S?bado, 23 de mayo de 2009

Necesidad contra tranquilidad

Puede que el Racing esté ya salvado, de hecho, un simple empate hoy del Sporting o del Osasuna dejaría a los cántabros en Primera independientemente del resultado que éstos consiguieran en Huelva. Sin embargo, el equipo de Muñiz está obligado hoy a conseguir al menos un punto en su visita al Nuevo Colombino para, por un lado, evitar que el 'fantasma' del descenso ronde por El Sardinero en la última jornada y, por otro, para que los aficionados puedan tener una buena noticia en este tramo final de la campaña.

La tarea, en cualquier caso, no será nada sencilla ya que, a la irregular trayectoria que están manteniendo los jugadores de López Muñiz desde hace algunas, demasiadas, semanas, hay que unir la necesidad del conjunto onubense de sumar una victoria que le mantenga más o menos vivo en la pelea por una permanencia que tiene casi imposible.

El equipo santanderino, después de haber tenido en los dos últimos meses serias complicaciones para conseguir los puntos necesarios para llegar a la frontera de los 42, por fín alcanzó la deseada cifra ante el Valladolid la pasada semana. Lo hizo en un partido para olvidar, con un juego pobre, deslabazado, carente de cualquier tipo de organización, con demasiadas dudas en defensa.... en un mal partido. Y hoy, ante el Recre de Lucas Alcaraz el equipo verdiblanco tratará de que la historia se repita, al menos en lo que al resultado se refiere, aunque conseguirlo de nuevo con un juego tan malo parece poco menos que un milagro.

Para dar la vuelta a esta situación, López Muñiz podrá alinear a un equipo que puede considerarse de gala. Sólo la ausencia de Garay, de vacaciones en su país con el enfado del técnico asturiano, hace que el once racinguista difiera del que cualquier aficionado podría considerar el ideal.

Toño, que parece haber superado de forma definitiva los problemas que ha arrastrado a lo largo de las dos últimas semanas, es fijo en la portería. Lo fue la semana pasada, cuando las molestias eran mucho más importantes. Y lo será esta, dado que Coltorti no parece convencer del todo a Muñiz.

Por delante del portero alicantino, López Muñiz colocará a la línea de cuatro defensas con que jugó el pasado domingo a partir del minuto 26, justo cuando aplicó la lógica a la alineación. Pinillos y Sepsi se ubicarán en los laterales, mientras que Moratón y Marcano se colocarán en su puesto natural, es decir, en el centro de la zaga.

Colsa, recuperado, y Lacen formarán el doble pivote, mientras que las bandas serán para Pedro Munitis, la derecha, y para Serrano, la izquierda. Zigic, un valor seguro, y Pereira serán la referencia ofensiva del conjunto verdiblanco.

El rival 

Por su parte, el Recreativo de Huelva afronta hoy la hazaña de su salvación, para la que no sólo está obligado a ganar sino que además dependerá de resultados ajenos. Las bajas en el Recreativo del capitán Aitor Tornavaca (lesionado) y de Lamas (sancionado) hacen disminuir el potencial del equipo, aunque Lucas Alcaraz puede recuperar a hombres que no estuvieron en Soria y a otros que ha sido duda a lo largo de esta semana.

Así, el sudafricano Nasief Morris y César Arzo volverán al eje de la defensa tras superar una lesión el primero y cumplir una sanción el segundo, y en el centro del campo Camuñas podría tener plaza tras su lesión muscular que le impidió jugar ante el Numancia, mientras que Adrián Colunga se mantiene como duda debido a una lesión.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 10:28 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario