Domingo, 27 de diciembre de 2009

Los fichajes de la frustraci?n

Cuando en el mes de julio quedaba prácticamente perfilada la plantilla del Racing, todos los aficionados celebraban que el trabajo para reforzar el equipo se hubiera realizado con tanta prontitud. Sin embargo, algunos meses después la sensación es bien diferente. Y es que, por unas u otras causas, los refuerzos contratados durante el pasado verano no acaban de ofrecer el rendimiento esperado tanto por el club, como por los aficionados verdiblancos.

Los motivos son de lo más variopinto. En unos casos, la adaptación a Primera División está siendo una losa demasiado pesada para jugadores con una evidente calidad, pero con una total inexperiencia en la categoría. En otros, la inactividad a que estaban sometidos algunos jugadores está siendo un verdadero escollo para que puedan ofrecer su mejor imagen vistiendo la camiseta del Racing. Sea cual sea la causa, lo cierto es que de las diez incorporaciones que el Racing realizó el pasado verano sólo tres han ofrecido un rendimiento más o menos aceptable. Jugadores como Morris, Torrejón o Arana, sin hacer nada del otro mundo, sí han dejado alguna muestra de las cualidades que se les suponía cuando fueron contratados. El resto está muy por debajo de lo esperado.

Por líneas, la defensa es la que más efectivos recibió el pasado verano. Además de los ya mencionados Morris y Torrejón, a la zaga verdiblanca llegaron Crespo, Henrique y un viejo conocido, Sepsi.

Ninguno de ellos ha sido capaz de suplir con garantías a los jugadores que el año pasado defendieron la camiseta racinguista, como pueden ser los casos de Garay, Marcano o César Navas, que estuvo en Santander durante la primera vuelta. Pese a que algunos de ellos llegaban al Racing con la vitola de jugador de mucha proyección, como es el caso de Crespo, o procedentes de todo un Barcelona, el brasileño Henrique, lo cierto es que su rendimiento ha estado muy por debajo de lo esperado y, lo que es peor, de lo que el Racing necesita para no pasar demasiados apuros en su línea defensiva.

Por lo que respecta al centro del campo las cosas son algo diferentes. Uno de los recién llegados, Arana, ha dejado buenas sensaciones en los partidos que ha jugado y, aparentemente, su aportación al conjunto santanderino puede ser muy buena en un futuro. El otro, Diop, no ha tenido demasiadas oportunidades, aunque cuando ha jugado tampoco ha deslumbrado.

El principal problema que ha tenido el Racing con los fichajes del verano es la escasísima capacidad goleadora. De hecho, los defensas han marcado dos tantos (Morris y Henrique), los centrocampistas tres (Arana) y los atacantes sólo uno (Xisco). Estas cifras dejan absolutamente claro que la aportación de los tres nuevos delanteros está siendo, en materia de goles, paupérrima. Aunque hay otros factores que sirven para mejorar algo su calificación, por el momento no pasan del suspenso, una nota que se puede aplicar a la mayoría de los recién llegados que, eso sí, aún tienen tiempo para mejorar.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 13:22 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario