Martes, 17 de febrero de 2009

El Racing traslada al arquitecto las nuevas directrices para La Albericia

Todo el mundo coincide en que el estado actual de las instalaciones de La Albericia es absolutamente lamentable. Esa es una de las conclusiones que se pueden extraer de la reunión que recientemente mantuvieron en la sede de la Consejería de Deporte los responsables del Racing con el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y con el consejero Francisco Javier López Marcano. La Albericia está muy deteriorada y necesita una reparación urgente. 

Y con esta valoración, evidente por otra parte, sobre la mesa, el Racing se ha puesto manos a la obra y ya tiene diseñado un plan para adecentar las instalaciones y, a su vez, para evitar el también evidente riesgo que asumen a diario sus usuarios. Las obras consistirán, básicamente, en el derribo de los muros que están a punto de caerse y a la colocación en su lugar de unas vallas. Lo mismo que hizo en su día con la zona próxima a la autovía S-20, que también se derrumbó coincidiendo con un fuerte temporal de agua y viento sobre la capital cántabra. 

Disparidades 

Con el Racing dispuesto a efectuar estos trabajos, pese a las discrepancias que han surgido en los últimos días con el propietario de las instalaciones, el Ayuntamiento de Santander, sobre la responsabilidad ante un posible incidente a causa de las deterioradas instalaciones y sobre el coste de las obras de reparación inmediata -los responsables del Racing pretenden reunirse en los próximos días con los mandatarios municipales para tratar de zanjar estas discrepancias-, la otra parte del trabajo necesaria es la relativa al proyecto de restauración integral de todo el complejo. La parte más complicada, sin duda alguna. 

El proyecto inicial elaborado por el arquitecto Santiago Elizondo. que implicaba una total remodelación de todos los inmuebles existentes dentro del complejo y, además, la adaptación de los campos a las necesidades del club verdiblanco, suponía una inversión próxima a los cinco millones de euros, cantidad que en estos momentos no parecen en disposición de aceptar ninguna de las tres partes implicadas. 

Una rebaja considerable 

Ante esta situación, en la última reunión mantenida recientemente por todas ellas se acordó impulsar un nuevo proyecto que, manteniendo las líneas de la idea primitiva presentada por Elizondo, supusiera una inversión menor. 

La idea es que el montante total de las obras previstas para La Albericia se sitúe en torno al 50% de la cifra inicialmente prevista, es decir, que la nueva Albericia cueste entre 2,5 y 3 millones de euros. Esta cantidad sería abonada a partes iguales por el Ayuntamiento, el Gobierno regional y el propio Racing. 

Como es lógico, la rebaja del presupuesto supondrá una revisión completa del proyecto. La intención del Racing es que se respete la ideal inicial en cuanto a funcionalidad de las nuevas instalaciones, aunque eso sí, habrá una merma considerable en lo relativo a las calidades. Además, algunas de las ideas contempladas en el primer proyecto se aparcarán, como puede ser la relativa al número de plazas de aparcamiento o al volumen de la nueva edificación. 

En cualquier caso, y pese a lo necesario de este proyecto de recuperación integral, lo que resulta evidente es que es imprescindible reparar los daños existentes en las instalaciones de La Albericia. Y en eso está trabajando el Racing.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:04 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario