Domingo, 26 de abril de 2009

Pern?a 'Entre todos estamos matando al f?tbol'

Pese a la victoria ante el Atlético (5-1) y acariciar la permanencia, Francisco Pernía prefiere esperar al final de la temporada para hacer un balance genera. Sí quiere sortear rumores y afirmar de forma rotunda que López Muñiz será el técnico del Racing la próxima campaña. Además, repasa, en una entrevista concedida a este diario, dos aspectos de actualidad: la guerra televisiva y la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander y la repercusión que tiene en el campo de El Sardinero. Respecto a la primera advierte de que «entre todos nos estamos matando al fútbol» y reclama con urgencia una solución. Sobre el segundo deja una queja encima de la mesa: «Toda iniciativa que tiene algo que ver con el Racing genera inmediatamente rechazo».

-Con la permanencia al alcance de la mano ¿qué valoración hace de la temporada? 

-Las notas es mejor darlas en junio. A esta fecha, es cierto que hubiéramos deseado haber sumado ya los puntos necesarios para mantener la tranquilidad y comenzar a ejecutar el trabajo planificado para la siguiente campaña. De todas formas, creo que la temporada está siendo buena por varios motivos: primero, porque era difícil afrontar el primer año que el Racing disputaba tres competiciones; segundo, porque veníamos de hacer el mejor campeonato de la historia y, eso lo sabía hasta Marcelino, de no poderse igualar pasaría factura; y tercero, porque era vital estar muy atentos a la liga, nuestro principal sustento. Estar en Primera es fundamental y ese era nuestro objetivo primordial. 

-¿Está ya decidida la continuidad de López Muñiz? Hay mucho rumor circulando... 

-Lo he dicho en diversas ocasiones: Juan Ramón López Muñiz firmó un contrato para dos temporadas y no me hable de rumores, porque nosotros no actuamos a través de rumores. Hablamos sólo de realidades. Muñiz tiene contrato para la próxima temporada.

-Pero hay cierto sector del racinguismo que no termina de congeniar con él... 

-Lo mismo que hay otro sector que no me quiere a mí o que no lee EL DIARIO MONTAÑÉS. En la vida siempre hay una parte que está contigo y otra contra ti. Sólo hay una diferencia en este mundo del fútbol: los resultados. Este año hemos tenido el problema de los encuentros en casa, pero afortunadamente ya se está remediando. 

-¿Se está trabajando ya en el Racing 2009-10? 

-Estábamos ya metidos de lleno pero tuvimos que frenarnos. Ahora, en cuanto tengamos ya todo asegurado, nos volveremos a poner manos a la obra para tener la plantilla cerrada lo antes posible, dejando un par de retoques para el final, pero teniendo toda la planificación hecha nada más terminar este ejercicio.

-¿Qué Racing tendremos? ¿Cuál será el objetivo? 

-En primer lugar, nuestra responsabilidad de administradores nos obliga a adecuarnos a la situación del país y del mundo. Estamos atravesando una situación muy complicada a la que el mundo del fútbol no es ajeno y el Racing, lógicamente, tampoco. Por tanto, es mejor ajustarnos y garantizar el presente y futuro de la entidad que caminar en el alambre y sin red. Es por ello que vamos a ajustar al presupuesto, que buscará el mayor equilibrio posible entre ingresos y gastos. Lo que trataremos es de contar con 14-15 jugadores de un gran nivel -porque en todos los equipos ese es el número de futbolistas que disputan la mayoría de los minutos- y completaremos con jugadores jóvenes capacitados para ser competitivos en Primera. Que la gente esté segura de que nuestro trabajo se centra en lograr un Racing competitivo, que porte con orgullo el nombre del Racing, de Santander y de Cantabria. 

-¿Van a vender a muchos jugadores? 

-No vamos a desmantelar el equipo, si es a lo que se refiere. Y la prueba de lo que digo es que todas las temporadas se decía que íbamos a vender todo lo que se movía. Incluyo este mismo año. Pues bien, vinieron en enero a llevarse a tres jugadores titulares y dijimos que sólo vendíamos a uno, cuando por los otros dos futbolistas daban más dinero. ¿Por qué? Porque aunque aplicamos un criterio empresarial, siempre ha de primar lo deportivo, pues es la esencia fundamental de nuestra actividad. Así que para la próxima campaña trataremos de mantener el esqueleto y lo reforzaremos en la línea que le indicaba. 

-Dos casos concretos, Zigic y Garay. ¿Hay posibilidades de que se queden en Santander? 

-Nunca renuncio a nada, aunque soy consciente de que será muy difícil. Está claro que son dos jugadores que el 30 de junio han de regresar a los equipos con los que tienen contrato en vigor, pero no es menos cierto que aquí tienen su casa los dos, que ambos saben que la afición les quiere, que son importantes para todos los racinguistas y que estaríamos encantados de poder contar con su participación. No obstante, no depende de nosotros. Lo más importante es seguir disfrutándoles esta temporada y la que viene Dios, el Valencia y el Madrid dirán.

-¿El Racing es viable económicamente hablando? 

-Por supuesto. Es una entidad que vive de sí misma, y que con las dificultades de siempre trata de competir con dignidad en una categoría en la que lucha en inferioridad de condiciones con el resto de rivales. 

-Aseguran que el club no tiene deudas, pero la tesorería sigue siendo el grave problema de este club 

-Actualmente vivimos un momento muy complicado en el mundo entero. Si nos ceñimos al fútbol, veremos que se juntan tres tipos de crisis: la que siempre ha tenido y tiene este deporte; la que sufren ahora los empresarios que han aportado recursos; y la del sistema financiero, que es la más grave, y me explico: ahora mismo, tenemos 15 millones de euros en pagarés, en derechos de cobro que hemos intentado descontar en multitud de entidades bancarias. La disposición inicial es máxima pero al final la respuesta es negativa. Así que tenemos 15 millones de euros, pero no los podemos hacer líquido porque los bancos no tienen dinero. A esta realidad se suma el hecho de las cantidades que nos deben otros equipos y que no pueden afrontar. Pero no pasa nada. Hemos hecho un ejercicio serio de rigor en la contención del gasto y estamos mucho mejor de lo esperado, así que podremos hacer frente, insisto, con las dificultades que todo esto entraña, a nuestras obligaciones. 

-¿Le preocupa que la delicada situación de los clubes que deben dinero al Racing provoque que entren en suspensión de pagos? 

-Ya tenemos a un equipo en esta situación (el Celta). Por eso tenemos que tener especial comprensión con esos equipos que nos deben dinero y trabajar con ellos para buscar una solución satisfactoria para el Racing. 

-Lo que está claro es que habrá que traspasar para equilibrar el presupuesto. ¿No le parece que esta situación es muy peligrosa? 

-Es la historia de siempre en el Racing. Está obligado a vender futbolistas para cuadrar sus presupuestos. Es cierto que otros clubes cuentan con otro tipo de ayudas. Lo que es una realidad es que el Racing ha de vender jugadores para equilibrar su ejercicio, situación siempre peligrosa, es verdad. Por eso le decía que nuestra misión es ajustarnos lo máximo a los ingresos. De esta forma el Racing tendrá el futuro empresarial que necesita. 

-¿Le preocupa el futuro de los acuerdos de televisión vista la batalla que se está produciendo entre las plataformas? 

-Entre todos estamos matando al fútbol y los principales paganos vamos a ser los clubes cuando llegue la hora de cobrar y los operadores comprueben que la publicidad del fútbol en abierto no da para abonar todas las cantidades pactadas y firmadas en los respectivos contratos. Creo que es necesario y obligado poner orden en esta loca guerra televisiva. 

-La pretensión del club de tener patrimonio parece estancada. El Ayuntamiento sigue rechazando la posibilidad de que el club explote El Sardinero. ¿Hay solución? 

-Hasta ahora, en el pilar patrimonial no tenía una buena nota porque, a pesar de las gestiones, no había realidades que mostrar. Ahora ya hemos empezado a dar ciertos pasos creo que definitivos con el proyecto de remodelación de La Albericia, que aspiramos sea una muy positiva realidad en la próxima temporada. 

-Pero van un poco a contrarreloj. 

-Lo ideal es comenzar las obras nada más terminar la liga y esperamos que esa sea la misma disposición del Gobierno y del Ayuntamiento. La contratación va a ser transparente, con un pliego de condiciones y un sistema de valoración de las ofertas idéntico a un concurso público, para que no haya dudas de ningún tipo. Las tres partes hemos de dar el visto bueno al proyecto y al pliego, abrir el plazo de licitación y proceder a su adjudicación. Es cierto que vamos a contrarreloj, pero estamos en tiempo. 

-¿Y en cuanto a El Sardinero? 

-El Racing planteó una alegación al PGOU considerando que es positivo para la dinamización de El Sardinero desarrollar una zona de ocio y servicios. La aceptación o rechazo a nuestros planteamientos corresponde a la corporación municipal a quien, de aceptarse, correspondería su ejecución, sin intervención del Racing, por lo que no hay ninguna acción en beneficio de un grupo privado. Cuestión distinta es que el Racing plantee, en un proceso absolutamente diferenciado de las decisiones urbanísticas y de su ejecución, que se formalizase un convenio con el Ayuntamiento para que una parte de los rendimientos económicos que éste obtuviese por la explotación del proyecto planteado se perciba por el Racing. Hay que considerar que la instalación, si bien es cierto es municipal, su uso, con carácter indefinido, le corresponde al Racing por título no gratuito sino como consecuencia de la venta de los antiguos Campos de Sport (que eran de su propiedad). Cuando se está en el Racing sorprende cómo desde el silencio o desde el apoyo expreso se admiten importantes aportaciones económicas a todo tipo de entidades o actividades, que es lícito; sin embargo, toda iniciativa que tiene algún vínculo con el Racing genera inmediatamente rechazo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 11:14 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario