Martes, 27 de enero de 2009

Febrero, el mes maldito para el Bar?a en El Sardinero

Si hay un mes perfecto para ganar al equipo más poderoso del momento en El Sardinero es febrero. El segundo mes del año, históricamente, ha resultado fatal para el conjunto blaugrana en sus visitas al ‘coliseo’ santanderino, donde los ‘gladiadores’ cántabros tradicionalmente han jurado ‘victoria o muerte’, dejándose la piel para derrotar a las legiones del Camp Nou. 

Los números hablan por sí solos. Desde los comienzos de la competición liguera, allá por 1929, Racing y Fútbol Club Barcelona se han visto las caras en los Campos de Sport de El Sardinero en un total de 40 ocasiones, de las cuales, 9 se han producido en febrero. En total, de los 40 enfrentamientos entre ambos clubes, el conjunto cántabro ha vencido solamente en 12 de ellos, sin embargo, los encuentros celebrados durante el mes de febrero se han saldado con 5 victorias racinguistas, 2 empates y tan sólo dos triunfos del equipo azulgrana. En el capitulo goleador, el saldo también es ampliamente favorable para los montañeses, que han logrado un total de 20 dianas por 10 de su rival. 

Pero si febrero es maldito para el Barça en sus visitas a El Sardinero, hay un día grabado a fuego en los corazones racinguistas y borrado de la memoria por las mentes culés (por aquello de no sufrir). Echemos la vista atrás en el tiempo. 11 de febrero de 1995: Ceballos, Iñaki, Carreras, Merino, Pablo Alfaro, Billabona, Estebán Torre, Quique Setién, Popov, Radchenko, Tomás, Chili… de la mano de Vicente Miera el Racing endosó un contundente 5-0 al equipo de Cruyff en un encuentro que se convirtió en señal del fin del ‘Dream Team’. 

Seis años después, el conjunto santanderino apeló al saber estar de Gregorio Manzano para tratar de salvar la categoría tras la destitución de Andoni Goikoetxea. El Racing realizó un importante esfuerzo en el mercado invernal con la llegada de Mario Regueiro, Mazzoni y Ramis. Era 11 de febrero cuando el psicólogo jiennense decidió reponer durante la sesión de video el Racing-Barça del año 1995 para motivar a sus pupilos y así demostrarles que era posible vencer al equipo blaugrana. Y la pócima surtió efecto. Los catalanes se marcharon de Santander con otra sonora goleada por 4 tantos a 0. Goyo Manzano fue destituido pocas semanas después y el equipo quedó abocado al descenso a Segunda División pero la maldición cumplió fielmente a su cita.

Ahora, casi 8 años después, el Barcelona vuelve a visitar los Campos de Sport de El Sardinero en su mes maldito. Podría haberse jugado el sábado 31 de enero, pero la fecha del encuentro es el domingo 1 de febrero. ¿Se cumplirá la maldición?

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:16 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario