Lunes, 27 de abril de 2009

Sigue en el lado oscuro

El Racing cayó ante el Athletic en Bilbao (2-1) y se queda sin sumar los ansiados puntos de la tranquilidad, esos que le podrían apartar definitivamente del lado oscuro de la clasificación y acercarle a la permanencia en Primera División. Pero esto tendrá que esperar una jornada más. El Athletic, sin embargo, salió reforzado en un choque duro y bronco, en el que el colegiado González Vázquez marcó un récord en la historia de la Liga español al mostrar 19 tarjetas: 6 rojas, dos de ellas directas (una al preparador físico del Racing); 17 amarillas; pitó 2 penaltis y expulsó a cinco jugadores. El trencilla gallego dejó al equipo cántabro con ocho jugadores en el campo y al Athletic con nueve. 

Los vascos sacaron provecho de una malísima primera parte del Racing, al que el 5-1 del pasado jueves le pasó factura. La defensa verdiblanca hizo aguas, el centro del campo fue incapaz de ser el nexo de unión entre las líneas y los delanteros permanecieron aislados y sin recibir balones. Llorente fue el encargado de abrir el marcador para el Athletic tras cabecear un centro de Koikili. El '9' del Athletic, que fue una pesadilla para la defensa cántabra, también participó en el segundo de los vascos. Regateó en el área a cuatro zagueros racinguistas, y Lacen, en un gesto de impotencia, acabó por derribarlo. El árbitro pitó penalti, que materializó David López. La reacción del Racing llegó tras el descanso, y Pinillos, de penalti, consiguió acortar distancias, pero las expulsiones posteriores rompieron el juego y cualquier estrategia. 

La primera parte fue un continuo sufrimiento para los de López Muñiz, que no acertaban a ver la portería de Iraizoz. El meta del Athletic estuvo los primeros 45 minutos disfrutando del sol que lucía en San Mamés y acompañado por esos dulces cantos que los Herri Norte berreaban justo detrás de su portería. Muchos aficionados todavía no habían ocupado su sitio en la grada, cuando el Athletic ya le estaba dando un baño al Racing, cuya defensa fue un coladero desde el minuto uno. Después de dar una exhibición con jugadas trianguladas, pases de tacón y caños en el borde del área, el Athletic lograba su primer tanto. Nació de las botas de Koikili, que centró magistralmente a Llorente. El delantero sólo tuvo que cabecear el balón al fondo de las mallas. Y la defensa del Racing, sin enterarse. Coltorti se desesperaba con sus compañeros, pero no le servía de nada. Ni tan siquiera este gol puso freno a la ambición de los bilbaínos, que no daban tregua. El ritmo del Athletic era superior al del Racing. Los verdiblancos no llegaban a nada y cortaban el juego del rival a base de faltas. Esto provocó el enfado de San Mamés y que el colegiado gallego González Vázquez empezara a sacar cartulinas.

Serrano 

En el minuto 32, Serrano roba el balón a Iraola en el centro del campo, llega hasta la meta bilbaína y su tiro lo detiene Iraizoz. Fue la única jugada de peligro del Racing en los primeros 45 minutos. 

El panorama empeoró cuando Llorente, diez minutos más tarde, dejó literalmente sentados a cuatro defensas cántabros. A Lacen, con el orgullo herido, se le ocurrió derribar al riojano. El árbitro ni se lo pensó. El penalti lo subió al marcador David López. 

En la segunda parte, el Racing salió a por todas. Los cambios de Pereira por Serrano y Colsa por Moratón le dieron rapidez y desparpajo. El Racing intentó, al menos, empatar el partido. Lacen estrelló un tiro en el larguero y Tchité y Zigic empezaron a meter miedo a Iraizoz. En una gran jugada del Racing, Pereira recibe el balón en el área y se revuelve. Yeste lo para con un penalti y Pinillos no falló la pena máxima. El 2-1 y la expulsión de Yeste parecía que podían cambiar todo, pero para desgracia de los racinguistas Marcano también vio la segunda amarilla poco después y la contienda se igualó. 

El Racing se vino abajo tras la expulsión y el Athletic volvió a dominar. Pinillos, Pereira y Orbáiz, por roja directa, fueron el resto de expulsados en un partido al que ya no le quedaba fútbol, aunque sí tensión. En los minutos finales hubo alguna ocasión, aunque no muy claras de Munitis, Colsa, Tchité o Zigic, y un festival de tarjetas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:39 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario