S?bado, 15 de agosto de 2009

Con todos ustedes, Luis Garc?a

13.30 horas. Una decena de fotógrafos aguarda tranquilamente sobre el green en el que se ha convertido el césped de El Sardinero. Frente a ellos, Francisco Pernía conversa animadamente con el más de medio centenar de aficionados que se ha acercado hasta el coliseo racinguista. Al presidente del club se le une segundos más tarde Jacobo de Montalvo, su compañero en el consejo de administración. Ambos sonríen al ver la grada. «¿Esta es la guinda, Pernía?», pregunta un aficionado al mandatario verdiblanco, mientras otro muestra una pancarta -un poco cutre, para ser sincero- que reza: «¿Dónde está CR9? ¡¡¡Aquí está Luis García!!!». Pernía no contesta. Se limita sonreír. Con esa mueca ya tan conocida por la afición cántabra que encierra mucha satisfacción y un poco de orgullo. O quien sabe si es al revés, más orgullo que satisfacción. 

En el túnel de acceso a los vestuarios se observa movimiento. Salen los responsables de prensa del club y la grada, movilizada por un compañero de los medios de comunicación, comienza a aplaudir. Falsa alarma. Segundos después aparece, ahora sí, el protagonista. Es Luis García. La afición aplaude con entusiasmo y a él, curiosamente, se le ve nervioso, quizá algo sorprendido. A lo mejor se le ha olvidado, tras su última temporada en el Atlético de Madrid, lo que son los aplausos de la afición. 

La hinchada, principalmente joven, corea su nombre, le aplaude, le jalea y le pide, tímidamente, que bese el escudo. Él se limita a atender a los medios de comunicación, a los fotógrafos que le vuelven loco de un lado para otro. Le piden un gesto, otro, el mismo de antes y ahora también para este lado. Cinco minutos de sesión fotográfica con el presidente, él solo, con el balón (que se vea bien la marca Slam) y unos cuantos malabarismo para deleite de la grada. 

Cada uno a su nivel 

Está claro que no es la presentación que protagonizó Cristiano Ronaldo en el Real Madrid, ni Zlatan Ibrahimovic en el Barcelona. «Cada uno a su nivel», piensa más de uno. Pero también está claro que Luis García es, de momento, el fichaje más mediático que ha realizado el Racing en la presente temporada. Al menos, el ex del Liverpool ha conseguido reunir en la grada de El Sardinero a medio centenar de aficionados. 

Ahora, la pregunta que se formula todo aficionado es ¿cual será el grado de implicación de Luis García en el Racing? 

«Reivindicarse» 

El propio presidente Francisco Pernía no rehuyó este debate durante el acto de presentación del futbolista ante los medios de comunicación. «Está aquí para reivindicarse como delantero», aseguró, después de reconocer que se había hablado con el jugador precisamente de eso, de su nivel de implicación. Y las cosas se dejaron claras, según dejó entrever el presidente en su discurso. «El que Luis pueda estar hoy aquí es un regalo. Todos sabemos que es un gran jugador y que la afición le va a pedir que demuestre lo que sabe», le insistió Pernía. 

Luis García recogió sin dudar el guante que le lanzó el dirigente verdiblanco. «Vengo con la mayor ilusión del mundo. En estos dos últimos años no he disfrutado de todos los minutos que un jugador quiere tener en su equipo. Cuando se me brindó la oportunidad de poder venir aquí, el entrenador me comentó las ideas que tenía para este Racing, y necesitaron pocas cosas para convencerme y venir para acá», dijo. 

Pernía insistió en sus argumentos y reiteró que el jugador catalán podrá reivindicarse en Santander como uno de los mejores futbolistas españoles, que «es lo que es», lo que ya lo ha demostrado tras su paso por equipos como el Barcelona, el Liverpool o el Atlético de Madrid. «Es una incorporación plus», aseveró el presidente racinguista. 

En su intervención, Luis García destacó la cercanía que existe en el vestuario, en el que hay jugadores a los que ya conocía (caso de Pablo Pinillos), o la oportunidad que todos los futbolistas tienen de aportar «su grano de arena». En cuanto a su juego y su forma física, reconoció que aún no está al cien por cien porque lleva mucho tiempo entrenándose sólo, pero aseguró que se encuentra «mejor» de lo que esperaba y pronto estará a pleno rendimiento para ofrecer goles a los aficionados del Racing. 

El ex internacional español añadió que también el juego que plantea Mandiá para el Racing le favorece, ya que es un futbolista que puede estar en varias posiciones, como lateral, en ambas bandas, o segunda mediapunta. «Y estaré dónde me necesite», aseguró ante los medios de comunicación.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 10:43 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario