Mi?rcoles, 16 de diciembre de 2009

Los campos en mal estado y un trabajo m?s intenso, origen de las lesiones

 La mayor intensidad de los entrenamientos que el equipo ha realizado en las últimas semanas, unida al mal estado de los campos en que éstos se han desarrollado, pueden estar en el origen de las lesiones musculares que durante los últimos días han aparecido en la plantilla del Racing.

Así lo asegura Pau Albertí, preparador físico del Racing que ha llegado al conjunto santanderino de la mano de Miguel Ángel Portugal. «Las lesiones se producen siempre por algo», asegura el preparador, que considera que «puede haber muchos factores que las provoquen».

En el caso del equipo santanderino, el origen de los problemas físicos que han aparecido durante los últimos días en jugadores como Luis García, Sergio Canales y José Ángel Crespo, puede estar en el cambio del método de trabajo, por un lado, y en el estado de los terrenos de juego, por otro.

Respecto a la primera de estas posibilidades, Albertí señala que «hemos aumentado la intensidad de los entrenamientos y eso puede influir».

Más 'chispa'

Según el preparador físico racinguista, el objetivo de este aumento de la intensidad de las sesiones de entrenamiento es conseguir que mejore el ritmo de la plantilla, es decir, la 'chispa' que en muchas ocasiones se echó en falta en la etapa de Juan Carlos Mandiá y Quique Sanz. «Al subir la intensidad para poder tener más ritmo la exigencia es algo mayor y se puede notar», añade Albertí, que considera que cuando se hizo cargo del apartado físico del equipo encontró a una plantilla «en buen estado». «Sólo hemos intentado aumentar la intensidad y por eso hemos acelerado el trabajo, hemos subido las revoluciones», indica el mallorquín, que deja claro que este cambio «requiere un esfuerzo importante y se produce un gasto mayor a nivel muscular». A su juicio, el trabajo hecho en las dos últimas semanas, en las que la responsabilidad del trabajo físico la ha tenido él, está empezando a ofrecer resultados. Aunque el cambio no haya sido radical -no ha habido demasiado tiempo para conseguir una variación más relevante-, sí es cierto que la impresión que en este aspecto está ofreciendo el equipo es algo mejor. «Se empiezan a notar los resultados, aunque sea un poco», considera Pau Albertí.

El segundo factor que puede tener incidencia en la aparición de lesiones de índole muscular en alguno de los componentes de la plantilla es el estado de los terrenos de juego empleados tanto para los entrenamiento, como para los partidos. El caso del césped de los Campos de Sport es el más significativo. «La carga de intensidad se ve ayudada por el estado de los campos, sobre todo el de El Sardinero», indica Albertí, que asegura que con terrenos de juego malos «el músculo está sometido a un mayor esfuerzo». Y es que al esfuerzo propio del ejercicio que los jugadores deben realizar hay que unir el que deben hacer gracias a los deslizamientos que se producen cuando se levanta el césped, el provocado por las irregularidades que pudieran aparecer en el terreno de juego o el propiciado por la elevada humedad que pueda existir en algunas partes de los campos en que juega el equipo.

Acumulación

A estos dos factores habría que unir algunos otros, como los relativos a que «la gente empieza ya a acumular minutos de juego y que en esta época del año siempre hay un mayor gasto muscular».

En cualquier caso, y sean cuales sean las causas, lo cierto es que en estos momentos hay tres componentes de la plantilla verdiblanca que atraviesan por problemas musculares. Sergio Canales, titular en el partido previo a su lesión y una de las grandes esperanzas para la recuperación del equipo, tiene una micro rotura de fibras en el bíceps femoral, mientras que en el caso de Crespo esta lesión es en el abductor de la pierna derecha. En el caso de Luis García, la cosa parece un poco más grave rotura de fibras, de dos centímetros y medio, en el bíceps femoral de la pierna izquierda. Los tres casos parecen condenados a dar por finalizado el año 2009.

Por último, Pau Albertí cree que, lesiones al margen, el objetivo ahora es conseguir «sumar en Villarreal» para que se pueda seguir «rentabilizando el trabajo realizado».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:52 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario