S?bado, 20 de junio de 2009

El adi?s de Mu?iz

Fumata blanca. Por fin se acabó el culebrón, las guerras tácticas, los movimientos de ajedrez y las declaraciones en público y en privado que nadie se creía. Juan Ramón López Muñiz ya no es el entrenador del Racing. Pasadas las cuatro y media de la tarde de ayer el club cántabro y el técnico asturiano se estrechaban la mano por última vez para decirse adiós, para rescindir la relación contractual que les unía una temporada más y emprender caminos diferentes. El Racing, ahora, podrá intensificar los contactos en la búsqueda de un nuevo inquilino para el banquillo de El Sardinero y abrir una nueva etapa; el entrenador asturiano podrá regresar a un club en el que se siente querido y valorado y en el que cosechó sus mayores éxitos deportivos con el ascenso a Primera División, el Málaga de su amigo Fernando Sanz. 

«El Racing ha rescindido el contrato que le vinculaba a Juan Ramón López Muñiz como entrenador del primer equipo, tras alcanzar las partes un acuerdo indemnizatorio». Es fue el escueto comunicado que emitió el Racing una hora después de haberse alcanzado el acuerdo para hacer oficial la noticia del adiós de Juan Ramón López Muñiz. Un escrito, probablemente pactado entre ambas partes, pequeño en su longitud, pero valioso en su contenido.

Primero, porque de él se desprende que la figura acordada para el adiós del entrenador asturiano es la de la 'rescisión' olvidando la posibilidad de contemplarlo como un despido, tal y como pretendieron la semana pasada los representantes de Juan Ramón López Muñiz. Una demanda que llegó a provocar que se rompieran las negociaciones.

Segundo, que tras esta rescisión del contrato (el Racing y Juan Ramón López Muñiz estaban unidos para la próxima temporada) el club cántabro tendrá que indemnizar al entrenador. ¿Con cuánto dinero? En unos doscientos mil euros, aproximadamente (López Muñiz cobraba en el Racing algo más de 500.000 euros en función de primas y objetivos). Es decir, los mismos términos que acordaron en un principio el presidente del Racing, Francisco Pernía, y el representante de Juan Ramón López Muñiz, Joseba Díaz, cuando alcanzaron el pacto verbal. Compromiso que, posteriormente se enmarañó y que terminó por enturbiar todas las negociaciones, hasta el punto de llegarse a un punto muerto.

Reunión 

Pese a la ruptura de las negociaciones y a las declaraciones que se vertieron desde ambas partes, lo que estaba claro es que unos y otros tenían voluntad de alcanzar un acuerdo que pusiera punto final a una situación que ya rozaba el esperpento. 

El director general del Racing, Roberto Bedoya, y el todavía entrenador se reunieron ayer para retomar las negociaciones y alcanzar el acuerdo final entre ambas partes. Ahora, simplemente queda que este compromiso se ponga sobre el papel, se firme por las dos partes y la rescisión del contrato sea ya efectiva. Aunque aún resta este trámite, tanto el Racing como Juan Ramón López Muñiz consideran que la desvinculación ya es total, y así el Málaga podrá anunciar, cuando lo estime oportuno, que el asturiano regresa al banquillo de La Rosaleda para las próximas dos temporadas, eso sí, cobrando menos que lo que tenía estipulado en Santander.

Juan Ramón López Muñiz no quiso ayer realizar ninguna valoración una vez hecho público el acuerdo para la rescisión de su contrato. El técnico declinó el ofrecimiento de este periódico para reflexionar sobre su salida del club. «No. No quiero hacer declaraciones», señaló. «¿Cuándo me voy a Málaga? No lo sé», fue lo único que dijo el ya ex entrenador del Racing.

En el club cántabro la cautela era también la nota predominante. Se era consciente de que se había solucionado un problema que corría el riesgo de enquistarse. Y es que hasta la fecha, Málaga y Racing son los únicos equipos de Primera División que no han confirmado a su técnico. El Málaga lo hará con López Muñiz. El Racing... Siguiente capítulo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 13:09 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario