Domingo, 22 de febrero de 2009

Aquellos maravillosos a?os

«A mi padre le llamaban el hombre de goma por su forma de saltar y hasta de volar en busca de los balones largos que enviaban los rivales sobre el área. Era un guardameta que se distinguía sobre todo por su elasticidad». Quien así habla es Valentín Raba Ortiz, hijo de Valentín Raba Allende, uno de los hombres que tuvo el honor y el privilegio de disputar la primera edición del Campeonato de Liga, hace ahora ochenta años. ¿Dónde jugó? En el Racing de Santander ¿En qué demarcación? En la de portero. 

Valentín Raba Allende fue uno de los 18 integrantes de la plantilla santanderina que disputó la primera Liga. Ochenta años después, su hijo muestra, orgulloso -«¡cómo no voy a estarlo»!»- la fotografía de su padre apoyado en el poste, cuadrado, de la portería del Racing, y eso que «no llegué a verle jugar». Aún así, guarda como grandes tesoros las fotografías de su padre y del equipo de la época, porque «formó parte de la historia de la Liga, fue uno de los integrantes de un Racing único». 

«Mi padre -relata- abandonó la disciplina del Racing con sólo 26 años de edad, ya que no llegó a un acuerdo con el club para su renovación». «Ten en cuenta -prosigue- que por entonces los jugadores que recibían mucho dinero eran las grandes figuras, caso de Óscar Rodríguez (considerado el primer profesional del fútbol) y mi padre tenía que mantener una familia. Como era interventor del Instituto Nacional de Previsión (lo que hoy en día es la Seguridad Social), dejó el fútbol y se fue a Alicante para ejercer su profesión. Luego, ya volamos a Tenerife».

De los recuerdos de la época, Valentín apunta que su padre fue quien recomendó al Racing «que fichase a un gran portero, que luego le dio un gran rendimiento en la famosa temporada 1949-50,Ortega, que por entonces jugaba en el Real Unión de Tenerife». 

Lógicamente, por cuestión de edad, ya no vive ningún jugador del Racing de aquella época. Muchos de sus familiares directos tampoco viven y muy pocos de sus descendientes son los que tienen su residencia en Santander. El capitán de aquel Racing fue Santiago Zubieta, quien tuvo dos hijas, Estrella y Mari Luz. La primera, que nació en Santander y vio jugar a su padre con la camiseta del Racing, falleció recientemente. Su otra hija, Mari Luz, vive en Madrid y pese a no ver jugar a su padre no puede evitar emocionarse cuando habla de él. «Sé que vivió en Santander una de las etapas más bonitas de su vida. Siempre lo decía. ¡Cómo no! Fue el capitán del equipo durante varias temporadas y formó parte de un conjunto que ha pasado a la historia del fútbol de este país». 

«Siempre hablaba muy bien de Santander y del Racing, con muchísimo cariño -explica Mari Luz Zubieta-; mi padre se casó en esta bella tierra con una cántabra y mi hermana también nació en Santander. Toda la familia tenemos un gran cariño a Santander». «Mi tío, Angel Zubieta (jugador del Athletic) -apunta- también fue un gran jugador de fútbol y además con su parcela de historia. No en vano, a fecha de hoy, todavía es el jugador más joven que ha vestido la camiseta de la selección nacional de fútbol». 

El legado 

Además de su aportación a la historia del Racing, Valentin Rabadejó un importante legado al fútbol, tal y como recuerda su hijo. «Mi hermano mayor tenía unas grandes condiciones para haber sido un gran portero. De hecho saltaba y volaba con facilidad, igual que mi padre, pero cuando él falleció, con tan sólo 48 años, decidió dejar el fútbol». 

El que sí jugó al fútbol fue el propio Valentín Raba. «Es cierto, pero no porque mi padre hubiese sido futbolista. Lo hice porque me gustaba. Entré en las secciones inferiores del Real Madrid. Fui ascendiendo hasta llegar al primer equipo e, incluso, fui internacional juvenil con España. Luego marché cedido a la Real Sociedad, al Racing y pasé por el Celta y el Salamanca». «Somos una familia muy racinguista», dice. Y es que abuelo, hijo y nieto han llegado a formar parte del club en distintas épocas y también en todas las categorías del fútbol nacional. «Mi sobrino, José Luis González Raba, también llegó a jugar en el Racing», concluye.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 12:26 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario