Jueves, 26 de febrero de 2009

'Es una oferta irrechazable'

César Navas se marcha al Rubin Kazan. El acuerdo quedó cerrado ayer durante una reunión que se prolongó hasta primera hora de la tarde y en la que participaron las tres partes implicadas -Racing, Rubin y el propio futbolista-. El traspaso, supeditado únicamente a que el club tártaro ingrese en la cuenta de la entidad santanderina las cantidades pactadas (dos millones de euros ahora y medio millón más dependiendo de varios objetivos). De hecho, el futbolista no dispondrá apenas de tiempo para hacer sus maletas o para despedirse de los que hasta ayer han sido sus compañeros, ya que hoy mismo parte hacia la concentración de su nuevo equipo en La Manga del Mar Menor, en Murcia.

El jugador, contento 

Apenas unos minutos después de rubricar el contrato que le unirá al Rubin Kazan durante las próximas tres temporadas, en las que cobrará en torno a un millón de euros neto por cada una de ellas, César Navas no ocultaba su alegría: «Llevamos un par de semanas con el ofrecimiento del Rubin Kazan tanto al club como a mi y hoy -por ayer- se ha cerrado y se trata de un paso en mi carrera muy importante y el club también sale reforzado económicamente, todos sabemos como está la situación en España y todos hemos llegado a un acuerdo y todo el mundo está satisfecho con la decisión».

El central madrileño se mostró confiado en que su fichaje por el campeón ruso sea un acierto -«será una experiencia diferente, que espero que sea positiva y un paso adelante en mi carrera»-, aunque reconoció que «el hecho de desconocer Rusia hace que te plantees las cosas un poco... un poco de miedo por lo que puede pasar allí, pero después de haber hablado algunos jugadores como Paunovic, que estuvo en el Rubin Kazan, sé que la vida allí tampoco es tan diferente a la de aquí, que lo más diferente es el clima y el idioma, pero espero adaptarme, porque hay gente suramericana que habla castellano y espero que la aclimatación sea buena».

En cualquier caso, Navas tiene claro que este tipo de trenes sólo pasan una vez y que la oferta del equipo de Kazan era «irrechazable». «Con la edad que tengo es una oferta difícil de rechazar porque asegura un bienestar, a mi y a mi familia, muy importante y eso siempre se valora con cierta edad. Además, es un equipo que jugará la 'Champions', que ha quedado campeón de su liga y que en Rusia es un equipo fuerte y entonces espero que no sea un paso atrás en lo deportivo y que si económicamente salgo beneficiado, deportivamente también se me pueda seguir considerando un jugador de primer nivel», aseguró el ya ex jugador verdiblanco, que tiene claro que en estos casos «la familia es al final la que más sufre, porque no sabemos cómo es aquello, pero creo que si me ven contento a mi, estarán contentos. Es una decisión que he tomado yo y ellos siempre que yo estoy feliz están contentos».

«Es una oferta irrechazable, pero es un lugar que está muy lejos y será complicado ver a la familia a menudo, y de cara a un padre, es algo difícil de llevar», aseguró el futbolista, que, en cualquier caso, valora de forma muy positiva el nivel del que a partir de ahora es su club: «Es un equipo que en los últimos años se ha metido en la UEFA y, ganando la liga, en la 'Champions' y es un club que quiere hacerse grande en su país y poco a poco lo está consiguiendo. Se va a reforzar con otros jugadores de ligas de primer nivel europeo y esperan hacer un buen papel tanto en la Liga de Campeones como en la liga rusa».

El entorno 

Respecto a la ciudad en la que vivirá los tres próximos años, César Navas tiene pocas referencias, apenas las que le ha transmitido Paunovic. «Es una ciudad bastante grande, muy bonita... y para la que habrá que comprarse cinco o seis abrigos para llevar uno encima de otro porque hace mucho frío. Con el tiempo uno se adapta todo y al final acabaré chapurreando un poco de ruso».

Por último, Navas tuvo un recuerdo para los aficionados verdiblancos, a los que agradece «el trato que he tenido durante el año y medio que he estado aquí, que me he sentido identificado con ellos y con el club y que deseo lo mejor para este año y para los próximos». Respecto a quienes puedan pensar que se sólo se marcha por una cuestión económica, el defensa asegura que «la gente puede creer que sólo pensamos en el dinero, pero todos somos personas, que tenemos que sobrevivir en la vida, y la del deportista es muy corta, y esta oferta no la podía rechazar».

El club, contento 

«El que tenía que decidir era el jugador y el club al final está también satisfecho», aseguró ayer Francisco Pernía, que considera que es una «operación buenísima para el Racing», que valora de forma positiva «el gran rendimiento que ha ofrecido el futbolista en su etapa en Santander».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:30 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario