Domingo, 18 de enero de 2009

La eficacia del Racing sirve para firmar su peque?a 'vendetta' ante el Getafe

El Racing logró una apretada victoria en su visita a Getafe con un solitario gol de Zigic en la primera mitad que después el conjunto verdiblanco se dedicó a defender ante la ineficacia de su rival que supo hacer daño al equipo cántabro. A pesar de que el equipo de López Muñiz no práctico un juego brillante, al final, lo que cuenta es el triunfo, que deja al Racing al final de la primera vuelta con 25 puntos, justo antes de afrontar la llegada de los grandes de la liga al inicio de la segunda.

El Getafe dominó de principio a fin la primera mitad, ante un Racing que se mostró siempre bien colocado sobre el césped del Coliseo Alfonso Pérez. Sin embargo, los locales no supieron materializar ese mayor protagonismo en ocasiones de gol y salvo algunos tímidos acercamientos precedidos de errores de la zaga racinguista, el conjunto entrenado por Víctor Muñoz no inquietó en ningún momento la meta de Toño.

El equipo cántabro no realizó un buen juego, regalando la posesión del balón siempre a su rival con pelotazos desde la zaga en busca de Zigic y a la espera de encontrar un contraataque mortal que hiciese daño al Getafe. Y así fue como llegó el gol que adelantaría al Racing, en una internada de Óscar Serrano por la banda izquierda que habilitó a Zigic con un pase al corazón del área, y el serbio, a placer, no falló.

Los verdiblancos pudieron machacar a su rival en una bonita jugada colectiva comenzada por Zigic, que abrió a la banda para Munitis y el centro de este con la pierna diestra no lo acertó a rematar a portería Toni Moral.

Con este resultado favorable a los cántabros se marcharon ambos equipos al vestuario tras el pitido del colegiado Pérez Lasa.

En la segunda mitad el partido continúo con el mismo guión hasta que el Víctor Muñoz puso toda la carne en el asador con la salida de Uche y Soldado al terreno de juego, dos delanteros, para buscar la remontada. Sin embargo, las escasas ocasiones que tuvo el conjunto azulón fueron desbaratadas por la defensa y por un seguro Toño.

A pesar de los riesgos que corrió el Getafe y de la agonía de los últimos minutos con el acoso del equipo madrileño al área racinguista, los getafenses no fueron capaces de batir al meta alicantino. Manu del Moral tuvo una ocasión clarísima en el minuto 92, pero su remate de cabeza en plancha se fue directo a las manos del portero.

Al final, victoria del Racing que a pesar de su parco juego, demostró una gran efectividad y oficio para defender la renta lograda en la primera mitad.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 21:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario