Domingo, 15 de noviembre de 2009

?Juega el Racing? Me voy a 'currar'

Domingo. 17.00 horas. El Sardinero. El medio centenar de personas que, directamente, participa en el partido (futbolistas, entrenadores y árbitros) comienza su jornada laboral. Por delante un par de horas de frenética actividad en las que las 'estrellas' del espectáculo están acompañadas por cerca de medio millar de operarios y profesionales de todo tipo.

Porteros, azafatas, policías, bomberos, encargados de mantenimiento y seguridad, periodistas... un largo etcétera de profesionales comienzan su jornada justo a la misma hora que los futbolistas. En cada partido que el Racing juega en El Sardinero, cerca de medio millar de personas se movilizan.

Uno de los aspectos que más personal requiere es el relativo a la seguridad y a los accesos al recinto deportivo. Los policías locales y nacionales oscilan entre los 35 y los 50, dependiendo de la catalogación del partido. Y es que no es lo mismo un encuentro de los considerados normales que los de alto riesgo. A ellos hay que unir los 70 guardas jurados que moviliza la empresa de seguridad que tiene contratada el Racing. En lo que a los accesos al campo se refiere, el control de los tornos requiere la presencia de más de 70 operarios. Los servicios de Protección Civil, los bomberos y el personal de DYA suponen otros cuarenta empleados.

Los servicios

Además de estos puestos de trabajo que velan, de diferentes maneras, por la seguridad, están los que se ocupan de los servicios. Así, hay cerca de medio centenar de profesionales que se encargan de los diferentes bares instalados en el interior del estadio, así como del que hay en el palco y en la zona de los boxes. Junto a ellos están las seis azafatas que atienden a todos los invitados que cada partido acuden a la zona noble de El Sardinero.

Tareas como el mantenimiento del terreno de juego, de las instalaciones del estadio, de la limpieza de todo el recinto requieren la presencia de más de 30 trabajadores en cada encuentro, cifra a la que hay que unir la veintena de empleados del club que, como es lógico, afrontan el día de partido como si de una jornada laboral normal se tratara y los encargados de conducir tanto los autobuses de las rutas que recorren la región para llevar a los aficionados al campo como los que se encargan de trasladar a los equipos.

La información

Junto a todos ellos hay que destacar la presencia de más de un centenar de trabajadores relacionados, de una u otra manera, con los medios de comunicación, tanto de Cantabria como de fuera de la región, y todos los empleados de los diferentes establecimientos hosteleros (bares, restaurantes y hoteles) situados en las inmediaciones del estadio.

En total son cerca de medio millar las personas que cada día que el Racing juega en El Sardinero participan, de una forma u otra, en el espectáculo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 12:24 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario