo a Osasuna de principio a fin y regalando goles repletos de arte a los cientos de seguidores que le arroparon en Navarra y a los miles que le empujaron desde Cantabria.

Quizás sólo faltó emoción para dar más heroicidad a la gesta pero, mirado desde otro prisma, el conjunto verdiblanco regaló 90 minutos más de alegría a sus incondicionales. Sin sufrimientos ni dudas. Porque al Racing le bastó media primera parte para sentenciar una eliminatoria a la que Pandiani le había dado vida en la ida por aquel postrero gol. Xisco, con una sensacional definición, y Henrique de cabeza tras un córner, machacaron al conjunto de Camacho y metieron a los de Portugal en semifinales por segunda vez en sus 96 años de vida, dos cursos después de haberlo logrado Marcelino. Lo de Canales fue la guinda. La primera vez que jugó en Pamplona fue para debutar en la élite y la segunda para regalar una obra de arte de falta quitando telarañas. En Navarra se halla su Reyno, en El Sardinero su servicio militar y en el Bernabéu su gloria y sus títulos.
Espectacular salida.

El Racing completó un partido sensacional y no dio opciones a su adversario, siendo ésta la cuarta victoria seguida que logra en terreno rojillo. Únicamente Pandiani y Aranda dieron sensación de peligro local aunque siempre se toparon con Coltorti, un portero que estuvo más fuera que dentro del club y que ahora le pondrá las cosas difíciles a Toño cuando se recupere, así como a su seleccionador de cara al Mundial. Y eso que no se contaba con él porque si algo sorprendió de inicio fue que Portugal se saltó por una vez la máxima que siempre preside su guión: la tierra para el que la trabaja. Sin más excusas que los centímetros sentó a Mario, cuando el torneo que la habían designado para mostrar sus dotes era la Copa y su papel en ella había sido el de héroe en todo momento. Fue una decisión opinable y discutible pero el partido da la razón al técnico.

El éxito cántabro se sustentó en el suizo para aguantar el resultado, sí, como también se originó de nuevo en la fiabilidad de sus centrales, en la compenetración de Colsa y Lacen para robar y construir de forma alterna, así como en la pausa que aporta Canales al ataque y en el nervio que le imprime Xisco. Con tan buena actitud, a Osasuna sólo le quedaba la estrategia. Pero ni así. Mucho remate y poco acierto. Como el Racing en el segundo asalto, en el que pudo golear.
Meditación.

La rápida resolución de la eliminatoria ofreció varias alternativas. Los seguidores de Osasuna se marcharon abatidos y orgullosos de animar a un modesto con casta, mientras que los verdiblancos se dividieron. Unos imaginaban quién será el rival en semifinales y cómo debe ser vivir una final, a la vez que otros recordaron el camino que llevó al Racing a esta situación. Así, tras la epopeya racinguista, llovieron las reflexiones. He rescatado tres.

La primera, qué estará pensando ahora Mandiá cuando él jamás puso ni una sola vez a Xisco de titular, ni dio la alternativa a una joya como Canales y, además, sentó tanto tiempo a Henrique como a Torrejón. El segundo análisis es más bien una petición: todos los que dudaron de esta plantilla deberían retractarse, Revilla incluido. Aquel equipo al que se atizó hace meses es el mismo que ayer hizo disfrutar. Y la última observación es adivinar si algo cambiará en torno a Pernía con este resultado. Es, por números (deportivos), el mejor presidente de la historia del club, con sus aires y errores. Él pecó con Canales, está claro, pero Portugal no vino solo. Si alguien quiere, que debata. Lo ideal es disfrutar.
Camacho felicitó a su amigo 'Portu'

Camacho y Portugal, compañeros en las filas del Real Madrid como futbolistas, se fundieron en un abrazo al término del partido de anoche. El técnico de Osasuna felicitó a su amigo en el segundo partido en el que ambos se han vistos las caras. Antes jamás se habían enfrentado. Portugal luego fue de los más ovacionados por el racinguismo.
El duro


Monreal

No fue un partido duro pero él hizo alguna entrada fea. Acabó el duelo con amarilla.


El dandy


Xisco

Enorme su partido. Su definición con el exterior en el 0-1 fue para enmarcar.


El crack


Canales

Inició el primer gol, dio grandes pases y cerró la goleada con otra obra de arte. Un genio.


¡Vaya día!


Sergio

Falló en todo. Xisco hizo siempre lo que quiso con él. Sobre todo en el primer tanto.

 

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 18:23 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario