Lunes, 25 de enero de 2010

El d?a en que Geijo marc?

Álex Geijo es esa clase de jugador que crea debate a su alrededor. Llegó esta temporada a Santander bajo el prometedor calificativo de 'Ronaldo de Segunda'. Los medios de comunicación valencianos (fue traspasado al Racing por el Levante) se deshacían en elogios cuando desde Santander se les preguntaba sobre las posibilidades futbolísticas del ariete hispano-suizo. «Os lleváis un jugadorazo». «Es de lo mejor que hay en Segunda División». «Os va a sorprender la capacidad que tiene para jugar de espaldas». Sí, pero aquí llega como delantero centro. O mejor dicho, desde el Racing lo venden como un 'nueve' nato, se aportaba desde Cantabria. La pregunta, entonces, estaba obligada. ¿Cuántos goles ha marcado? Los datos, esos a los que habitualmente recurren los periodistas, no engañaban. Siete tantos en los 32 partidos que jugó en la temporada 2006-07 (Xerez); cinco en los 32 que también disputó en la 2007-08 (Levante); y 10 en los 21 en que participó la temporada anterior (Levante). Sus primeras actuaciones con la camiseta del Racing abrieron ya la discusión. «Es un gran jugador, capaz de dar el último pase», decían unos. «Ya, pero no tiene gol», respondían otros. «De espaldas, es el mejor futbolista que he visto en Santander», argumentaban los entendidos. «Sí, pero no marca», contestaban los más críticos. Alex Geijo se pasó la pretemporada dando la razón a unos y otros. Grandes actuaciones, mejores previsiones, pero cero goles... y más debate. Llegó la Liga, y más de lo mismo, negado ante la portería contraria. La Copa supuso un pequeño respiro para un futbolista que puede terminar en los próximos días en el Betis si culminan con éxito las conversaciones (de momento, el acuerdo entre los dos clubes es total). Alcorcón vio como el delantero que llegó a Santander convertido en uno de los fichajes más importantes de la temporada, se estrenaba ante la portería contraria. Y ayer ¡por fin! Alex Geijo marcó en Liga.

Ha habido que esperar 18 jornadas de campeonato para verle batir a un portero de Primera División; para contemplarle correr hacia el banderín de córner eufórico, feliz. Para observarle, rabioso, celebrar con la afición cántabra desplazada hasta Gijón su primer tanto. Ayer fue 24 de enero, el día en que Geijo marcó. ¡Al fin!

El tanto del 'nueve' suizo, al filo del descanso, sirvió para que el Racing se llevara los tres puntos de Gijón, permanezca invicto en el año 2010 y termine con 23 puntos en la tabla la primera vuelta del campeonato. Una situación impensable hace un par de meses, cuando el Racing ocupaba puestos de descenso a Segunda División.

Resistencia

El Racing protagonizó en El Molinón un buen partido en líneas generales, sobre todo en una primera mitad en la que, por ocasiones, debió haber sentenciado el encuentro (Tchité erró dos claras jugadas y Gregory sacó bajo el larguero un remate de cabeza de Geijo) y no sufrir los agobios que soportó en la segunda parte. Curiosamente, el equipo estuvo más acertado cuando no estaban en el campo hombres que se supone fundamentales (Canales, Munitis y Xisco) a los que Portugal optó por dar descanso pensando también en el partido de Copa ante el Osasuna.

El técnico arriesgó con la decisión. El resultado, y sobre todo el juego del primer tiempo, le dieron la razón. Sus sustitutos, Toni Moral, Geijo y Tchité, respondieron con acierto a la confianza del entrenador y fueron clave en el triunfo del equipo. Moral, que jugó en la banda derecha, tuvo una actuación destacada, la mejor que se le ha visto desde que llegó a Santander. Geijo, además de anotar el gol del triunfo (un gran tanto), dejó muestras de que como segundo delantero es un futbolista más que aprovechable. Y Tchité empañó con su desacierto ante la portería rival y su individualismo en algunas acciones, un buen partido en general.

Mención aparte hay que hacer de Gonzalo Colsa. El cántabro realizó un primera parte casi perfecta, en la que encabezó todo el juego ofensivo del equipo, bien apoyado en la capacidad destructiva que posee Diop.

En el apartado negativo hay que poner a los dos laterales. Oriol y Christian fueron superados en todo momento por la velocidad y verticalidad de los extremos del Sporting y su debilidad pudo costar el partido. Coltorti, con dos intervenciones ante sendos a bocajarro del Sporting, lo evitó.

Gran responsabilidad de la victoria de ayer hay que apuntársela a Miguel Ángel Portugal. El técnico burgalés leyó a la perfección el partido. Apostó de inicio por volver al 4-4-2 y supo sacar rendimiento a las debilidades defensivas de un Sporting que suele arriesgar en su estadio, sobre todo en los laterales, tal y como le gusta a Manolo Preciado. Tchité, Geijo y Toni Moral se hartaron de servir balones a la espalda de la endeble defensa asturiana.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:58 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario