S?bado, 21 de noviembre de 2009

A entrenador nuevo...

¿Se puede sorprender al Real Madrid más galáctico de los últimos años en el Santiago Bernabéu? El que quiera ser sincero tiene ya la respuesta en su mente. Es complicado, muy complicado, pero no imposible. En el fútbol lo imposible no existe. Hay multitud de ejemplos. De partidos. De resultados. De sorpresas. E incluso, de tópicos: «a entrenador nuevo... victoria segura». Y si este dicho viene acompañado por el hecho de que el técnico que debuta en el equipo rival es un perfecto conocedor del Real Madrid... todo es posible. Por lo menos, el morbo estará servido cuando Miguel Ángel Portugal salte esta tarde, a partir de las 20.00 horas, al estadio Santiago Bernabéu para medir a su Racing al Real Madrid, a su Real Madrid.

El Racing, un equipo modesto, metido en problemas, con un técnico que sólo ha tenido un entrenamiento para conocer a su plantilla, acude hoy a Madrid en busca de la gloria que otorga el coliseo blanco a los valientes. Enfrente estará el Real Madrid galáctico, el equipo presidido por Florentino Pérez, el club de los millones y más millones de euros en fichajes, pero que no termina de despegar, de despejar las dudas que ya han provocado los silbidos de una afición exigente con los suyos visto su pobre juego. La cuestión es si el Racing será capaz de aprovechar esta circunstancia, de mantener la incertidumbre en el Santiago Bernabéu o tirará la toalla en los primeros minutos tal y como ha hecho en las últimas visitas a la capital de España.

Primera decisión

El Racing acude al Santiago Bernabéu apremiado por la necesidad de reaccionar, tanto en el juego desarrollado como en los resultados, para tratar de reconducir el rumbo en la Liga y abandonar cuanto antes los últimos puestos de la clasificación.

Para ello se presenta en Chamartín con el debut en el banquillo de Miguel Ángel Portugal, el hombre que inició hace tres temporadas el proyecto de Francisco Pernía y el que ha vuelto a recurrir el presidente verdiblanco para solventar la crisis en la que se encuentra metido el equipo.

Los números que presenta el Racing no son nada alentadores. Hasta la fecha, tan sólo ha sido capaz de ganar un partido (en Málaga), aunque la afición se agarra a la solvencia que, al menos, ha demostrado a domicilio (sólo una derrota) y a la mejoría que experimentó el equipo en el partido de vuelta de la Copa del Rey (4-1 al Salamanca) y en el que se ha querido ver el punto de inflexión que necesita el Racing.

Con tan sólo un día de trabajo con la plantilla, Miguel Ángel Portugal tomó ayer sus primeras decisión importantes. Así, tras el entrenamiento que dirigió en La Albericia (trabajó sobre todo la estrategia) acordó dejar en Santander a Oriol, Crespo, Arana, Sepsi y Toni Moral y apostó por incluir en la convocatoria a Sergio Canales.

Pronosticar la alineación de esta tarde es complicado, aunque todo apunta a que se mantendrá la base del equipo que goleó al Salamanca. Los pequeños cambios que se prevén afectan a la defensa (los centrales pueden ser Torrejón y Morris, con lo que Henrique se caería del once titular, y Pinillos ocupará el lateral derecho) y al ataque (Luis García puede ser el compañero de Tchité, lo que dejaría a Geijo en el banquillo).

El Real Madrid, por su parte, acude al encuentro con bajas importantes.

Ausencias

Recuperado pero alejado de su mejor forma, Pellegrini dejó fuera de la lista a Cristiano Ronaldo. Raúl Albiol será duda hasta última hora. Lesiones musculares dejan fuera a 'Lass' y Van Nistelrooy. Y Guti, el día que apuntaba a la titularidad, no permite que se le levante el castigo por un inoportuno golpe.

Sin Ramos en defensa, que por el error del club tras su expulsión en el Vicente Calderón se perderá el segundo encuentro consecutivo, las molestias con las que Albiol regresó de la 'Roja' conducen a Pellegrini a apostar por Arbeloa de lateral derecho, retrasar la posición de Marcelo en la izquierda e introducir a Garay como novedad en el centro de la zaga.

Por la baja de 'Lass', Mahamadou Diarra y Fernando Gago luchan por un puesto. El argentino es favorito. Y para completar el centro del campo liderado por Xabi Alonso, el técnico blanco debe decidir entre Van der Vaart y Granero, otro de los damnificados del ridículo copero en Alcorcón.

En la delantera, con Benzema descansado por no jugar ni un minuto en la repesca al Mundial de Francia ante Irlanda, e Higuaín con una semana de reposo, todo indica a que Raúl se mantendrá en la suplencia. Aunque Pellegrini sigue manteniendo que es «titularísimo».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 13:50 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario