Mi?rcoles, 27 de enero de 2010

Una peque?a fila llena de optimismo

Lo que siempre ha movido a los aficionados del Racing es la pasión y sobre todo un gran optimismo. Son muchos los que están convencidos de que el conjunto verdiblanco llegará a la final de la Copa del Rey, y por eso ninguno se quiere perder los pasos que le quedan al equipo para llegar a esa deseada, aunque todavía hipotética final. Ayer se pusieron a la venta las 400 entradas que el Osasuna ha dado al Racing para que sus seguidores presencien hoy en Pamplona el partido de vuelta de los cuartos de final de la competición. No hubo colas, ni empujones para comprar una entrada (se vendieron sólo 178), pero sí se respiraba una gran ilusión por acceder a la siguiente fase: las semifinales.

A las 12.00 de la mañana, dos trabajadoras del club abrieron las persianas de las taquillas. Sólo 20 personas, en su mayoría jóvenes, esperaban su apertura como agua de mayo. Una cámara de televisión y dos fotógrafos inmortalizaban cómo los primeros en la cola se rascaban los 30 euros que valía cada entrada para el Osasuna-Racing.

Luis García Secadas fue el primero de la fila. Desde las 10.35 horas estaba haciendo cola. Luis compró seis entradas para él y «unos colegas que ya tenemos preparado el viaje a Pamplona», comentaba. «Allí vamos a ganar -añadía- creo que por 0-1 y gol de Colsa, si es que sale a jugar». Este santanderino y seguidor del Racing confiesa que el equipo de este año «no se parece en nada al conjunto de Marcelino con el que llegamos hasta semifinales hace dos años. Aún así yo creo que tenemos muchas posibilidades de llegar a la final. Es más, creo que la final será en Madrid y contra el Getafe. Esperemos estar allí», sentencia Luis con una sonrisa.

Carlos, el más realista

Javi Herrera, Sergio Sainz y Carlos Sobrino son amigos y los tres viajarán hoy a Pamplona para ver a su Racing. Javi y Sergio se muestran más incondicionales que su amigo y creen, sin dudarlo, que el Racing pasará a las semifinales «y además con un 0-2», dice Javi, panadero de profesión y que acaba de dejar aparcada su furgoneta de reparto durante unos minutos para recoger las entradas. Carlos es más realista y cree que el Racing pasará «pero sufriendo un poquito». «Este equipo de Portugal -dice- no es el de Marcelino de hace dos años, con el que arrasábamos. A mí claro que me gustaría que el Racing jugase la final de la Copa, pero vamos a ser un poco realistas, el Racing está en cuartos porque ha eliminado a dos equipos de 'mierda' como el Salamanca y el Alcorcón y porque hemos tenido mucha suerte. Ahora es que cuando verdaderamente vamos a ver hasta dónde podemos llegar», dice un cabal Carlos. De todas maneras, un toque de atención en forma de colleja de uno de sus amigos hace que Carlos recupere su racinguismo. «¡Pero bueno!, tenemos a Munitis, a Colsa, a Serrano y a esta peña que tienen mucha experiencia y que seguro que nos van a llevar a la final», acaba por decir Carlos.

A Vanesa y Patricia, también apostadas en la cola de las taquillas, las tocó ayer ir a comprar las entradas para ellas y sus novios. «Es que ellos están trabajando y no salen hasta las tres», dice una de ellas mientras rebusca 60 euros en una cartera de Billabong. «El Racing no va a tener problemas para pasar a semifinales porque aquí (en Santander) ya ganó por 2-1 y no creo que vayan a jugar tan mal como para peder la ventaja con la que van», dice Patricia en un tono muy explicativo.

José Antonio Vela interrumpe la conversación de Patricia y Vanesa y se aventura a dar el rival que el Racing se encontrará en semifinales. «Qué os jugáis a que nos toca contra el Celta. Me da a mí que el Atlético de Madrid no va a pasar. Y aunque pase nos da igual, también podemos con los de Madrid», grita este estudiante mientras es vitoreado y aplaudido por los pocos aficionados verdiblancos que ya quedan en la fila.

En media hora

A las 12.30 horas las taquillas se vacían. En media hora se han vendido casi 100 tiques para el choque, pero hay que tener en cuenta que el partido se juega hoy, día laborable, y además en Pamplona. Junto a la taquilla ya sólo está Luis Diego. Nos cuenta que está preguntando a toda la gente que va en coche si puede apuntarse con ellos. «Yo siempre viajo con la peña Zalo, pero esta vez no sé porqué el Racing no ha montado autobuses y las peñas no han organizado ningún viaje. Yo no tengo coche para ir hasta Pamplona, así que estoy preguntando a ver si alguien me puede llevar en su coche y compartimos gastos», dice. Luis además muestra los horarios de los autobuses que cubren las líneas Santander-Pamplona y Bilbao- Pamplona. «Si a alguien se le ha ocurrido ir a Pamplona en autobús, mejor que se le vaya la idea de la cabeza. Yo he mirado los horarios y no hay autobuses para ir y volver el miércoles», avisa.

En su mismo caso está Raúl. Este chaval de 18 años, que se encuentra aún en el duro proceso de sacar el carné de conducir, no entiende porqué el Racing no ha puesto autobuses como ha hecho otras veces. «Yo voy siempre con la peña Ojáncanos, pero como esta vez no han puesto autobuses para los que no tenemos coche, pues nos han hecho una putada». «Nosotros te llevaríamos, pero es que ya somos seis-le dice otro aficionado que lamenta su situación-, así que mira a ver si por Internet, en el foro del Racing o así, encuentras a alguien que viaje y te pueda llevar», le aconseja.

Justo al lado de las taquillas, en la tienda del Racing. La dependienta, que está ociosa, explica que este partido de vuelta no ha hecho que se vendan más bufandas y eso que hoy en Pamplona hará un frío de miedo. «En la ida si se notó un poco la emoción de la gente. Se vendieron más bufandas y camisetas, pero como este partido es en Pamplona...».

A las 12.50 horas los aficionados llegan ya a cuenta gotas a por sus entradas. Una abonada de toda la vida, con su perrito bajo el brazo, pregunta por un cajero. La señora que vende las entradas, muy amable, la contesta que si lo que quiere son las entradas «no hace falta que vaya a un cajero yo le puedo pasar la tarjeta». La señora y su perro se marchan felices con las tres entradas. «Son para mis hijos y mi marido, yo lo veré por la tele. A ver si pasamos, que nos lo merecemos».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:23 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario