Lunes, 27 de julio de 2009

La plantilla, en sus manos

Javier Vázquez y Víctor Salinas son los dos fisioterapeutas de la primera plantilla del Racing. Por sus manos pasan a diario todos los jugadores verdiblancos. Masajes preventivos, tratamiento de diferentes lesiones, preparación y recuperación de los entrenamientos... el trabajo no les falta. 

«Trabajamos duro. Durante todo el día, desde que te levantas, estamos al servicio de los jugadores, casi las 24 horas», asegura Javier, que tiene claro cuál es su objetivo: «Se trata de entre todos arrimar el hombro, hacerlo lo mejor que podamos y estar al servicio de los jugadores para lo que necesiten, de nuestro trabajo y de cosas que conciernen a él». Víctor también considera que «la pretemporada es una época de mucho trabajo porque las cargas y los volúmenes de entrenamiento son importantes y porque también se tratan de poner en marcha los programas de prevención específicos y ayudar a en los generales a los preparadores físicos». 

Programa completo 

El planing diario de los 'fisios' apenas tiene huecos libres. Cada casillero, cada hora, tiene un trabajo pendiente. «Nos levantamos temprano y después de desayunar comenzamos a revisar jugadores, el estado en que se encuentran, las lesiones, todo, las lesiones articulares, las musculares, las ampollas, que son muy típicas en la pretemporada, revisar todo, los que son aptos para entrenar, los que requieren un trabajo un poco al margen del grupo y prevenir posibles riesgos», relata Javier. 

Y esto es lo habitual en cualquier equipo. Así lo asegura Víctor, recién llegado del Liverpool: «Un equipo de fútbol es un equipo de fútbol, en todas las categorías y en todos los países, en eso cambia poco, estoy con mucha ilusión para hacer cosas nuevas. Las variaciones pueden ser por las rutinas más de los entrenadores que de los clubes, la de este año será algo diferente a la de otros años con otros entrenadores y a mi me pasa lo mismo». 

Además, al margen de rutina diferentes, tendrán que hacer frente a las preferencias de los jugadores. «Cada uno tiene sus manías», asegura Javier Vázquez, que considera que «el fútbol es un deporte en el que hay mucha superstición, los jugadores tienen diferentes ritos cada uno y en el ámbito de la medicina, de la fisioterapia es uno más y cada uno tiene sus manías... unos quieren que les trates después de comer, otros prefieren por la mañana o por las tardes, algunos requieren cinco minutos, otros media hora, depende... nosotros tenemos que adaptarnos un poco a las necesidades y a los gustos de cada uno». 

Buen comienzo 

En cualquier caso, por el momento, las cosas marchan bien en la pretemporada del Racing. Así lo reconoce Víctor, que cree que «la temporada acaba de iniciarse, y los comienzos parecen buenos. Parece que todo marcha bastante bien. Hay que ser cautelosos, trabajar, hacer cada uno lo nuestro, lo que podamos, y tratar de que todo siga de la mejor forma posible durante todo el año» 

Por último, respecto a cómo está siendo su desembarco en el Racing, Víctor Salinas reconoce que «el inicio va bien, adaptándome, conociendo al cuerpo médico, al técnico y también a los jugadores. La llegada al club nuevo requiere siempre una fase de adaptación, pero la gente me ha recibido fenomenal». Los motivos por los que ha cambiado Liverpool por Santander son, según indica, porque el del Racing «es un proyecto interesante en el pueden dejar trabajar, intentar cambiar cosas y trabajar más en equipo, y posibilidades de hacer cosas que en otros sitios no he podido».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:12 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario