Domingo, 17 de mayo de 2009

Zigic saca al Racing de un aprieto

Un gol de Zigic a poco del final del partido dio al Racing una victoria (3-2) que le deja virtualmente salvado ante un Valladolid con uno menos y que está en la misma situación que los cántabros, ambos con cinco puntos por encima del descenso con seis por jugarse. El serbio, que cumplía 50 partidos de racinguista, volvió a ser la bestia negra de los pucelanos -ya marcó el gol del triunfo en la primera vuelta- en un partido que cambió de rumbo con la expulsión de Iñaki Bea nada más comenzar la segunda mitad. Óscar Serrano adelantó al Racing en el 4', pero un mejor Valladolid le dio la vuelta con los goles de Víctor y Goitom. La segunda parte cambió de dueño y por eso el Racing remontó con los tantos de Jonathan Pereira y el consabido de Zigic.

Fue un partido muy extraño que tuvo dos partes muy diferenciadas. La primera fue dominada casi por completo por el Valladolid. Sólo en los minutos finales de la misma el Racing tuvo opciones de marcar. Paradójicamente, fue el cuadro local el que abrió el marcador y, además, bien prontito. Óscar Serrano aprovechaba un buen servicio de Sepsi para adelantarse a la zaga pucelana y batir por bajo a Sergio Asenjo.

Sin embargo, el gol no hundió al Valladolid, que en menos de diez minutos puso el empate gracias a un 'regalito' de Valera. Un mal despeje lo aprovecharon Víctor y Jonathan Sesma para que con una pared el pequeño delantero blanquivioleta pusiera el empate. De esta manera, ponía fin a 711 minutos sin que el Valladolid hiciera un solo gol. Pero el conjunto de Mendilibar quería más, así que siguió acechando la meta de Toño hasta que siete minutos después logró ponerse por delante. De nuevo una concesión racinguista, esta vez de Moratón, hizo que entre Sesma, Víctor y Goitom no la desaprovecharan.

A Muñiz le hicieron tan poca gracia los dos goles que hizo un doble cambio a los 25 minutos: fuera Valera y Cristian y dentro Edu Bedia y Pinillos. Lo único que cambió fue que no hubo más regalos porque el dominio seguía siendo vallisoletano. Sólo apareció el Racing en los cinco últimos minutos en los que trató de igualar el partido a base de empuje más que por juego.

Todo cambió en la segunda mitad. Después de que Pereira fallara no infallable en el primer minuto, Iñaki Bea se fue a la calle por doble amarilla. Mendilibar retiró a Pedro león para meter a Jesús Rueda, pero por mucha reestructuración el Valladolid no volvió a ser el mismo. Comenzó el dominio del Racing, que buscaba con desesperación el gol. Y es que, tal y como estaban los resultados, con la derrota se metía en serios problemas. De hecho, el empate tampoco le solucionaba muchas cosas.

Tras un par de avisos, Jonathan Pereira no perdonó la segunda que tuvo. Aprovechó un servicio de Serrano para cruzar a Asenjo y poner la igualada. Mendilibar trató de revertir la situación buscando más la portería con Canobbio. Justo después Víctor y Goitom rozaron el gol. Ahí se acabaron las opciones del Valladolid, pero no las del Racing. Pereira fue objeto de penalti por un codazo de Marcos, pero Rubinos Pérez no señaló nada. Menos mal para él -y para los de Muñiz- que apareció Zigic a cinco minutos del final. El serbio, como no, de cabeza, no dejó escapar un centro para desequilibrar el encuentro y poner al Racing con 42 puntos, los mismos que su rival, por lo que están virtualmente salvados.

Fuente: Marca


Publicado por Castro2 @ 22:03 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario