Lunes, 30 de noviembre de 2009

El descenso acecha al Racing

El racinguismo se había acostumbrado a mirar la clasificación sin demasiados sobresaltos. En el peor de los casos, su equipo estaba situado en la zona media. Es decir, se había acostumbrado a no sufrir demasiado. Sin embargo, de repente, los aficionados verdiblancos se han topado de bruces con su sino. 

Los tiempos en que el Racing soñaba con Europa quedan ya lejos. Demasiado lejos. Ahora, de nuevo, la salvación es la cota más alta a la que cualquiera de los aficionados que acuden a El Sardinero cada quince días pueden aspirar. Y todo en apenas 12 jornadas. Justo las que el Racing ha necesitado para reencontrarse con su historia de sufrimiento y de escasas alegrías.

Ayer, al finalizar la jornada, el Racing acabó en puestos de descenso. El equipo que el año pasado debutó en la Copa de la UEFA y que hace dos temporadas fue la grata sorpresa del campeonato, está codeándose con el Xerez, candidato al descenso desde antes que comenzara la Liga, y con el Málaga de un Juan Ramón López Muñiz que tuvo que abandonar Santander debido a los malos resultados y a su paupérrimo fútbol. Su pelea es ahora la de la supervivencia.

La última vez que el Racing estuvo en una posición similar -excepción hecha de la primera jornada del presente campeonato, tras la que se ubicó en la decimoctava posición- fue en la jornada quinta de la pasada temporada. El equipo entrenado entonces por López Muñiz era decimonoveno. Sin embargo logró remontar el vuelo. Tanto que tras doce partidos era décimo en la clasificación. Mejor aún fueron las cosas en la campaña de Marcelino, cuando en la jornada decimosegunda, el Racing era séptimo. Por cierto, nunca estuvo en los puestos de descenso.

Hace tres temporadas, de nuevo con Portugal en el banquillo, el Racing lo pasó mal al principio. En la jornada cuarta era colista de Primera, aunque subió hasta la decimotercera posición transcurridos los doce primeros encuentros.

En los tres casos, el Racing acabó la temporada en puestos más que dignos, sobre todo en la 2007-2008, cuando Marcelino era el responsable técnico del equipo verdiblanco.

Ahora, un par de años después, el Racing se encuentra en una situación más que delicada, justo la misma que en la que ha tenido que navegar durante la mayor parte de su historia. En Primera, cierto, pero siempre mirando de reojo a una Segunda División que, al menos en esta temporada, acecha. Y de qué modo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 11:36 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario