Domingo, 17 de enero de 2010

T?cala otra vez, Canales

Mendilibar hace cábalas en su once debido a las seis bajas que pesan como seis losas y, por contra, Portugal prescinde de uno de sus pilares por capricho y precaución y no se acuerda de su enfermería. Mientras uno duda y porfía, el otro cree y presume. Una muestra de que el Valladolid vive horas de angustia y el Racing días de gloria. Sin embargo, la tabla sólo distancia al uno del otro por un único partido y, por tanto, ambos saben que disputan la misma Liga, la de los modestos y sobrevivientes, y que este partido es una final en la que hay que dejar herido a un rival directo.

El equipo pucelano se presenta a la cita tras haber resucitado al Atlético (0-4) y con el cruel cartel de haber ganado un partido de los últimos nueve. Además, las bajas por tarjetas o lesiones dejan a su centro del campo dañado. Borja y Medunjanin se perfilan como titulares, pero tantas dudas tiene ahí su entrenador que se puede esperar de todo. Incluso que a lo largo del partido dé la alternativa a una joven promesa, Carlos Lázaro, que en su día asistía a Bojan en la Selección y que se atrevía a dejar sentado a su compañero de habitación, Sergio Canales.
De promesa a jefe.

Pero el tiempo ha cambiado demasiado rápido. Y ahora ese suplente ocasional pocas veces más lo veremos en un banquillo. Es la referencia del Racing. En torno a su presencia, por beneplácito de Portugal, el conjunto verdiblanco ha sufrido una metamorfosis. De la apatía con Mandiá se ha pasado al orgullo. Encadena dos victorias seguidas, ha dado un golpe en la mesa tras golear al Espanyol (0-4) y tumbar al Sevilla (1-2) y sigue su camino por la Copa.

Ante el Valladolid repetirá el once que le ha sacado de abajo con el único cambio de Diop por un cansado Colsa. La confianza de los locales es máxima, pues siempre ha sumado frente a los equipos de la segunda mitad de la tabla. Pero también tiene un gran temor. Juega arriba, es el pichichi vallisoletano, se llama Diego y, para no acentuar la crisis, quiere ganar a toda Costa.
El 15% de la taquilla será para ayudar a Haití

El Racing es más que un club. Aunque su radio de operaciones es básicamente deportivo no es ajeno a los problemas que le rodean. Por este motivo, la entidad verdiblanca se unirá hoy a los gestos de solidaridad mostrados por todo el mundo con las víctimas del tremendo terremoto que ha castigado esta semana a Haití y que ha dejado un mar de muertos. El club cántabro colaborará destinando el 15% de la recaudación del partido de esta tarde para ayudar a los damnificados. Además, varios voluntarios de la Cruz Roja estarán alrededor del estadio buscando la caridad de los aficionados con varias huchas petitorias.
Claves del partido


¿La novedad?

Carlos Lázaro, mediocentro de 19 años, podría tener su oportunidad hoy dadas las numerosas bajas que tiene el Valladolid.

La estrategia

El Racing es junto al Atlético y el Sporting el equipo que más goles ha encajado en jugadas de estrategia. Ya van ocho en esta Liga.

El césped

Está mal y los operarios están intentando de todo para mejorarlo. Lo último, ventiladores en las áreas.


Ases a seguir


Lacen

Sin Colsa, deberá llevar la manija del equipo. Es el único jugador que ha disputado todos los minutos.

Diego Costa

Es el máximo goleador (6) y también el mejor asistente (4 pases de gol). Ojo.


Altas y bajas


Toño, Morris, Tchité, Colsa, Luis García y Crespo son las bajas del Racing.

Manucho, Nivaldo, Pelé, Rubio, Sisi y Canobbio no estarán en el Valladolid.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 10:49 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario