Viernes, 14 de agosto de 2009

Morris, la duod?cima lesi?n

Y otros dos más. Nasief Morris y Christian Fernández son los últimos lesionados en el Racing. Según comunicó ayer el club, el sudafricano sufrió el martes pasado, en el partido contra el Nápoles, una rotura de fibras de grado I en el recto anterior de la pierna derecha, lesión que le tendrá alejado de los terrenos de juego en torno a tres semanas. El lateral cántabro, por su parte, sufrió en el entrenamiento vespertino de ayer una sobrecarga del recto anterior y su gravedad está pendiente de los resultados de la resonancia magnética a la que se le ha sometido y cuyos resultados aún no se han dado a conocer. 

¿Qué ocurre? 

No parece que el Racing tenga suerte esta pretemporada con las lesiones. Con las últimas de Morris y Christian Fernández, ascienden a doce los jugadores que han pasado por la enfermería en un mes de trabajo. La gran mayoría de futbolistas siguen lesionados, caso de Iván Bolado, el más grave, Brian Sarmiento, que ya ha empezado a tocar balón, o 'Pape' Diop, que lo más seguro que se pierda el primer partido de liga.

De ellos, no llegarán al inicio del campeonato Bolado, Diop y Morris, todo un contratiempo para Mandiá, sobre todo en un momento clave de la planificación. 

¿Qué es lo que está ocurriendo? Desde el club se resta importancia y apuntan dos causas: el infortunio y el trabajo específico que se realiza en la pretemporada. Al menos es lo que explicó ayer a este periódico Kike Sanz, el preparador físico del Racing. «Hay dos tipos de grupos en las lesiones: el primero es el de jugadores con infortunios, como es el caso de Sarmiento, Diop o Iván Bolado; y el segundo es el grupo de prevención. En este último caso apartamos a los jugadores varios días del resto de la plantilla para evitar futuras lesiones. Esto es debido a la dureza y a la intensidad del trabajo», declaró Kike Sanz. 

El único caso diferente es el del delantero congoleño Tchité. «No sufre ninguna lesión, lo que sufre es un anomalía en el metabolismo y pierde calcio», explicó Sanz, quien añadió que se está en contacto permanente con el servicio médico del club para determinar las causas de la dolencia del delantero centro.

Según las palabras del preparador físico la afición cántabra no debe alarmarse, ya que a jugadores como Oriol, Crespo o Christian Fernández se las ha apartado del resto de compañeros por precaución. «Están cargados debido a las intensidad del trabajo diario», añadió Kike Sanz.

Sin embargo, a fecha de hoy, el Racing es el club de Primera División con más lesionados. Y el principal problema es que, por una causa o por otra, Juan Carlos Mandiá no ha podido trabajar con toda la plantilla desde que cogió las riendas del club, hace ahora ya un mes.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 15:41 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario