Domingo, 26 de abril de 2009

El Racing B cae goleado en Lugo por 4-0

Los locales comenzaron fuertes, con el dominio de la pelota y queriendo jugar un buen fútbol. El Racing B se plantaba en el terreno de juego con una defensa demasiado adelantada y dos fueras de juego pitados a los rojiblancos ya intuían sus intenciones. Un centro de Sergio al segundo palo al que no llegó Noguerol por centímetros fue el primer aviso. Los visitantes respondieron con su única acción de ataque en los primeros cuarenta y cinco minutos con un disparo de Canales que se fue ligeramente desviado de la portería de Javi Muñoz. El Lugo se hizo el dueño del partido y solo la falta de definición le privaba de desnivelar el marcador. La lata la abrió Pablo Ruiz tras rematar impecablemente de cabeza un saque de esquina lanzado por Poratti. 

Este mismo futbolista consiguió poco después el segundo para el Lugo tras un lanzamiento de libre directo que atajó en primera instancia Oscar pero que, con unas manos blandas, dejó que el esférico se le escapase para rebasar la línea de gol y permitir que el segundo tanto subiera al marcador. El festival de los de Fonsi Valverde no acabó ahí. Poco antes del descanso y con un rival que se iba al ataque a la desesperada y dejaba desguarnecida la defensa, un pase largo a Rubén Durán propició que éste llegara solo ante Oscar y le batiera de preciosa vaselina. Un golazo para acabar la primera parte y dejar resuelto el partido.

La segunda parte ya fue de relleno pero el Lugo quería más ante un rival hundido que se está jugando el descenso de categoría. Los locales pudieron incrementar la cuenta con un centro de Sergio al que remató de cabeza Losada, el balón se paseó por el área y Poratti estuvo a punto de conseguir el segundo en su cuenta particular. 

Al final, pudo lograr su objetivo para redondear la goleada del Lugo tras una excelente acción de Rubén Durán con triangulación a Noguerol y enviando éste un pase magistral a Poratti, que llegó desde atrás y fusiló a un desbordado Oscar. El cuarto de la tarde llegó gracias al motor del Lugo en la tarde de ayer, que no fue otro que un Rubén Durán que estuvo en todas partes y todo lo hizo bien. Un Lugo que tuvo todo de cara y que se encontró un rival que le dejó jugar a placer, de ahí la goleada y cuatro goles como locales que no conseguían los de Fonsi Valverde desde la jornada décima cuando golearon al Sestao River.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 20:08 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario