Viernes, 29 de mayo de 2009

Aitor Aguierre 'La afici?n tiene que estar con el equipo y animar a los de la tierra'

Aitor Aguirre, 'el Madero' fue uno de los jugadores que ha pasado por el Racing que ha dejado impronta. Estuvo cinco temporadas en el conjunto cántabro, llegando a jugar 178 partidos y marcando 63 goles. Su presencia en el equipo, contribuyó al asentamiento del Racing en Primera División. En la temporada 1975-76 hizo 18 goles y se quedó a tres del pichichi, que fue para Quini. Hoy, viernes, a partir de las 21.30 horas, en el Hotel Santemar, el ex jugador será objeto de un homenaje de las peñas racinguistas.

-¿Lo esperaba? 

-No, y realmente estoy impresionado, desbordado. Para mi es una cosa increíble, pero al mismo tiempo estoy muy contento y agradecido.

-Tendrá muchos recuerdos de su paso por el Racing. 

-Ya lo creo muchos y buenos. Estuve cinco años. Llegué con 22 años, recién casado. Fue una etapa muy bonita y me lo pase francamente bien. Yo siempre he dicho que mis cinco años en Santander fueron de los que mejor recuerdos de mi paso por el mundo del balón.

-Pero tendrá alguno especial. 

-Es un conglomerado. Llegamos la primera temporada muchos jugadores nuevos al equipo y con la responsabilidad de sustituir a tres grandes futbolistas que habían sido traspasados al Real Madrid como Santillana, Aguilar y Corral. Era una situación difícil, pero la caseta estuvo muy unida en todo momento y se formó un equipo sin grandes nombres, pero, como yo digo, había hombres. A todos los campos que acudíamos íbamos dispuestos a que el rival sudase la camiseta. En el primer año ascendimos y bajamos al siguiente para volver a subir. Recuerdo el recibimiento que nos hicieron en la ciudad. Fue impresionante e inolvidable. Creo que este ascenso de la temporada 1974-75 ha supuesto algo importante para el Racing ya que comenzó a consolidarse como equipo de Primera División.

-¿Porqué le llamaban 'el Madero'? 

-Pues no sé, quizá por mi estatura y por cómo me salían las cosas, por compararme con una madera noble como el roble, caoba. 

-¿El remate de cabeza es su preferido? 

-Había que jugar más por alto que por el césped, a pesar que El Sardinero era de los mejores campos de España, lo castigábamos mucho ya que entrenábamos en él. No es como ahora, sólo teníamos ese. Desde octubre, con las lluvias, se ponía impracticable y desde luego que costaba jugar por abajo. Los pases que se dan ahora entre líneas estoy seguro que no se podían dar, ninguno llegaría a su destino.

-¿Sigue la actualidad del Racing? 

-Sí, por supuesto, creo que este año ha realizado una buena campaña. Hay que tener en cuenta que este tipo de equipos acusa su participación en dos competiciones. Tienen las plantillas justas y al Racing le ha pasado factura la competición europea. Para mi, la campaña ha sido normal e incluso la podría considerar como buena. El club lleva años haciendo bien las cosas y logrando estar entre los mejores. Esta campaña cuando me enteré que fichaban a Zigic manifesté que era un acierto. Era un jugador que llegaba virgen al Racing, en su club no había jugado y esa frescura tenía que beneficiar al equipo, al final así ha sido y en la actualidad esta en plena forma.

-¿Qué mensaje puede mandar a los aficionados cántabros? 

-Para mi es importante, en un equipo como el Racing, que los aficionados siempre estén a su lado, que animen aunque las cosas vayan mal ya que es vital que el jugador se sienta respaldado. Que se den cuenta que están en una de las mejores ligas del mundo, con un presupuesto muy bajo y eso sí es complicado. También les diría que animen y mucho a los jugadores de la tierra.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 15:42 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario