Mi?rcoles, 25 de febrero de 2009

Navas hace las maletas

César Navas jugará en el Rubín Kazan las tres próximas temporadas. A mediodía de ayer se puso fin al culebrón de las últimas semanas y tanto el Racing como el club ruso alcanzaron un acuerdo para cerrar el traspaso del central madrileño, que ya había llegado a un acuerdo previo con su nuevo club. La operación es beneficiosa para todas las partes: la entidad cántabra percibirá más de dos millones de euros, el jugador verá prácticamente cuatriplicada su ficha mientras que su nuevo equipo disfrutará de un jugador que se había convertido en un objetivo prioritario para sus intereses. La operación se había complicado en las últimas horas. Un conflicto de intereses había paralizado todos los movimientos y habían puesto en peligro un traspaso que al Racing le interesaba cerrar para ayudar a cuadrar sus cuentas. Pero Francisco Pernía decidió decir basta. En la tarde del martes llamó directamente a los dirigentes del Rubín Kazan, acercaron posturas y quedaron para reunirse en la mañana de ayer en El Sardinero para poner fin a una historia que se estaba alargando en exceso.

Por parte del conjunto ruso viajó, además de un traductor, el propio Kurban Berdyev, que ejerce como vicepresidente, mánager y entrenador del nuevo equipo de César Navas. Apenas habían pasado unos minutos de las doce cuando entró en las oficinas del Racing y apenas una hora después salió con un acuerdo debajo del brazo. Su club pagará dos millones de euros a la entidad cántabra que puede ampliarse a tres más si se cumplen una serie de objetivos. Lo mejor de todo, y lo que en verdad hace diferente al Rubín Kazan, es que se comprometen a pagar en efectivo en las próximas semanas, lo que permitirá a la directiva que encabeza Francisco Pernía disfrutar de una liquidez que los verdiblancos necesitaban para ir haciendo frente a las diferentes obligaciones de pago.

Después de cerrar el acuerdo entre clubes, una nueva reunión ya con el representante del jugador cerró el acuerdo con César Navas y servía para redactar los diferentes contratos que hacían oficial toda la operación. El defensor, a sus 29 años, ve asegurado el futuro con una ficha anual que puede rondar, según los objetivos, los dos millones de euros brutos y los 900.000 netos. Deportivamente, además, se asegura tomar parte en la próxima edición de la Liga de Campeones, ya que formará parte del actual campeón de la liga rusa que, por cierto, comienza el próximo mes. Terminará su vinculación con el Rubín Kazan a los 32 años y será entonces cuando pueda plantearse su vuelta a España para ir afrontado el final de su carrera deportiva. La iniciativa de fichar a César Navas partió de Raúl Ruiz, cántabro y ex integrante del cuerpo técnico del Racing que dirigió Manolo Preciado. Ahora trabaja para el Rubín Kazan y fue él quien aconsejó el fichaje del espigado central madrileño hace unas semanas. Sin embargo, a quien de verdad pidió que no perdieran de vista fue a Iván Marcano. Los rusos realizaron una oferta en firme sobre el canterano pero ni éste quería irse a las frías tierras rusas ni el Racing estaba dispuesta a vender su verdadera perla de futuro.

De esta manera, los emisarios rusos se centraron en la contratación de Navas. Le han visto en directo en varias ocasiones y se convirtió prácticamente en una exigencia para reforzar su defensa. Su marcha a tierras rusas será inminente y, si finalmente han conseguido hacerse con sus servicios, es gracias al incipiente dinero ruso. En ningún país se paga a los futbolistas como allí y, además, los clubes disfrutan de dinero al contado, un bien muy preciado en la época del pagaré.

César Navas llegó al Racing la temporada pasada. El equipo parecía tener su cupo de centrales cubierto pero Marcelino se encaprichó del defensor madrileño para reforzar aún más la retaguardia. Le seguía desde hace tiempo, desde que formara parte de la cantera del Real Madrid, en su etapa en el Málaga y en su continuación en las filas del Nástic de Tarragona, donde por fin pudo disfrutar de la Primera División. El club presidido por Francisco Pernía dio vía libre a la petición de su entrenador y se hizo con el defensor. La decisión fue muy criticada, ya que los verdiblancos tuvieron que pagar 300.000 euros y, además, llegaba lesionado. Sin embargo, año y medio después, el Racing lo vende por una cifra que puede acercarse a los tres millones tras disfrutar de sus mejores meses como futbolista.

La lesión de César Navas (una fractura en el dedo de un pie) se prolongó más de lo esperado y no pudo debutar hasta mediada la temporada. En concreto, lo hizo en la eliminatoria de Copa del Rey contra el Málaga de Muñiz. Y no pudo comenzar peor, ya que su estreno con la elástica verdiblanca estuvo rodeada de críticas y polémicas. Sin embargo, el paso de las semanas y las lesiones de Garay le hicieron entrar en el equipo hasta asentarse y culminar una temporada histórica sin que nadie discutiera su valía.

El nuevo curso lo comenzó sin contar con la total confianza de Muñiz. De nuevo le tocó ganársela ya que incluso comenzó sin entrar en las convocatorias relegado por Marcano y Garay. Sin embargo, el traslado del primero de ellos hasta el puesto de lateral dio vía libre a César Navas, que debutó el presente curso contra el Honka Espoo y, desde entonces, ya no ha abandonado el terreno de juego. Tanto ha sido así que su renovación fue automática al superar los 40 partidos entre las dos temporadas. Él pidió aumentar aún más su contrato pero de pronto surgió la oportunidad rusa.

Fuente: Alerta
Publicado por Castro2 @ 21:42 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario