Lunes, 22 de junio de 2009

Francisco Pern?a 'Conf?en en m?. No he tenido mal ojo eligiendo a los entrenadores'

Se acabó el culebrón Muñiz

Como les gusta a los periodistas eso de culebrón, cómo se nota que no están acostumbrados a negociar. Ésta ha sido una negociación como muchas de las que hecho en mi vida, en la política, en la empresa o en el fútbol. Yo, cuando negocio, sé cuando empiezo pero luego no tengo prisa ni dejo que nadie me la meta. Se trataba de conseguir el mejor acuerdo posible y eso es lo que se hizo.
Con momentos de mucha tensión, eso si concederá

Pues, tampoco. Muñiz es un 'señor' y nosotros también, y yo siempre tuve claro que nos despediríamos como amigos. Y así va a ser. Entre otras cosas, porque así ha sido todo el año. En lo personal hemos tenido una relación estupenda y en lo profesional él ha hecho su trabajo como ha creído conveniente, sin interferencias nuestras, y ha sido un hombre de club que ha cubierto los objetivos que le pedimos.
¿Entonces por qué le echa?

Yo no le echo, ni nadie le echa, lo que pasa es que, y no le quiero dar más vueltas al asunto, a veces las cosas pasan porque tienen que pasar. Las dos partes nos hemos puesto de acuerdo y Muñiz el año que viene lo hará sensacional donde vaya, porque se lo merece, y nosotros tenga claro que vamos a tener un entrenador extraordinario.
¿Quién?

El que sea, el que al final elijamos. Cuando digo que va a ser extraordinario no es porque ya lo tenga firmado. Es porque sólo vamos a dar el paso de contratar a uno que lo sea.
Ya, pero el racinguismo ve que todos los banquillos ya tienen entrenador menos el de El Sardinero y está intranquilo

Yo pido a los racinguistas que confíen en mí. Creo que no he tenido mal ojo eligiendo entrenadores hasta ahora. Yo soy el primero que digo que no sé de fútbol, sin que me lo tengan que decir los opinadores de turno esos que lo saben todo de todo. Yo lo digo: no sé de fútbol. Pero sé de personas, me precio de tener ojo para la gente, y a las pruebas me remito.
Pero le duran poco. Un año y se van.

Ha sido casualidad, por circunstancias, pero los tres se han ido como amigos, después de triunfar y han acabado en sitios mejores y más reconocidos de cómo estaban antes de venir por el Racing. Llegaron con hambre de triunfar y triunfaron. Y con el cuarto pasará lo mismo.
O sea, ¿Apuntamos la ya famosa frase de 'joven y con hambre'?

Con hambre de triunfar, desde luego. Aquí no va a venir nadie con espíritu de pasar el rato, aquí va a venir un entrenador que no sólo quiera triunfar, va a venir alguien que necesite triunfar. Y respecto a lo de joven, también. Yo, por ejemplo, tengo 55 años y soy joven. Si tienes ilusión, fuerza y ganas de trabajar, eres joven.
Ha trascendido una larga reunión el jueves 11 de junio en Barcelona para negociar con Alberto Zaccheroni que no responde a ese perfil

Lo primero, no me gusta dar nombres, para que luego salgan los mismos que se dedican a dar nombres a todas horas, a criticarlo. Y no espere que le diga si me he reunido con él o me he dejado de reunir. Dicho esto, y ya que ha salido a la luz pública, sí que es verdad que el nombre de Zaccheroni está sobre nuestra mesa. Como el de otros.
¿Y él responde a ese perfil que le gusta?

Por supuesto. En el DNI, o lo que tengan en Italia, debe tener parecida edad a Miguel Ángel Portugal, por ejemplo. Pero eso no es lo importante. Lo que cuenta es que tiene hambre de triunfar, de volver a un grande, a la Champions y todo eso, y está convencido, por la manera que se juega en la Liga española, que el fútbol de aquí es el ideal para su forma de entrenar a un equipo. Además, cogió un club como nosotros en Italia, el Udinese, lo llenó de gente joven y le llevó a codearse con los grandes y le metió en Europa. Para nuestra valoración eso es más importante que el que haya entrenado al Milan o al Inter y cómo le fue en esos equipos grandes.
¿Entonces?

Entonces nada. Es uno de los que estamos valorando. A mí me gusta mucho, pero como otros también me gustan mucho. En el Consejo de Administración elegiremos bien. Estén tranquilos.
Han salido ya una lista interminable de nombres: Oltra, Calderón, Mandiá, Gracia, Ziganda

No siga. Seguro que todos son muy buenos y tienen mucha ilusión. Pero los nombres los está dando usted, no yo. Ninguno he dado yo, ni nadie del club. Apunte eso muy claro. Lo que puede tener seguro es que antes de decidir nos vamos a reunir con los que nos interesen, los vamos a conocer y, tranquilamente, cocinaremos en el club lo que tengamos que cocinar. Sin prisa. Y, luego, el Consejo decidirá.
¿Habrá entrenador esta misma semana?

Supongo que sí. Es lo más probable. No me comprometo al 100%, pero creo que lo razonable es pensar que en esta semana tomemos una decisión.
¿Y fichajes?

¿Usted cree que yo soy tonto? ¿Qué me voy a meter presión a mí mismo? Yo cuando voy a comprar una camisa quiero que sea de un color que me guste, que sea de mi talla, que me salga barata, no me importa si tardo media hora o tres cuartos en salir de la tienda. Nosotros ficharemos bien. Esta semana, la siguiente o la otra. Pero bien.
¿No es un poco tarde para empezar a contratar?

Estoy más ilusionado que nunca con el equipo de la próxima temporada, va a ser mejor que los de los tres años anteriores. Apunte bien lo que le digo. Hace un año y medio expliqué en una entrevista en una radio cómo iba a ser la crisis económica que iba a venir y no me equivoqué en nada. Pues en esto, tampoco. Vamos a tener un gran equipo.
El presidente Revilla dijo en AS que ha pedido a Javier Montalvo un esfuerzo para que se quede Nikola Zigic, ¿Que le parece?

Muy bien. ¿Cómo no me va a parecer bien que se quede Niko en Santander? Más que yo, que le he fichado dos veces, no le quiere nadie, salvo su mujer y su hija, claro. Como jugador ya lo han visto todos y como persona, es mejor todavía que en el campo. Ahora, por ejemplo, está de vacaciones, pertenece a otro club, y seguimos en contacto y le interesa todo lo que le pasa al Racing. Hay que respetar al Valencia y tener paciencia.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 18:26 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario