S?bado, 28 de febrero de 2009

'Ya se ha llegado al tramo final y hay que colocarse en la zona tranquila'

Juan Ramón López Muñiz, entrenador del Racing, opina que ganar al Osasuna mañana, domingo, es de vital importancia para su equipo, porque supondría sumar tres puntos que afianzarían al conjunto cántabro en la parte media de la tabla para afrontar el último tercio de la Liga mirando hacia los puestos de arriba. 

Muñiz hizo ayer hincapié en la igualdad que existe en la Liga entre la mayor parte de los equipos. «Del octavo al último la diferencia es mínima», subrayó el técnico del Racing, para quien hay que tener un «máximo respeto» a todos los rivales y «no pensar que otro equipo es peor que el tuyo». 

De ahí que para el técnico asturiano, a estas alturas de la campaña, «ya se ha llegado al tramo final y hay que intentar colocarse en la zona tranquila». 

En este sentido, Muñiz destacó que para el Racing el duelo ante el Osasuna es tan importante como el que jugó frente al Manchester City, jugándose entonces la continuidad en la Copa de la UEFA, que finalmente no consiguió pese a ganar a los ingleses. 

Por este motivo, Muñiz opinó que el equipo necesita el apoyo de la afición, que se sumaría a las «ganas de ganar» en casa para «romper las estadísticas» (la última victoria data de diciembre de 2008, precisamente ante el Manchester City) y «distanciar al Osasuna que quedaría a tres partidos». 

El técnico del conjunto verdiblanco pidió el apoyo del público porque «es uno de los más importantes que vamos a disputar de aquí al final de temporada. No se puede hablar de una final, porque queda mucha Liga, pero queremos ganar para cambiar las estadísticas en Los Campos de Sport, sumar los tres puntos y dar una alegría a la afición». 

La mejoría del rival 

En relación al Osasuna y a la mejoría experimentada con la llegada al banquillo de José Antonio Camacho, Muñiz consideró que «los jugadores son más o menos los mismos» y opinó que «la diferencia esta en la continuidad», porque, a su juicio, «posiblemente si hubiese seguido Ziganda también hubieran llegado los resultados». 

Para el entrenador asturiano el Osasuna es un equipo «muy equilibrado», cuyas estadísticas son «casi iguales» a las del Racing, por lo que dejó claro que los cántabros necesitarán «mucha paciencia y concentración» para ganar este partido. 

«El Osasuna viene en un estado de forma muy bueno», añadió López Muñiz, quien compartiendo la idea de que «el fútbol es un estado de ánimo», opinó que el Osasuna llega a Santander con un «estado muy bueno». 

La enfermería 

En cuanto al estado de la plantilla, Muñiz se ha congratulado de la favorable evolución que están teniendo los numerosos jugadores que comenzaron la semana «tocados». «Quedan 48 horas para el partido y tengo esperanzas de que puedan estar todos», manifestó Muñiz. 

En el caso de Mohammed Tchité explicó que en la jornada de ayer entrenó y que es «optimista» porque la pierna tocada es la izquierda y no la de golpeo. 

Más preocupante es Munitis, aquejado de molestias en la rodilla. «Le han infiltrado y evoluciona bien. Él pensaba que iba a estar peor de lo que está», explicó el entrenador verdiblanco, que precisó que todo dependerá de la evolución que tenga hasta el partido: «que por jugar media hora no caiga tres semanas». 

En relación a la baja del Zigic por sanción, Muñiz destacó que no supondrá cambiar de sistema de juego, aunque reconoce que sin la presencia del gigante serbio el Racing pierde la alternativa del juego aéreo. 

Finalmente, Muñiz explicó que seguirá el partido desde un box, al haber sido sancionado. Y añadió para finalizar que no es cierto que fuera expulsado por protestas reiteradas, sino por estar fuera de la zona técnica habilitada para los entrenadores.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 11:02 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario