Mi?rcoles, 13 de mayo de 2009

El Racing se salva aunque no quiera

Las matemáticas dicen que no hay nada que temer. O muy poco. Las probabilidades de que el Racing descienda de categoría son mínimas. Incluso en el caso de que el equipo que dirige Juan Ramón López Muñiz perdiese los tres partidos que aún le quedan (frente a Valladolid, Recreativo de Huelva y Getafe), sólo le tocaría el 21,66% de las papeletas de la rifa del descenso. En definitiva: no hay que tener miedo.

Matemáticas 

Tras la última jornada de Liga, la salvación matemática para el Racing quedó fijada en 43 puntos, contando con que el Sporting de Gijón ganase todos sus encuentros y todos los elementos se confabulasen contra en cuadro montañés, situaciones, ambas, poco probables.

Con un análisis más realista de todo el asunto, puede comprobarse cómo cada punto que ingrese el Racing a su cuenta reduce mucho más el peligro.

Un solo punto, un triste empate en el último tramo del campeonato, dejaría al equipo con 40 en su cuenta de resultados y sólo un 5,47% de probabilidades de perder la categoría. Con otro más, 41, descenderían al 0,45%. Con 42, habría que buscarlas con microscopio: el 0,07%.

No hay nervios 

De todo esto se desprende que los nervios, que no pueden darse por generalizados entre los aficionados racinguistas, no están justificados; que, incluso en la situación más aciaga, está demostrado que hay equipos mucho peores que el Racing, y que quienes fijaban en 42 puntos el precio de la permanencia en esta temporada tuvieron muy buen ojo.

Cuentas y más cuentas 

Las calculadoras echan humo en la zona baja de la Primera División, y es que, en este momento, aún les salen las cuentas a todos, incluido el Numancia, a quien se ha dado por muerto desde hace meses. La única verdad es que a los equipos que pelean por evitar la caída, que ahora creen posible la remontada, les ha resultado imposible avanzar un paso en las últimas semanas. La mejor prueba de ello es que el Racing encadena tres derrotas y que, a pesar de ello, sus rivales han sido incapaces de aprovechar la circunstancia: siguen siendo cinco puntos, una distancia considerable, los que separan al Racing de la frontera del descenso.

Los que peor lo tienen, no es ningún secreto, son Numancia, Recreativo y Sporting: ellos ya están ahí. Los del Osasuna tampoco pueden ponerse a tirar cohetes: al conjunto navarro le queda jugar con el Sevilla, el Barcelona y el Real Madrid. El Betis carga con lo suyo, hasta el punto de que los hinchas ya andan a mamporros con el entrenador, y eso nunca es buena señal. En cambio, quizás se puedan advertir ciertos indicios de recuperación -brotes verdes, que se dice ahora- en Espanyol y Getafe. Visto así el panorama, ¿hay alguien que dude de que el Racing se salve?

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:00 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario