Domingo, 24 de mayo de 2009

Huelva llora, Santander r?e

Huelva no tuvo su milagro. Esta vez, la Virgen del Rocíodescansó en su ermita y no pudo echar una manita al Recre. Esta vez, el conjunto albiazul no tuvo capacidad para salvar una vida deportiva que corría sería peligro y consumó su descenso a Segunda sin anestesia. Casi tres años después de que un sueño iniciado en Soria alegrara la vida de muchos onubenses. Ahora espera un infi erno, donde no caerá el Racing, que poco a poco y al ritmo de Zigic seguirá otro año más entre los grandes del fútbol nacional. Ese sí que es un buen fi chaje en el mercado invernal... Y si no, miren el rendimiento que han dado en el Recre tanto Maidana como Nef. Tampoco la suerte ha acompañado al equipo de Lucas Alcaraz. En el momento clave de la temporada, el técnico granadino perdió a Adrián Colunga y Camuñas, sus dos mejores jugadores, y ahí están los números, y los goles, para demostrarlo. Muchos le echarán la culpa de este descenso a los errores arbitrales, pero el análisis de este fracaso debe llegar más allá La grada, que es la que más entiende de fútbol, quiso señalar a sus culpables. El tiempo dará y quitará razones.

Donde sí se han hecho bien las cosas ha sido en Santander. Por eso no se entiende que Muñiz sea tan criticado por tierras cántabras. Quizás el peso de sustituir a Marcelino sea muy alargado, y de eso entienden mucho en Huelva. El asturiano dejó tan buena impronta y sus equipos jugaron tan bien que todo lo que no se parezca suena casi a un crimen. Como el descenso onubense. Porque regresar al infi erno tiene que doler y mucho. Y no sólo en lo económico. Viendo la poca intensidad del Recre en el inicio de partido parecía como si el 0-0 le valiera. Estavez tiene la leve excusa de que la mayoría apenas ha entrado con asiduidad en el equipo y que al Racing tampoco le iba la vida en el empeño, aunque no tuviera la salvación de forma matemática. Pero lo cierto es que el equipo albiazul estaba en Segunda desde el mismo minuto de silencio y poca gente lo notaba. Sólo los de siempre, los que de verdad le duelen el escudo del Recre. Eso sí, nadie puede reprochar el apoyo de la grada. Se hartó cuando el milagro no pudo cumplirse.
Peligro.

Bien es cier to que el conjunto onubense lo intentó como pudo para batir a Toño. Marco Ruben, muy movidizo, se inventó un par de disparos desde la frontal e incluso quiso engañar a un desesperante Delgado Ferreiro con un penalti que casi ni la propia grada reclamó. Maidana, otro que desesperó a más de uno, no vio a Javi Guerrero solo en la boca de gol cuando lo más fácil era meterla. Pero si por algo este Recre ha pasado muchas penas esta temporada es, en otras cosas, por la falta de claridad en ataque.

Mientras, el Racing seguía a lo suyo. Los resultados en otros campos podían meter cierto nerviosismo, pero este equipo de Muñiz va a su ritmo. Si Zigic coge alguna el rival tiembla. Si entre Pereira y Munitis se alían, el rival desconfía. Entre tanto juego pausado, Jesús Vázquez cabeceó un córner que Toño paró con muchos reflejos. Muchos le pidieron que tuviera en cuenta su pasado albiazul, pero cumplió con su cometido a la perfección.

Quien sí pudo hundir en la miseria muy pronto fue el gigantón serbio. Incomprensiblemente, Zigic falló sin portero, con el buen trabajo de Morris que sacó el balón desde la línea de meta. Esa acción fue la anestesia defi nitiva para los locales. Ni los cambios, ni nada de nada. Y la puntilla la dio el que casi nunca falla en Santander. Zigic, por decimotercera vez desde que llegó al conjunto cántabro en enero, batió a placer a Riesgo.

Ese gol terminó por hundir al Recre. Los resultados de otros campos eran pésimos, pero sobre el Nuevo Colombino no hubo ni una alegría. En el Racing sí sonríen, porque seguirán disfrutando. En Huelva hay muchos llantos, porque su equipo del alma regresa a Segunda. Ahora es donde se podrá comprobar su lealtad al Recre.
El crack


Zigic

Un fichaje de invierno muy bien rentabilizado. 13 goles para salvar al Racing.

El duro


Casado

No fue un encuentro duro, pero se pasó de frenada en una acción ante Munitis.

El dandy


Pereira

Su habilidad le permite driblar a los contrarios casi sin querer. Un incordio para el rival.

¡Vaya día!


Maidana

Un fichaje de invierno muy mal rentabilizado. Su juego desespera al más tranquilo

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 10:43 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario