S?bado, 16 de enero de 2010

Velocidad, arma del Racing ante un Valladolid herido

Qué siga la racha. Ésa es la consigna a la que se apunta todo el mundo en el Racing. Y no es para menos. El conjunto santanderino ha pasado de ser un equipo sumido en un mar de dudas, a estar situado en una posición más o menos cómoda en la tabla clasificatoria. Ha pasado de ir sumando derrota tras derrota, a contar sus partidos de liga como victorias. Al menos así es desde que comenzó 2010. Desde entonces, el conjunto de Miguel Ángel Portugal ha ganado los dos encuentros ligueros que ha disputado (2-0 al Tenerife y 1-2 en Sevilla) y ha ganado uno y ha empatado otro en la eliminatoria de Copa que ha disputado con el Alcorcón. Esta es la racha que quiere conservar el Racing.

Miguel Ángel Portugal lo señalaba ayer en la sala de prensa de El Sardinero al término del entrenamiento matinal. «Tenemos que concienciarnos de que es importantísimo ganar estos tres puntos para tomar un poco más de aire y estar un poco más tranquilos», destacaba el técnico, consciente de que una victoria mañana ante el conjunto castellano permitiría al Racing llegar a los 22 puntos, una cifra más que considerable para cerrar la primera vuelta -terminará dentro de una semana en El Molinón ante el Sporting de Manolo Preciado-, sobre todo si se tiene en cuenta que el inicio de la temporada fue realmente malo.

El escollo a que tendrá que hacer frente el Racing para poder mantener su inmaculada trayectoria en 2010 es el Valladolid, un equipo que llega herido tras el duro varapalo que sufrió en la última jornada, en la que perdió por un más que contundente 0-4 ante el Atlético de Madrid en el Nuevo Zorrilla.

En cualquier caso, Portugal, que considera que el equipo vallisoletano será uno de los rivales del Racing en la pelea por mantenerse lo más lejos posible de los puestos de descenso, cree que los de Mendilibar llegarán «con muchas ganas de revancha» y con la intención de sacarse la espinita de la última derrota sufrida ante sus aficionados.

El técnico verdiblanco piensa que el Valladolid tiene unas «armas muy competitivas» y que pueden hacer mucho daño a su equipo, dado que hacen una intensa presión «muy arriba», juega con las líneas «muy equilibradas y juntas» y, además, puede permitirse acciones al contragolpe verdaderamente veloces gracias a las características de sus atacantes.

La respuesta

Para tratar de impedir que estas armas den el resultado deseado por Mendilibar y los suyos, el entrenador del conjunto santanderino ha insistido en algunas cuestiones que sus jugadores no deben olvidar. Por ejemplo, destacó que hay que evitar abusar de los pases cortos y de la conducción del balón en el centro del campo, algo que puede terminar en alguna pérdida no deseada del balón. Las transiciones rápidas y las aperturas a las bandas son los aspectos en los que el Racing debería afianzar una posible victoria.

«No tenemos que dejar que nos atosiguen, que es algo que a nosotros también nos gusta hacer. Por eso creo que va a ser un partido con mucha lucha, de mucha fuerza y de mucha garra», destacó Portugal, que no ha querido dar demasiada importante a la pobre imagen ofrecida por su equipo en el partido del pasado miércoles contra el Alcorcón. Para el entrenador del equipo verdiblanco, los encuentros de la Copa del Rey permite a los equipos inferiores tutear a los rivales y aunque pueda parecer «que en el juego es superior y al final acaba perdiendo». Y exactamente eso es lo que ocurrió, algo que en absoluto «extrañó» a Portugal, que reconoció que «tenía mucho miedo al partido y al final, afortunadamente, pasamos la eliminatoria que era el objetivo y de lo que se trataba».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 10:49 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario