Lunes, 17 de agosto de 2009

Tost?n y gol de Juanjo

A14 días del comienzo liguero, Racing y Valladolid se midieron ayer en Luarca. Para el conjunto castellano era su noveno amistoso y para los cántabros el séptimo compromiso; este dato puede parecer banal, pero justifica que áquel jugara sólo con 14 futbolistas y éste usara 21. Son las diferencias en las cargas de trabajo.

El encuentro fue un tostón en general. La primera entrega comenzó con ambos equipos mostrando fisonomías similares a las que podrían verse en la primera jornada de Liga, o, al menos, algunos de los hombres que saltaron de inicio. Los primeros 20 minutos, y únicos en los que se vio algo de fútbol, fueron un monólogo del Valladolid, que explotaba sus recursos por ambas bandas, con Sesma y Nauzet complicando la vida a Pinillos y Sepsi, este último ayudado por Serrano, quien nunca tuvo problemas para parar las acometidas blanquivioletas con faltas reiteradas.

Las ocasiones llegaban sucesivamente en las botas o la cabeza de Sesma, desacertado en la finalización, en los disparos de Borja o en el remate, tras jugada por la banda derecha, de Nivaldo. Pero el gol no llegaba, mientras que los hombres del Racing no dudaban en emplearse con contundencia para parar al contrario. Intentaba aparecer Manucho, mostrando presencia y fuerza, pero una vez más las faltas de Moratón y Torrejón lastraban su voluntad; el angoleño visitó demasiadas veces el césped de La Veigona. Sólo se puede reseñar en los primeros 45 minutos una ocasión de Munitis, que mandó a las nubes. Demasiado juego directo en los de Mandiá, que tal vez no recuerdan que Zigic no está ya en Santander.
Gol de Juanjo.

La llegada al descanso vino precedida de una ficticia igualdad, ya que el Valladolid fue mejor. y el único que quiso plantear un poco de fútbol, con un Racing enfrente defensivo y sin demasiadas ideas. Pero las cosas de este deporte, nada más comenzar la segunda parte, 30 segundos y Juanjo aprovechó un centro desde la derecha del canterano recién entrado Juan Luis, para, de cabeza, marcar el gol, a la postre de la victoria. Mal entendimiento de la zaga blanquivioleta, sobre todo de Nivaldo y Yuri.

De ahí al final, nada de nada. El carrusel de cambios en el Racing aportó desbarajuste táctico y el Valladolid fue un querer y no poder. Los de Mendilibar se quedaron sin ideas y siguieron atascados por las permanentes faltas de los verdinegros. Ni una ocasión reseñable, ni una oportunidad de mover el marcador para nadie. En definitiva, el Racing sacó petróleo de su rácano juego y el Valladolid mostró mucha inoperancia en ataque y algo de descoordinación defensiva. Les queda mucho por mejorar a ambos.
El crack


Juanjo

En la única oportunidad para el Racing en todo el partido, Juanjo estuvo atento para marcar gol.


¡Vaya día!


Sesma

El extremo canario no jugó mal, pero su punto de mira estuvo desatinado y falló de cara a portería.


El dandy


Lázaro

Por poner uno, porque el resto estuvieron muy desacertados. El canterano hizo lo que pudo.


El duro


Serrano

Se hartó de hacer faltas en la primera parte y, curiosamente, consiguió la amarilla por protestar.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 17:57 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario