Martes, 28 de abril de 2009

El Racing recurre las tarjetas de los cuatro sancionados

Después de pasar la mañana del lunes recolectando imágenes de las diversas televisiones, el Racing, tras analizar detenidamente las acciones sancionadas con tarjeta por González Vázquez en San Mamés, ha decidido recurrir las cuatro que acarrean partido de sanción. La única que vio Ezequiel Garay y la segunda, respectivamente, de Marcano, Pinillos y Jonathan Pereira.

En el club santanderino están convencidos que los cuatro casos son susceptibles de que el Comité de Competición enmiende la plana al árbitro gallego. Estadísticamente no parece muy probable que ganen todos los recursos pero hay un par de ellos que parecen bastante claros.
Listón bajo.

La clave del desvarío en que se convirtió la administración disciplinaria de González Vázquez estuvo en la primera tarjeta amarilla, la que vio Ezequiel Garay. Puso el trencilla el listón tan bajo que era prácticamente imposible que pitara una falta sin sacar otra cartulina. En el acta, el gallego escribió que Garay fue amonestado por "saltar brazo en alto en la disputa del balón, golpeando a un rival pero sin intención de causar daño". Las imágenes demuestran que el rosarino salta, sorprendentemente, con los brazos abajo y que no hay ningún tipo de golpe a Toquero. Todo lo que no sea retirar esa tarjeta (que conlleva sanción por acumulación) sería una sorpresa.

También el recurso de la de Pinillos en el minuto 82 es fácilmente argumentable: sencillamente no toca a Susaeta, quién salta por encima del riojano. Sólo agarrándose al juicio de intenciones que supone el querer dar una patada podría el Comité mantener la sanción al goleador del domingo en San Mamés.

La segunda amarilla de Marcano es una injusticia palmaria, con el santanderino dejando pasar a Susaeta pero, y eso dificulta ganar el recurso, hay contacto. Para Iván está claro que el contacto es al revés ya que "es él quien me da a mí. Yo, hasta modifico el paso para no tocarle y es Susaeta quién se tropieza conmigo".

La acción de Pereira sobre Bóveda, que el árbitro (de espaldas) no pudo ver es la más discutible ya que, aunque González Vázquez pitó de oído, el contacto, aun sin violencia alguna, es evidente.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 18:37 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario