Lunes, 09 de noviembre de 2009

Mandi?: 'Es una pena porque hemos dado todo lo que pod?amos'

Juan Carlos Mandiá ya no es técnico del Racing de Santander. Así lo ha anunciado de manera oficial el presidente del club, Francisco Pernía en una rueda de prensa ofrecida esta tarde, en la que ha estado acompañado por el ya ex técnico Mandiá.

Pernía ha explicado que la destitución responde a los malos resultados que ha cosechado hasta el momento el Racing, si bien ha aprovechado su alocución para agradecer al técnico gallego que "dejara todo" por venir al Racing y su gran trabajo realizado durante su estancia en Santander pero que lamentablemente no se ha traducido en resultados.

Por su parte, Juan Carlos Mandiá ha agradecido al club la confianza depositada en su persona para dirigir al Racing y ha señalado que "es una pena porque hemos dado todo lo que podíamos, el equipo todavía no estaba en descenso y aventurado que todavía queda mucha Liga y el equipo todavía tiene margen de mejora".

Aunque no quiso excusar la mala situación del equipo, Mandiá consideró que "se han encontrado con la gran dificultad de armar un equipo que ha tenido muchas bajas en defensa" y de cara al futuro ha marcado como camino a seguir para enderezar el rumbo el hecho de "poder conseguir dar confianza a la defensa, tener paciencia hasta que la delantera coja el adecuado tono físico y que el entorno acompañe al equipo".

Sobre su situación personal, Mandiá ha reconocido que en estos momentos se ha caído pero está seguro que se va a levantar y va a coger fuerzas para llegar al sitio donde queremos.

Próximo entrenador

Fede Castaños y Juanjo, técnicos del club, se harán cargo del equipo temporalmente y lo dirigirán frente al Salamanca en el partido del miércoles de Copa del Rey hasta que fichen a un nuevo entrenador, cargo para el que se barajan, entre otros, los nombres de Clemente, Lucas Alcaraz, Portugal y Luis Fernández.

Trayectoria de Mandiá

Mandiá llegó este verano con todo a su favor, para suplir a Juan Ramón López Muñiz, técnico que pese a cumplir con el objetivo marcado, no llegó a contactar con una afición que tenía muy fresco en la memoria el recuerdo de la excelente temporada del Racing de Marcelino García Toral, que acabó con el equipo clasificado para la UEFA.

La afición esperaba a Mandiá con los brazos abiertos y la directiva no dudó en confeccionar la plantilla al gusto del técnico gallego. Además, Mandiá recaló en Santander anunciando que su Racing iba a salir "a ganar todos los partidos".

Sin embargo, en apenas dos meses, Mandiá se ha quedado sin esos dos apoyos, porque la afición ha visto cómo en El Sardinero el Racing ha perdido cuatro partidos, sumando sólo un empate con un gol en el tiempo de descuento, mientras que el club observaba cómo los fichajes se quedaban en el banquillo o en la grada.

El balance de las diez primeras jornadas dista mucho del mensaje esperanzador lanzado por Mandiá al inicio de la temporada, ya que en las diez primeras jornadas de Liga el conjunto cántabro sólo ha ganado un partido en Málaga, ha empatado cuatro y ha perdido cinco (cuatro de ellos en El Sardinero). Y hay que añadir la derrota ante el Salamanca en partido de ida de la Copa del Rey.

Además, un equipo que tradicionalmente ha basado sus logros en una buena defensa todavía no ha conseguido este año mantener su puerta a cero en ningún partido y es el tercer equipo más goleado de la categoría.

Mientras esto se iba produciendo, Mandiá cambiaba de discurso y dejaba de hablar de un equipo que iba a salir siempre a ganar, para insistir en que el Racing estaba en fase de "crecimiento".

Aunque no lo decía públicamente, parece que a Mandiá tampoco le gustaba lo que veía cada jornada, o al menos eso se deduce de las alineaciones que ha ido presentando. Varios son los jugadores que han pasado de la titularidad a la grada y viceversa, sin pasar por el banquillo.

La defensa ha sido un coladero sin que nadie se ganara el puesto. Pinillos y Crespo se han alternado en un lateral, como también lo han hecho en el otro Sepsi y Christian, y tampoco se ha consolidado ninguno de los centrales, como así lo prueba que ayer debutara el canterano Osmar, recambio de costosos fichajes como los de Morris, Torrejón y Henrique.

Para el centro del campo se fichó a Diop y al final han acabado jugando más minutos Colsa y Lacen, la misma pareja del año pasado, aunque este año más desdibujada. Y, para el ataque llegaron Xisco, Geijo y Luis García, pero ninguno de ellos ve puerta, como tampoco lo consigue Tchité. Un año más se añora al serbio Nicola Zigic.

Toño, Serrano y Munitis han sido los únicos que parecían este año insustituibles para Mandiá , hasta que ayer el técnico gallego privó de la titularidad al veterano delantero dejándolo fuera de la convocatoria. Otro cambio que, como el resto, no dio ningún fruto más allá de aumentar el desconcierto de la afición.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:57 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario