Lunes, 14 de diciembre de 2009

Siete meses despu?s... ?victoria!

Primero demos la noticia, la buena nueva: El Racing, por fin, ganó en El Sardinero. El cuadro cántabro se reencontró con la victoria en Santander siete meses después y dio la primera satisfacción a su sufrida afición en el séptimo partido que disputa en su estadio, en la decimocuarta jornada de Liga. El segundo triunfo consecutivo de Miguel Ángel Portugal (suma seis puntos en cuatro encuentros) permite al equipo salir del descenso y escalar varias posiciones en la clasificación general.

Añadamos ahora la crítica: El Racing ganó porque fue menos malo que el Xerez. Que nadie se engañe. Fue un partido pésimo, marcado por los errores defensivos, las lagunas e imprecisiones en el centro del campo y los desaciertos de los atacantes. El Racing logró sacar más provecho de los errores ajenos que el Xerez y por eso se quedó con los tres puntos en juego. La desesperación de la grada en muchos momentos del partido describe a la perfección cómo se desarrolló el encuentro. Nadie puede ni debe engañarse. El Racing estuvo fatal en la portería y en la defensa, impreciso en el centro del campo y sólo los fallos del Xerez, algo de fortuna y la superior calidad individual de sus futbolistas le permitieron remontar el encuentro. Aún así, la lectura debe inclinarse hacia el lado positivo. En situaciones delicadas (el Racing inició el encuentro tercero por la cola) lo realmente importante es la victoria, sumar puntos, y olvidarse del juego bonito. Aunque tampoco debe obviarse que los errores deben corregirse de cara a próximos encuentros. En caso contrario, el Racing estará condenado a sufrir hasta el final de la presente temporada.

Y terminemos con algunas valoraciones individuales: Fabio Coltorti estuvo mal, muy mal en la portería. Nunca dio seguridad a la zaga, se vio sorprendido en el primer gol del Xerez y protagonizó un par de salidas que dejaron atónita a la grada. Henrique y Morris volvieron a fracasar en la defensa santanderino. El central fue completamente superado por los atacantes andaluces, especialmente por Mario Bermejo y comprometió a sus compañeros con sus imprecisiones y dudas en multitud de ocasiones. Nunca llegó a tiempo a los cortes y se complicó la vida incomprensiblemente a la hora de sacar el balón. Morris no estuvo bien en el lateral derecho y en el primer gol estuvo desaparecido. Momo, con su habilidad, le sacó todos los defectos a un central reconvertido a lateral, hasta el punto de ser nuevamente sustituido por Oriol en la segunda parte. Tchité volvió a perdonar lo imperdonable. Se le define como 'killer' (matador), es decir, goleador, y se le pide que aproveche las ocasiones que tiene y se deje de florituras. Ayer, al igual que hizo en Barcelona hace siete días, falló lo que no debe fallar.

El partido

El partido tiene la historia de errores y más errores. El Xerez, que llegó a Santander con cuatro goles en su cuenta general de la temporada (uno a domicilio) fue capaz de marcar dos en Santander, lo que dice muy poco de la defensa cántabra. Cierto es que tuvo que la fortuna de adelantarse en el marcador cuando el partido no había hecho nada más que empezar, pero lo que debe ser analizable es que tuvo más posesión que el Racing en el global del encuentro y que, junto al otro de gol de Antoñito, fue capaz de crear otras cuatro claras ocasiones de gol (Christian sacó un balón bajo los palos con el empate a uno en el marcador).

El Racing, dominado en muchos momentos del encuentro, se aprovechó de la endeblez rival para llegar también con claridad a la portería de Renan. Tchité tuvo el empate en un mano a mano con el portero, pero que desaprovechó para desesperación de la grada. Minutos más tarde, Lacen, de un gran disparo desde el borde del área lograba la igualada.

El inicio de la segunda parte no pudo ser mejor para el Racing. Arana, que entró en el descanso, tardó cuatro minutos en anotar el segundo para el cuadro cántabro en un centro que se fue envenenando hasta sorprender a Renan.

Todo parecía ya resulto para el Racing. Ziganda, con el partido perdido, dio entrada a Antoñito y el andaluz aprovechó las facilidades dadas por la defensa santanderina para lograr la igualada con un lanzamiento desde fuera del área.

Portugal reaccionó con la entrada de Geijo y el Racing se fue a por el gol. Colsa lo tuvo (Francis sacó su remate desde la raya de gol), pero fue Xisco el que acertó de cabeza tras un centro de penalti. De ahí hasta el final, sufrimiento y tímida alegría a la conclusión.

La próxima estación es Villarreal. El cuadro de Valverde ha reaccionado (ayer ganó en Madrid) y el Racing deberá mejorar si quiere mantener la racha.

Racing: Coltorti; Morris (Oriol, min 65), Henrique, Torrejón, Christian, Munitis, Colsa, Lacen, Toni Moral (Arana, min 46); Xisco y Tchité (Geijo, min 73).

Xerez: Renan; Francis, Aythami, David Prieto, Casado; Carlos Calvo (Antoñito, min 61), Bergantinos, Moreno, Momo (Orellana, min 78); Abel Gómez y Mario Bermejo.

Goles: 0-1, min 2: Bermejo. 1-1, min 25: Lacen. 2-1, min 49: Arana. 2-2, min 70: Antoñito. 3-2, min 83: Xisco.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (comité navarro).Mostró cartulinas amarillas a Morris, Henrique y Xisco por el Racing y a Moreno, Aythami y Abel Gómez por el Xerez.

Incidencias: partido de la decimocuarta jornada de Liga de Primera División, disputado en los Campos de Sport de El Sardinero ante 14.439 personas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:42 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario