Domingo, 13 de diciembre de 2009

O gana hoy, o no gana nunca

«Ganar o ganar». En pocas ocasiones, esta propuesta tan futbolera tiene más sentido que al ser aplicada al partido de hoy entre el Racing y el Xerez. Esta muletilla empleada por jugadores y técnicos ante cualquier encuentro más o menos relevante es hoy especialmente verosímil. Y es que al conjunto santanderino sólo le vale conseguir una victoria ante un rival asequible, los números así lo indican, y ante su afición.

Para conseguirla, además del 'maleficio' de El Sardinero, el Racing tendrá que superar el escollo que supone haber perdido a su mejor jugador, Sergio Canales, importante revulsivo para los cántabros en los últimos partidos. El canterano no ha podido superar los problemas físicos que arrastra desde el partido del pasado fin de semana y, al final, no ha podido entrar en la convocatoria. Su baja, unida a las de Serrano y Toño, obligará a Portugal a hacer cambios. No afectarán a la defensa, que será la misma (Morris, Torrejón, Henrique y Christian) ni al centro del campo (Colsa y Lacen). La que sí se verá afectada es, lógicamente, la portería, en la que estará Coltorti. También modificará la línea de ataque, en la que Munitis y Arana se situarán en las bandas, mientras que Tchité, probablemente con Xisco, jugará en punta.

Una obligación

Sea el once que sea, el caso es que al Racing sólo le sirve ganar. Un triunfo ante el Xerez le permitiría confirmar que la victoria ante el Espanyol no se trató de un simple espejismo. Si ya ante el Real Madrid y el Deportivo, ante los que se cayó por la mínima, ya se habían apuntado algunas cosas ciertamente positivas, en el debut verdiblanco en Cornellá esos apuntes se convirtieron en una realidad que ha dado un poco de aire a un equipo que por momentos parecía estar asfixiado. Así lo ha reconocido el técnico verdiblanco, Miguel Ángel Portugal, que considera, al margen de los tres puntos, que la victoria ante el Espanyol fue muy positiva porque ha permitido que la tranquilidad se instale, al menos por una semana, en el equipo santanderino.

Sin embargo, consciente de que aquella victoria fue únicamente un primer paso, Portugal no quiere que entre sus hombres haya el más mínimo atisbo de confianza. Por mucho que el Xerez sea el colista y que en estos momentos se perfile como el candidato número uno a bajar a Segunda al final de la temporada, el Racing no puede permitirse el lujo de sumar un nuevo tropiezo en su campo. Por eso, el técnico verdiblanco se ha encargado de hacer ver a sus jugadores que la victoria en este encuentro es un imperativo. Que no vale otro resultado. Que los tres puntos de Barcelona sólo serán buenos si se gana hoy al Xerez.

Lo de trabajar más cómodo después de sumar tres puntos en un partido importante está muy bien, pero no servirá para nada, o para casi nada, si hoy no se gana a un equipo como el Xerez, que es colista, que tiene verdaderos problemas para marcar goles y los encaja con relativa facilidad, que no es de los equipos que se cierra atrás, algo que siempre facilita el juego de los rivales, que está atravesando por una delicada situación institucional... vamos, que es el rival ideal para conseguir la primera victoria de la temporada en El Sardinero.

No lograrlo sería inexcusable. Un verdadero jarro de agua fría para una afición que, como la plantilla, también ha respirado un poco mejor tras la victoria ante el Espanyol. Y, lo que es peor, sería un signo evidente de que el Racing va a atravesar por más problemas de los esperados, que no son pocos, para poder conservar la categoría.

Por eso, el recurso de «ganar o ganar» hoy sí tiene que ser el leitmotiv del Racing, aunque conseguirlo no será sencillo, pero claro, ¿si no lo consigue hoy, cuándo lo va a lograr?

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 12:59 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario